Viajes

Viajar con niños: cuestiones prácticas

Una de las preguntas que más me hacen es cómo nos organizamos para viajar con los tres niños y los dos perros. Y es que, cada vez que nos movemos, lo hacemos todos en pack. A veces, incluso se viene Harry (nuestro canario) con nosotros.

Para nosotros no hay demasiados trucos: una maleta grande, la ropa de los cinco, la comida de los perros y un coche en el que quepan todas estas cosas más las bicis y el balón de fútbol.

Esto de hacer maletas es un aprendizaje continuo y permanente, al menos en mi caso, ya que nunca termino de saber si me estoy pasando con la ropa o me estoy quedando corta.

La cosa es que con esta primavera tan rara que hemos tenido, ha sido difícil dejar de meter ropa de invierno con lo que eso ocupa -y tarda en secarse-.

Número de maletas

A mí me gusta llevar la ropa de los cinco en una sola maleta grande, me da la sensación de tenerlo todo más controlado cuando la estoy haciendo y suelo olvidarme de menos cosas. Sí, hemos tenido viajes en los que he olvidado los bodys de la peque, por ejemplo. Las distracciones no son buenas y mi cabeza no os penséis que da para más.

Sin embargo, mis hijos prefieren llevar cada uno su ropa en su propia maleta. Cada uno tiene una maleta pequeña en la que les cabe la ropa, algún cuento y algún juguete que quieren llevarse. Ellos se van colocando su ropa y ayudan mucho, pero claro, el espacio en el coche también se reduce. Por eso yo prefiero llevar solo una.

Cuando vamos con varias maletas aprovecho el espacio que nos queda para, a la vuelta, meter la ropa sucia y tener una bolsa menos para subir a casa.

El tema de la ropa no es mi fuerte, lo reconozco y los viajes hacen que me estrese entre la ropa que sale y la ropa que vuelve, la ropa acumulada y las lavadoras que quedaron sin poner…Suerte que compensa ver a la familia y disfrutar de los pequeños placeres de la vida

Las bicicletas: un imprescindible

No sé si les pasará a todos los niños o no, pero los míos montan en bicicleta continuamente. Igual es el hecho de que, al llevarlas en el coche, es muy fácil llegar a la explanada y montar, o salir al parque con ellas…

La cosa es siempre van en ellas, algo que nos gusta y creo que hemos fomentado, pero claro, en el coche ocupan espacio…

Hemos pensado en la posibilidad de adquirir unas bicis de segunda mano para tenerlas en casa de los abuelos… igual nos lo planteamos seriamente.

Consejos importantes antes de viajar

A nosotros nos parece importante viajar aprovechando momentos en los que no nos importa que los niños se duermen. De hecho, lo mejor es que se duerman porque así viajan sin enterarse de nada.

En alguna ocasión hemos viajado justo después de la siesta o el viaje ha sido un show: llantos, enfados, discusiones… Y ahora con la pequeña viajamos algo mejor, pero yo hubo un momento en el que me veía metida en casa sin salir porque no aguantaba verla llorar de esa forma durante el viaje. Es que por más que parábamos, teta, se dormía, la dejábamos en la silla, ¡y vuelta a empezar!

Así que importantísimo tener claro que viajar con niños es tener paciencia y entender que sus ritmos y los nuestros son diferentes. Teniendo tres cuando no es uno el que quiere agua, es otro que tiene pis… ¡así que mejor dormidos!

Suelo llevar siempre, siempre, siempre tortitas de maíz por si les entra hambre y una botella de agua, fijo. Y me ha salvado de algún momento de tensión.

¿Y vosotras cómo viajáis con niños?
Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No hay comentarios

Deja una respuesta

Close