Hoy reflexionamos

Querida visita (a casa):

baby-20339_1920

Igual que hice con la entrada de “Querida visita (al hospital)”  hoy estoy con querida visita (a casa) y me ocurre exactamente lo mismo que en la entrada anterior: que me voy a basar en mis experiencias previas y en mis miedos antes de que nazca Lucía, porque esta entrada también está programada.

Creo que es importante que las visitas a casa cuando hay un recién nacido tengan una estructura para que tanto los visitantes como los receptores de visitas se sientan a gusto, ¿no creéis?

Y es que tener un nuevo bebé en casa no es sencillo. Primero, porque necesitamos adaptarnos al nuevo miembro de la familia, y el bebé necesita adaptarse a su nuevo hogar.

El nacimiento es un momento que causa estrés tanto para los padres como para el recién nacido y, por eso, es recomendable dejar pasar algún tiempo para conocer al recién nacido.

Sé que todos tenemos muchas ganas de ver al bebé y cogerlo en brazos, achucharlo, mecerlo… pero es importante conocer las necesidades de la familia para poder adaptarnos.

Así que, “Querida visita” :

  • Si quieres hacernos un favor, no vengas los primeros días. Estaremos cansados intentando adaptarnos a horarios y ritmos
  • La lactancia materna o artificial es a demanda durante los seis primeros meses del bebé. Esto implica que, tanto de día como de noche, habrá que darle al bebé y despertarnos en numerosas ocasiones. Entiende nuestro cansancio
  • Si quieres ayudarnos seguro que puedes hacer la compra, poner una lavadora, sacar al perro, traer la cena, llevarte los niños al parque… Es un buen regalo, te lo aseguro
  • El bebé no se va a acordar del regalo que le hiciste pero los niños mayores sí. Así que ten un detalle con ellos, aunque sea una pelota de tenis o llévatelos al parque. Te lo van agradecer mucho más
  • No esperes que te sirva la cena y una caña en tu visita. La que necesita ayuda ahora es la familia a la que visitas, así que ¿por qué no llevas una tortilla para cenar? ¿o un preparado para que coman al día siguiente? Seguro que se te ocurre algún regalo de calidad para ellos 😀
  • Como siempre, lo bueno y breve, dos veces bueno. Así que, además de concertar la cita, mejor que la visita dura poco
  • Llamar antes de ir es obligatorio. Concertar cita, sobre todo cuando hay más niños, es necesario. Ten en cuenta que si son niños escolarizados (como es nuestro caso) al día siguiente tendrán que ir al cole o a la guarde. Así que, aunque a ti te parezca que es pronto llegará a las 20:00 horas, es posible que sea la hora del baño, de la cena y de dormir. Por favor, piensa en todos los miembros de la familia

Hasta aquí el post de hoy. Espero que os haya gustado y sirva para que todo el mundo entienda que, a pesar de las ganas de conocer a un bebé, hay que tener en cuenta no solo nuestras necesidades sino las de la familia completa a la que vamos a visitar.

Un abrazo familia y feliz día

Guardar

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No hay comentarios

Deja una respuesta

Close