Salud

Primera Parte del Taller de Primeros Auxilios en el Hogar para Padres e Hijos

El pasado viernes os contaba que había estado en un Taller de Primeros Auxilios en el Hogar para Padres e Hijos organizado por Madresfera, Cruz Roja y Hansaplast, bajo el lema “Juntos somos más“. Hoy os traigo la primera parte del taller, en la que nuestra experta nos contó que hacer en caso de accidente.

En el suelo teníamos a cuatro maniquíes que rodeamos al sentarnos en las sillas y escuchar a nuestra experta en Primeros Auxilios que, por cierto, no era médico sino arquitecta. Este hecho me dejó bien claro que todos deberíamos tener un curso de primeros auxilios y colaborar cuando veamos que algo no va bien, porque todos podemos ayudar (¿se nota que tengo la canción de fondo?)

Lo primero que nos dijo es que esto de los primeros auxilios tiene varios puntos clave. Cuando vemos que ha ocurrido algo, lo primero que debemos hacer es realizar la conducta PAS (Proteger – Alertar – Socorrer). 
 
Conducta PAS
Proteger implica protegernos a nosotros mismos para no agravar la situación, proteger el lugar para que no se agrave con terceros y proteger al herido. En este punto nos salió la vena madre a muchas ya que todas nos imaginamos en el ejemplo a nuestro hijo. Si se cae a un pozo, ¿qué haces? Pues aunque suene egoísta, para conseguir salvar a tu hijo, lo primero que debes hacer es protegerte a ti misma porque si tú vas detrás y quedas inconsciente, ¿quién os va a ayudar? De este modo, primero nos protegemos a nosotras, protegemos el lugar para que no caiga nadie más y se empeore la situación y protegemos al herido (si estuviera cerca de la carretera, por ejemplo, deberíamos moverlo o señalizar avisando al resto de conductores de que bajen la velocidad. 
Alertar es fácil. Requiere de un teléfono y avisar al 112. Si no tuviéramos cobertura porque estemos, por ejemplo, en el monte, deberíamos llevar algún silbato con el fin de tocar hasta que alguien acuda a nuestro aviso. Pero bueno, pensando en que tenemos teléfono y funciona, llamamos al 112. Como consejo, esa línea que quede libre para que el servicio de urgencias pueda localizarnos. 
Es muy importante en esa llamada dejar constancia de varias cosas. En primer lugar dónde estamos, qué ha ocurrido, el número de víctimas y su estado, así como nuestro nombre. El orden es importante por si se cortara la llamada. Aunque no tenéis que memorizar nada puesto que el 112 nos ira haciendo las preguntas que necesite. 
Importante decir dónde para que puedan poner en movimiento una ambulancia hacia allá. Importante decir qué ha ocurrido (no es lo mismo que se maree un anciano a que vuelque un autobús), el número de víctimas (para enviar una ambulancia normal o un equipo completo). El estado se podría decir si hemos hecho una evaluación superficial del accidente. ¿Están conscientes o inconscientes? ¿Sangran? ¿Respiran? ¿Tienen pulso? Puede ser que en una primera llamada no tengamos muchos de estos datos, pero bueno, habremos dado información como para que manden equipo/os y se puede volver a llamar según vayamos teniendo más datos. 
Nos vamos ahora al paso tres, vamos a Socorrer. Para ello tenemos que evaluar, ahora más de cerca a las víctimas. Vamos a evaluar primero su estado de consciencia: si nos habla es buena señal. Si no nos habla, igual no está consiente. Pero ojo, podemos preguntar y que la víctima sea sorda, por lo que deberíamos hacer vibrar el suelo para ver si percibe algo. Sigue sin haber reacción por lo que vamos a hacer algo que “molesta” para ver si sale de ese estado de inconsciencia. Justo al final de la mandíbula, debajo de la oreja, hay un punto en el que si apretamos duele. También podemos mover los nudillos por el esternón para ver si frente al dolor hay reacción.
 
Evaluar si está consciente es lo primero
Seguimos con el siguiente paso porque esta inconsciente. ¿Respira? Para comprobarlo podemos poner la palma de la mano, mejor si está mojada (dale un lametón) delante de la nariz y la boca. Aunque si quieres ser eficaz, coloca tu oreja delate de la nariz y la boca y observa el movimiento de la caja torácica. 
¿Y si no respira? Pues tendremos que mirar si hay pulso. El mejor sitio es a cualquiera de los lados de la tráquea con dos dedos. Puedes comprobarlo contigo mismo/a. Por cierto, nunca uses el dedo pulgar porque cogerías tu pulso y no el de la víctima.
Y ahora, ¿qué hacemos? Pues nos toca el masaje cardiaco. Al no tener el título de primeros auxilios ni ser personal sanitario no estamos obligados a hacer el boca a boca (boca a boca-nariz si son niños). Pero el masaje cardiaco puede salvar vidas y, si no, al haber mantenido el ritmo cardiaco, los órganos de la víctima podrían ser donados y salvar vidas. Así que merece la pena, ¿a qué sí?

 ¿Cómo se hace? Teniendo en cuenta que nuestro ritmo sanguíneo es de unos 60 latidos por segundo, vamos a intentar llegar a 100 en el masaje cardiaco para garantizar esos 60, ya que algunos pueden fallar y no somos expertos. Así que hay que hacerlo con ganas. En el video habéis escuchado el ritmo que hay que seguir, así que atentos con la musiquilla. También en la letra nos dan muchas pistas. 
Podemos hacer 30 pulsaciones 2 ventilaciones; durante 5 repeticiones sería un ciclo. Entonces miraríamos si hay pulso. Si no hay nos tocaría otro ciclo y volveríamos a mirar el pulso. Si no queremos hacer el boca a boca (podemos coger infecciones), haríamos un ciclo de un minutos (100 pulsaciones) y miraríamos el pulso. Si no hay, seguimos. Y así hasta que llegue un equipo médico. 
Destaco que ellos no pueden dejar de hacer el masaje cardiaco hasta que un médico o un juez certifica la muerte de la víctima.

Hay que colocar la cabeza en posición neutra para garantizar que entre el aire a los pulmones si hacemos la respiración boca a boca (boca a boca-nariz si son niños)

Os dejo un vídeo de la experta en primeros auxilios con el ritmo adecuado que deberíamos llevar.
¿Interesante verdad? Pues aprendí muchas más cosas, pero por hoy os dejo y seguiré escribiendo sobre este taller que me hizo aprende mucho mucho.
Previous Story
Next Story

You Might Also Like

1 Comentario

  • Reply
    Madre desesperada
    21/09/2015 at 17:27

    Muy interesante. E imprescindible: Deberían hacerse este tipo de cursos en los institutos, en los lugares de trabajo y para desempleados. Salvan vidas!!

  • Deja una respuesta

    Close