Cuentos

Rabietas



Este mes de marzo me he animado con varios libros de la colección My Little Book Box porque considero que viene plagado de buenos cuentos que pueden ayudar a tu hijo si se encuentra en determinados momentos. Por ejemplo, son famosas las rabietas a eso de los dos o tres años. Los niños, a medida que crecen, se van sintiendo cada vez más ellos y menos tándem mamá-bebé, por lo que necesitan expresar su opinión. No siempre esas opiniones son expresadas como nos gustaría y, claro, llegan las rabietas, la frustración y un volcán de emociones que no saben cómo digerir. Y los padres, normalmente, tampoco.

Quizá por eso me interesó este cuento de Susana Gómez Redondo y Anna Aparicio Catalá, de la Editorial Takalika, cuyo título es, simplemente, “Rabietas”; y está dirigido a los niños de entre 3 y 6 años(aunque como siempre digo, dependerá del niño). 
Los niños en la primera infancia no suelen tolerar bien la frustración y su incapacidad de expresar esa frustración hace que lleguen las rabietas. Son normales en los niños y, como todo en esta vida (o casi todo), se cura con tiempo, paciencia y cariño. Lo bueno de este cuento es que está narrado en primera persona para que el niño pueda sentirse identificado con el protagonista y, además, está escrito con letra mayúscula que, si al principio no saben leer, podrá servir para más adelante cuando se inicie en estos menesteres. De todas formas, personalmente os invito a que rodeéis a vuestros hijos de palabras, con letras mayúsculas, minúsculas, con caligrafías diferentes… ¡Qué vea lo útil que es leer y escribir para saber lo que nos comunica la gente!
Siguiendo con el cuento te cuento que este álbum ilustrado nos habla de sentimientos y usa la metáfora y símiles para que el niño pueda comprender el mensaje del texto. Además se asocia cada emoción a un color, para facilitar esa comprensión. 
Dicen los expertos que las rabietas suelen suceder en temas recurrentes y que los padres, si estamos atentos, podemos anticiparnos y dialogar con nuestros hijos para hacerles entender lo que va a ocurrir después y evitar esa rabieta. Se desaconseja totalmente reaccionar de la misma manera que el niño si ya está en plena rabieta. Mucho menos imitarlo o reírse de él. Lo mejor es respirar (cuenta hasta 10 o hasta 100) e intenta mantener la calma. 

Si ocurre en un lugar público, céntrate en la actitud del niño y la tuya, olvidándote de la gente que está a tu alrededor y sus (inoportunos) comentarios. 

Si puedes buscar un lugar tranquilo, eso facilitará que puedas hablar con tu hijo tranquilamente y así calmarlo, intentando que comprenda que no quieres hacer determinada cosa para molestarlo. Decirle unas palabras de cariño puede ayudar a que vea que nosotros, sus padres, siempre estaremos ahí, pase lo que pase.
En el cuento se ve como cuando el niño está en plena rabieta, los padres no entienden lo que dice ni lo que desea, porque con rabietas es imposible entenderse. Necesitará el protagonista serenarse para poder comunicarse y expresar lo que necesita. 
El cuento, como siempre, viene en una caja que llegará a tu casa con unas actividades elegidas y con el material que necesitas para poder realizarlas. Además, trae una práctica guía de lectura para que sepas cómo afrontar la lectura y el después de la lectura, haciendo ciertas preguntas, por ejemplo.

¿Qué te parece este cuento? ¿Te animas a tenerlo en la biblioteca personal de tu hijo? Si quieres, puedes aprovechar el código de descuento “diaynoche” para que te apliquen un 5% de descuento. También puedes pinchar en el siguiente enlace y beneficiarte del descuento. Espero que te guste y disfrutes de su lectura junto a tu hijo. ¡Nos leemos!

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No hay comentarios

Deja una respuesta

Close