Hoy probamos

Mi experiencia con Nonabox, una caja con sorpresas

DSC_0138

A través de Madresfera he descubierto, en directo, lo que son las cajas Nonabox y hoy os quiero contar cómo ha sido mi experiencia. Decir que no soy muy dada a estas sorpresas envueltas y cuidadas, sería contaros una mentira; me encantan las sorpresas, los paquetes que llegan a casa y más cuando tienen cositas para los niños.

Me preguntaron la edad de Diego, 15 meses, que siendo el más pequeño ha sido el que menos cosas ha tenido para estrenar (desventajas de ser el pequeño) y la caja ha traído cositas para él y detalles para el resto de la familia. Os cuento en detalle:

nonabox

Una caja muy cuidada, con un lazo de tela que la cierra, un papel amarillo que envuelve el contenido interior con un corazón uniendo el cierre. Bonito, ¿verdad?

DSC_0129 Abrimos la caja y encontramos:

Nonabox tiene un precio de 24.95€ al mes, y los productos que incluyen superan con creces este precio. En concreto, la mía tenía cositas que sumaban un total de 119.86€, por lo que superaría en 94.91€ el precio de la caja.

DSC_0137

Mi caja ha traído cosas que nos han resultado útiles para los niños: la cremita para la cara para el frio es estupenda y huele fenomenal. La loción corporal con aceite de oliva virgen extra ecológico es una delicia y me encanta. Los potitos… bueno, mi peque no es de potitos porque siempre ha tomado teta a demanda y comida casera y sin triturar (véase, BLW) pero, antes o después, se los daré porque a mí tirar no me gusta (y si no, siempre estaré a tiempo de donarlos a alguna organización tipo Cáritas o el Banco de Alimentos que lo agradecen enormemente). El osito de peluche es un detalle muy majo pero como tenemos muchísimos peluches lo voy a dejar reservado para una buena amiga que está esperando a su primer bebé y seguro que en la cajita con cosas chulis que le estoy preparando le viene bien.

Las fotos serán un recuerdo para todos, porque incluiremos fotos de los dos peques y también nuestras; la sabana bajera estoy deseando lavarla y ponerla en la cuna porque tiene una pinta increíble; el calendario me ha gustado y os cuento que intento hacer uno cada año. En el primer año de Álvaro hice uno para toda la familia y puse los cumpleaños por colores para diferenciar a los miembros de la familia de mi chico, de mi familia. Así, para ellos era más fácil identificar si era su Pedro o mi Pedro 😉 Pero luego la familia va creciendo, son muchas fechas y muchos nombres y yo ya me hice un jaleo… Así que aprovecharé que solo es un calendario para poner los cumples de la familia más cercana, porque la cosa se complica y no quiero que nadie se sienta excluido 😉

DSC_0135

Y la pulsera… bueno, pues esa me la puse cuando llegó. Como la cinta era rosita y soy la única princesa de este castillo llamado mi casa, es mía y me la quedo 😀 No sé cuánto me durará la vena de llevar cosas porque por no llevar, no llevo ni reloj ni pendientes ni anillos ni pulseras… Pero un ratito, de vez en cuando, la llevaré… Ha llegado por Navidad, así que lo dejé en el árbol y me hizo mucha ilusión.

Espero que os haya gustado mi opinión sobre esta caja llena de sorpresas. Si vosotros habéis recibido alguna, me gustaría conocer vuestra experiencia y si lo estáis pensando, comentadme si sería para vosotros, para alguna amiga…

Aprovecho para darles las gracias a Madresfera y a Nonabox por su confianza en mí. Espero que hayan comenzado muy bien este 2016 y que sigamos haciendo muchas colaboraciones interesantes.

Espero que paséis un ¡muy buen día, familia!

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No hay comentarios

Deja una respuesta

Close