Juegos

¿Qué tiene Rayo McQueen para triunfar?

Lo reconozco: nuestra vida cambió desde que Rayo McQueen entró en casa. Aún recuerdo ese día. Estábamos en la casa del pueblo de mis padres cuando mi tía llegó con un paquete de coches de juguete. Eran los coches de “Cars” pero eso mi sonó a chino. No conocía nada de ellos. No había visto la película ni me sabía sus nombres. A mi hijo mayor, Álvaro (Diego aún no había nacido), le encantaron porque eran los primeros coches a los que se les daba cuerda, hacían ruido y luego corrían como si los persiguiera el mismo diablo.

Lo pasamos bien jugando con ellos y nos los trajimos a casa. Buscamos alguna foto de los coches y nos parecía que estaban bien caracterizados. Tenían caras de simpáticos, pero con esto de no ponerle la tele a Álvaro con películas por el tema de la sobre estimulación, no vimos la película hasta mucho tiempo después.
La gente nos hablaba bien de ella, de la historia en general y del trasfondo, así que, una tarde nos animamos a verla en familia. Y ahí llegó el final de nuestra vida aislada de Rayito, como lo llamamos cariñosamente en casa.
La película está muy bien. Rayo McQueen tiene la juventud, la potencia y la ilusión de ganar su primera Copa Pistón. Es la primera vez que va a correr y quiere ser “el novato” que gana la carrera. Sin embargo, la prepotencia y la chulería, le juegan alguna mala pasada y hace que termine en un pueblo perdido arreglando una carretera. Lo que empieza como un castigo termina siendo lo mejor que le puede pasar, porque aprende a conocer a coches más humildes, como Mate, que lo elegirá como su mejor amigo. Encuentra a Sally y a varios personajes más, entre los que están el tricampeón de la famosa Copa Pistón. Si no la habéis visto, podéis verla con los niños, aunque os advierto que, desde que conozcan a Rayo, todo girará en torno a él.
¡Y es que Rayo McQueen tiene de todo! Tazas, camisetas, coches, fundas de móviles, zapatillas de deporte, mochilas, parasoles, guantes, cuentos, estuches, huchas, puzles… Busques lo que busques, seguro que lo hay con la cara de Rayito.
¡En mi casa tenemos de todo! Coches teledirigidos, batería de música, camisetas, deportivas, coches pequeños, dibujos, puzles… ¡hasta la caja en la que venían los zapatos la conservamos! Y, para qué negarlo, a Álvaro le encanta y a nosotros no nos disgusta para nada. Si la primera película nos gustó, la segunda creo que nos gustó más. Así que os voy a dejar unos enlaces de afiliado de Amazon, por si os pasa como a nosotros y vuestra vida también tiene un Rayo McQueen allá por dónde miréis. Si tenéis que hacer un regalo, podéis decirme lo que necesitáis y os coloco el enlace sin problema. Así podré seguir dedicando un poquito de tiempo escribiendo en este blog. Como sabéis, con cada compra que realicéis a través de los enlaces de afiliado, Amazon me da una pequeña (pequeñita) comisión. ¡Gracias por vuestra colaboración!
¿También os pasa que a vuestros hijos les encanta Rayo McQueen? ¡Comparte tu experiencia y cuéntame cómo lo llevas! Un abrazo, me reclama el pequeño y aún me prefiere a mí antes que a Rayo, así que voy a aprovecharlo y a darle muchos abrazos 😛

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

7 Comentarios

  • Reply
    UnaMadre delSigloXXI
    25/02/2015 at 21:09

    Pues a mi hijo también le gusta Rayo McQueen y eso que sólo ha visto un trozo de la película. Aún así tiene el coche, calzoncillos y calcetines de MaPin, como dice él. Miedo me da cuando la vea entera… 😉

  • Reply
    La Vera Donna
    26/02/2015 at 10:30

    Jajaja a mi hijo aun no le ha dado por allí, es muy peque creo, aun está con peppa pig. Ya veremos cuando toque y que será, pero lo que es innegable es que este cochecito ha calado tanto en niños como niñas, que mi sobrina hace unos años ya enloquecía con cars!

  • Reply
    Mamá de día y de noche
    27/02/2015 at 10:35

    Es que Rayito los conquista sólo viendo trozos de la película! Yo creo que el hecho de estar tanto tiempo sonriendo hace que creen vínculos! Mi hijo desde que tiene las zapatillas de Rayo corre que se las pela! :)

  • Reply
    Mamá de día y de noche
    27/02/2015 at 10:36

    Mi hijo descubrió el otro día a Peppa Pig (es que no le pongo la tele y claro, el pobre se entera de estos dibujos cuando salimos de casa) y también le gustó que Peppa tenga un hermano. Lo de cars enloquece y a los padres también nos hace enloquecer, créeme 😉

  • Reply
    Mamá de día y de noche - El té de los viernes (VIII)
    13/11/2015 at 16:43

    […] Entramos por una zona estupenda y las perras pueden correr y bañarse mientras Álvaro corre como Rayo McQueen y nosotros hacemos fotos continuamente. Así que nos llevamos algo para picotear y, de paso, […]

  • Reply
    Mamá de día y de noche - Regalos de Navidad educativos para niños
    15/12/2015 at 18:38

    […] de luz y para aprendernos las formas geométricas. En casa nos gusta mucho construir la ciudad de Rayo McQueen sobre la mesa de luz y luego sacar los coches para que estén por las calles, casas y demás… […]

  • Reply
    1madrey3indios
    21/01/2016 at 21:33

    Como me suena, ahora mi mayor tiene 6 y se le ha pasado un poco la fiebre de Cars, pero no sé cuántas veces hemos podido ver las películas, sobre todo la 2

  • Deja una respuesta

    Close