Viajes

Parque de El Hosquillo, un lugar imprescindible para conocer la fauna y la flora de Cuenca

DSC_0935

Durante este verano visitamos un parque precioso que se encuentra en la provincia de Cuenca y que es, sin duda, uno de los lugares más bonitos y cuidados que hemos visto. Se trata del parque cinegético experimental de El Hosquillo y está situado, como os digo, en la Serranía Alta de Cuenca, muy cerca de pueblos bonitos de la sierra como son Las Majadas, Tragacete o La Vega del Codorno -donde se encuentra, por cierto, el nacimiento del rio Cuervo-.

Su historia

El parque de El Hosquillo comenzó su aventura allá por 1964, aunque pasarían más de veinte años, concretamente en 1986, cuando la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha comenzara a gestionar este espacio.

DSC_0773

Cuenta con una superficie de unas novecientas diez hectáreas y se pueden observar una gran parte de la fauna y flora autóctona de la zona. Además, puedes ver pasar el río Escabas con truchas y otros pececillos.

¿Cómo se accede?

Para entrar hay que tener una reserva previa. Al ser un parque natural, sólo hay dos pases: uno por la mañana a las 11.00 horas y otro a las 16:00 horas.

Hay que tener presente que no está abierto todo el año, por eso lo mejor es visitar su web y mirar el calendario para programar la visita.

¿Cómo es una visita normal?

Llegamos con el coche a la puerta principal y ahí mismo, a la hora marcada, llegan varios monitores para darnos instrucciones. Entramos con el coche y llegamos a la explanada principal en la que se presentan los guías y se hacen dos grupos.

DSC_0882

La visita dura cerca de tres horas y un monitor está todo el tiempo explicando curiosidades, acercándonos al mundo de los animales, describiendo el entorno, llevándonos al centro de interpretación y, para finalizar, acudiendo con nosotros a la zona de los osos.

Nuestra experiencia con Antonia

Me gustó mucho conocer a Antonia, una cierva que nos acompañó en todo momento porque está domesticada. No, no te adelantes, Antonia no fue domesticada por los monitores del centro.

DSC_0844

Antonia, siendo una cervatilla, fue cogida por una familia que la llegó a tener hasta en un piso en Cuenca. El animal ha convivido con perros, gatos y, por supuesto, el hombre.

Es por eso que no puede ser devuelta a la vida libre, ya que posiblemente se acercaría al hombre y, si se tratara de un cazador, no dudaría en matarla.

Hay varios casos de este tipo y es que, en muchas ocasiones, vemos un animal que pensamos que ha sido abandonado por su madre y tendemos a cuidarlo. Pero claro, los animales crecen y no podemos darles lo que necesitan, así que cuando queremos devolverlos a su vida, ya es demasiado tarde.

Así que, si en algún momento veis a algún animal en el campo, por favor, pensad en él y dejadlo, a no ser que veáis que está herido. Pero, por regla general, su madre estará cerca, posiblemente haya ido a buscar comida o beber a algún rio cercano. Y, sobre todo, no los toquéis porque podríais provocar que su madre no lo reconozca y lo rechace.

Los lobos en El Hosquillo

Hay una pareja de lobos que ojalá y algún día decidan ampliar su manada. Cuando fuimos la primera vez conocimos a otra pareja de lobos que, a pesar de llevar muchos años allí, nunca se animaron a tener descendencia, aunque los monitores no perdían la fe. Finalmente, siendo mayores, murieron y han conseguido traer a esta pareja joven que esperan que culminen y amplíen la familia.

DSC_0913

Me gustó mucho que quitaran esa mala fama que tienen los lobos, sobre todo, tradicionalmente, a través de los cuentos infantiles.

Los lobos tienden a huir y es la falta de espacio y de caza lo que, en ocasiones, provoca que se acerque a ganaderías de ovejas, creando algún malentendido.

Los osos

Cuando Álvaro tenía nueve meses cuando fuimos con él a pasar el día por la serranía de Cuenca y a ver a un grupito de oseznos que habían nacido en este parque de El Hosquillo.

Saber que Félix Rodríguez de la Fuente dedicó a los osos de El Hosquillo el primer documental sobre la fauna de España de su aclamada serie El Hombre y la Tierra, fue muy chulo, no lo vamos a negar.

DSC_0934

Los oseznos que vimos hace años tienen ya el tamaño de sus madres, no penséis que siguen siendo pequeños. ¡Ya están hechos unos osos de verdad! Y, al verlos, da respeto, aunque haya medidas de seguridad siempre hay que ser muy precavidos y atender a todas las indicaciones que nos den. Y con los niños, siempre muy atentos. A fin de cuentas, son animales salvajes.

Conclusión

Me impresionó ver lo cuidado que está, lo preparados que están todos y cada uno de los guías y todas las curiosidades que te cuentan a lo largo de la visita.

Las dos veces que hemos ido han sido geniales, aunque en esta ocasión fue especial al ser familia numerosa, ya os dejé un post con lo especial que ha sido nuestro verano.

Si tenéis oportunidad de ir, ¡no lo dudéis! Podéis hacer un tour muy chulo y que los niños vean esta zona de España que no siempre está explotada pero que os juro que merece la pena.

DSC_0829

Cuenca capital es una ciudad pequeña con muchísimo encanto -y no solo por tener las Casas Colgadas y la Cuidad Encantada-. Y Cuenca provincia tiene desde zona de serranía como esta hasta la zona de La Mancha que también merece la pena.

Espero que os animéis a visitar este parque bonito y a aprender más sobre la fauna y la flora que nos rodean.

Por cierto, ¿sabíais que el 60% de las mariposas de toda la Península Ibérica se encuentran en la Serranía de Cuenca? ¡Ya tenéis otro dato más! ¿A qué os apetece mucho conocer más curiosidades?

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No hay comentarios

Deja una respuesta

Close