Sobre mí

Ely_Profesional-105

En un mundo en el que la conciliación no es un asunto fácil, siendo mujer y madre, el conflicto está casi, casi asegurado. Sufrí en mis carnes un despido estando embarazada de mi primer hijo -Álvaro- de casi 6 meses. No me pilló de susto porque al anunciar embarazo ya me avisaron de que había “otra para el paro”, pero aún así, duele.

Denuncié y aposté por luchar por mis derechos como madre y mujer. Mientras a mi marido le bajaban el IRPF (lo que se resume en cobrar más) yo andaba con mi abogado en actos de conciliaciones y juicios, hasta que, ya habiendo nacido mi primogénito, una jueza me daba la razón: el despido se consideró nulo y recuperé mis derechos y puesto de trabajo. Lo más gracioso es que yo trabajaba en una escuela infantil… Y fui despedida por cuatro mujeres…

Volver allí no fue fácil y estuve poco tiempo, la verdad. Sentí que mi lucha allí había terminado y no quería estar en un lugar en el que no me querían ni valoraban.

Pero todo ocurre por algún motivo. Con el nacimiento de Álvaro descubrí el instinto mamífero que llevaba dentro y no quería separarme de él por nada del mundo.

Ely_ProfesionalByN-107

Ajustando el cinturón y aprendiendo a vivir con menos, conseguimos que pudiera estar con quien más quería: mi hijo, mi gran maestro. Aprendí a no tener prisa y a mirar todo desde su altura, seguir sus ritmos y disfrutar del proceso.

Con 23 meses de diferencia llegó Diego, otro pequeño mentor que me enseñó, nada más nacer, que se puede querer a otro hijo tanto como al primero. El amor de una madre (de un padre también) se estira con cada hijo y aumenta, aumenta mucho.

Ely_ProfesionalByN-101

En este camino de aprendizaje, maternidad y educación se encontraron para llegar a dar Mamá de día y de noche, un blog personal en el que os cuento, siempre desde un punto de vista positivo, que en casa se pueden hacer muchas cosas geniales con los niños, que hay actividades Montessori que pueden llevar a cabo con un simple delantal y que el tiempo en familia es para disfrutarlo. Y así camino en mi día a día, aprendiendo con los niños sobre todo aquello que nos gusta, motivados por el hecho simple de aprender. No hay nada que nos pare ni nada que sea imposible.

Ely_ProfesionalByN-112

Siempre acompañada por mi marido, inspirador para mí en muchos momentos y gran sostén desde que lo conocí, es un hombre maravilloso que me apoya y me comprende (a veces mejor que yo misma).

Ely_Profesional-110

Y en 2016 incorporamos a la pequeña Lucía a la familia, una niña que nos ha enseñado la fortaleza física y mental que tenemos los padres a pesar de dormir poco… Y es que cada día nos arranca una sonrisa y nos permite ver que cada día sale el sol.

Gracias por leerme y acompañarme en el proceso,

Ely

Por cierto, si quieres conocerme más, tienes un post sobre “50 cosas de mí” y un listado de “Principios” que tenemos en casa, puede ser interesante si quieres saber por dónde va este blog.

Guardar

Guardar

Close