Primer verano siendo familia numerosa

Sabía que este verano tenía que ser especial porque, por fin, somos familia numerosa. Ha sido algo que desde el principio teníamos claro, pero nunca sabes cómo va a irte la vida y si vas a poder conseguir todo aquello que te propones.

Por eso tener tres hijos ha sido muy emocionante para nosotros.

Hemos escuchado muchas cosas a lo largo de estos años, desde el típico “cuándo vais a por el segundo” –mis hijos mayores se llevan 23 meses- hasta el famoso “os habéis quedado sin la niña” cuando nació mi segundo y el “ya te cortas la coleta” al nacer Lucía.

Hay para todos los gustos, eso es cierto, pero nosotros vivimos el día a día y hacemos lo que podemos con nuestros hijos, siempre intentando mirar por su bienestar.

DSC_0218

Este verano, el primero como familia numerosa, ha sido GENIAL. Podría decir que ha sido uno más, que los anteriores han sido muy buenos también, pero, realmente, tengo la sensación de haber disfrutado muchísimos de mi pequeña gran familia.

Hemos estado juntos prácticamente todos los días desde que mi marido cogió vacaciones –la semana justo anterior a que tuviera vacaciones estuvieron los mayores con los abuelos por primera vez solos- y nos ha dado tiempo a hacer, prácticamente, de todo, sin prisas y viviendo el presente.

Hemos salido de excursión, hemos ido al cine, hemos visitado un museo, hemos visto ponerse el sol, ver el ciclo de la luna, hemos jugado a las casitas, hemos ido al parque, jugado en la plaza por la noche, hemos hecho fotos –muchas-, he olvidado la cámara y he grabado momentos en el corazón, he crecido como madre, he visto cómo crecen las relaciones entre los hermanos, hemos ido a coger agua a la fuente, hemos cenado en un parque de bolas con los abuelos, hemos cenado varias barbacoas, hemos comido varias paellas, hemos visitado a amigos, hemos recibido a amigos en casa, nos hemos bañado en la piscina a última hora de la tarde -¡y por la noche también!- hemos estado en el 50 aniversario de los abuelos, hemos cantado y bailado en la cocina, hemos jugado al veo-veo en el coche, nos hemos reído, hemos llorado de risa –y de emoción también-, hemos cenado como cuasi-novios (Lucía iba pegada a mí), hemos ido de concierto, hemos estado en cumpleaños y hemos disfrutado muchísimo.

DSC_0162

No hemos llevado reloj, ni lo necesitábamos. Hemos comido a las cuatro de la tarde y nos hemos levantado de la siesta a las ocho. No hemos mantenido la rutina escolar ni hemos hecho nada relacionado con el cole, solo disfrutar, escribirles notas a nuestros amigos, leer y contar historias, escuchar cuentos de boca de los abuelos, investigar sobre piratas, romanos y animales del mar. Hemos hecho cine de verano y hemos merendado nocilla como si no hubiera otros alimentos.

Nos ha faltado, quizás, un día de playa, de mar y arena, de paella valenciana junto al mar con la brisa marina. Pero bueno, este ha sido nuestro verano. Genial, único, diferente, divertido, lleno de momentos y siendo conscientes, en todo momento, de la suerte que hemos tenido de ser una familia numerosa y disfrutar tanto estando juntos.

¿Y vuestras vacaciones, cómo han sido? Estoy deseando que me contéis lo que habéis hecho. Os leo en los comentarios

Ely

Ely

El post de hoy ha llegado hasta aquí, pero puedes dejar tu comentario para ayudarme a crecer y a aprender contigo. Recuerda que un blog se nutre de ellos :) Espero volver a verte por aquí y ¡feliz día! Nos vemos en las Redes Sociales

Deja un comentario en: “Primer verano siendo familia numerosa

  • 05/09/2017 en 09:22
    Permalink

    ¿Mantener las rutinas en vacaciones? Aquí es que casi ni tenemos rutinas el resto del año, así es que ni se me había pasado por la cabeza que en verano pudiéramos tener horarios medio razonables. Y aún así, con todo el descontrol posible, nos hemos relajado de verdad.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close