Hoy leemos

Los niños no quieren la guerra

DSC_0124

Hoy os traigo una reseña sobre un cuento que hemos estado leyendo durante los últimos quince días: a veces antes de dormir, a veces antes de comer, a veces muchas veces :) Álvaro se va aficionando en la lectura de forma proporcional a las ganas que tengo yo de leer una novela para mí, pero todo llegará a su tiempo. De todas formas, Diego viene apretando fuerte y ya cuando se levanta sale con cuentos de la mano para comenzar el día como debe ser =D

Así que he pensado que para celebrar esta Semana de la Paz (el sábado 30 celebraremos el Día de la Paz y la No Violencia) os voy a animar a la lectura de un cuento para esta temática. Ayer os hice un post con 30 cuentos sobre esta temática (más dos de regalo que no quería dejar de poner), así que vamos con nuestra reseña:

Los niños no quieren la guerra es un cuento infantil (apto para mayores), de Éric Battut, editado por la Editorial Juventud, en el que un pueblo tiene dos castillos muy bonitos, dos reyes que se llevan bien y viven con mucha tranquilidad. Sin embargo, un acontecimiento externo como es la caca de una bandada de palomas y las risas de uno de los reyes desencadenan el desastre: los reyes declaran la guerra con el pueblo enemigo que ahora ya no son tan buenos ni tienen un castillo tan bonito.DSC_0132

Y una vez que la guerra comienza los soldados se marchan por la mañana a la batalla y se ve como los atardeceres son más tristes porque hay muertos y heridos en ambos bandos. Pero los reyes no quieren dejar de luchar por la ofensa que se ha cometido contra ellos.

En uno de los momentos, un bando llega al castillo del otro excavando la tierra, estrategia que también se le ha ocurrido al otro bando; por lo que cuando alcanzan la torre se da cuenta de que los otros han llegado a su castillo… Lo peor es que los niños de los unos están con el otro bando y viceversa.DSC_0134

Y es que los niños han sido los grandes olvidados en el conflicto. Nadie ha pensado en ellos y, sin embargo, los niños de un bando y los niños del otro no tienen ningún problema en acercarse y comenzar a jugar como lo han hecho siempre.

Pronto los soldados se darán cuenta de que han sido objetos de los reyes y decidirán ponerles un tablero de ajedrez a los reyes y dejar que continúen sus guerras sobre el tablero, pero sin jugar con las vidas de las personas, adultas y niños.DSC_0135

Y la vida continuará entre sus gentes que, si antes estaban en dos pueblos, lo unirán en uno y mezclaran sus colores haciendo un pueblo más rico y versátil.DSC_0138

¿Qué os parece? A nosotros nos gustó mucho y Álvaro lleva pidiendo que lo leamos continuamente porque no termina de entender cómo es posible que por unas risas de algo gracioso se comience una guerra… Afortunadamente la cordura de los adultos y la inocencia de los niños serán las que cambien la ruta del cuento.

Os dejo un vídeo por si queréis escucharlo

Espero que os haya gustado. Os dejo el enlace afiliado de este cuento por si os interesa tenerlo en casa :) Recordad que tenéis un post con cuentos para trabajar la PAZ como para continuar a lo largo de un año, educar en la paz no es solo cosa de esta semana, es cuestión de hacerlo toda la vida siendo nosotros sus primeros modelos 😉

¡Feliz día, familia!

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No hay comentarios

Deja una respuesta

Close