Hoy leemos

Los cuentos tradicionales no son para niños

Peter_Paul_Rubens_115

A menudo leo cosas sobre los cuentos folclóricos o cuentos tradicionales y siento profunda tristeza. Sí, los cuentos de toda la vida son muy criticados, normalmente, por personas que, si bien quieren lo mejor para sus hijos, no saben lo principal: los cuentos folclóricos no son cuentos infantiles.

¿Sorprendente, verdad? Y es que, aunque a nosotros nos los contaron y, posiblemente, también a nuestros padres y abuelos, no eran cuentos pensados para niños. Con esto quiero que todo el mundo entienda que nadie pensó que Hansel y Gretel o Caperucita terminarían siendo contados y narrados para niños pequeños.

¿Entonces para quieres eran estos cuentos? Eran cuentos familiares, cuentos que se contaban al caer el sol cuando no se podía trabajar en el campo y las labores domésticas tampoco era posible hacerlas, pero aún era temprano para ir a dormir. Era un momento de reunión familiar (pensad que las familias vivían más en plan tribu, donde los abuelos eran reconocidos y valorados, vivían con los hijos, nietos y todos se podían reunir porque, posiblemente, vivieran muy cerca dentro del mismo pueblo) en el que el objetivo del cuento no era, ni mucho menos, didactizar; solo entretener y alimentar el deseo de ficción que todo ser humano tiene.

Y lógicamente estos cuentos iban pasando de boca en boca, de generación en generación, modificándose a los lugares en los que se contaban, a las épocas… Al no estar escritos era más fácil que sufrieran modificaciones debido a olvidos a la hora de contarlos o por incluir datos nuevos que nos podían parecer curiosos si los introducíamos (o teníamos miedos y queríamos advertirlos).

También se podían escuchar cuentos en las plazas de los pueblos, en las que llegaban cuenta-cuentos y compartían cuentos en prosa o verso y luego pasaban el sombrero. Ahora mucho han cambiado las plazas de los pueblos. Está todo tan delimitado que para contar un cuento en una plaza de un pueblo tienes que estar dado de alta en el IAE, autónomos, pedir permiso (por escrito) al ayuntamiento, tener un seguro de responsabilidad civil, haber informado de qué cuentos vas a contar, con qué metodología, qué objetivos tiene el cuento y un sinfín de cosas más. Que ojo, no lo critico, solo lo comento para que veáis que, a veces, estamos muy encorsetados para continuar con estas historias tradicionales que se han pasado de generación en generación y que nos han ido acompañando.

luis-xivSeguro que habéis escuchado alguna vez que al Rey Luis XIV de Francia era un gran aficionado a estos cuentos folclóricos… Vamos, que hasta en la corte se contaban cuentos, pero no para los niños, sino para el Rey porque a todos nos gusta que nos cuenten cuentos, poder dejar volar nuestra imaginación, ponerles diferentes caras a los protagonistas, sufrir con ellos esos giros inesperados de las historias y disfrutar aprendiendo por el camino. ¿Quieres que te cuente un cuento? Te dejo un botón aquí debajo para que compartas y podrás descargarte, de forma gratuita (bueno, a cambio de haber compartido :) ) un cuento que espero sea de tu agrado :)

¿Os habéis fijado alguna vez en que los protagonistas de los cuentos folclóricos suelen estar, más o menos, en la época adolescente? Esto también tiene su explicación, no penséis que es casualidad. En estos cuentos todo comienza con lo que conocemos como un viaje iniciático, el paso entre la niñez y la edad adulta y viene acompañado por una prueba o una serie de pruebas en las que el protagonista debe demostrar que ya está listo para tomar decisiones, ser responsable con ellas y “sobrevivir” con las consecuencias. De hecho, estos ritos de paso han estado relacionados en todas las sociedades. Si pensáis en el cristianismo, el rito de paso es la confirmación que suele ser en la adolescencia habiendo recibido primero el bautismo y luego la eucaristía. Si pensamos en la cultura de los indios americanos, los jóvenes debían separarse de la tribu, buscar su espíritu y conseguir su primera pieza de caza, por ejemplo.

Como veis estos cuentos tradicionales muestran deseos puramente humanos: tener salud, dinero y amor… ¡Ay, cuánto se habla del amor y de la visión que se tiene en los cuentos folclóricos del amor verdadero!The_Valkyrie's_Vigil

Pues es que estamos recordando una sociedad en la que el divorcio no existía y claro, lo deseable era encontrar a tu media naranja y compañero de viaje para siempre, para ser feliz. A día de hoy también nos encantaría encontrar el amor verdadero a la primera, pero claro, si no lo hacemos con el primero digamos que no hay tanta presión y podemos volver a intentarlo una y otra vez… Pero ya os digo que las que hemos tenido la suerte de acertar a la primera (sin pensar en cuentos de hadas, solo sintiendo con el corazón) os confieso que no se está tan mal :)

Y si queréis analizar un poco los cuentos folclóricos sobre el tema de si son machistas o feministas os puedo decir, desde mis conocimientos (gracias Irune por enseñarme a abrir los ojos), que en los cuentos en los que la protagonista es una chica, es bastante habitual que sea ella la que lleve la carga principal y el príncipe solo aparezca al final para casarse con ella. Sin embargo, ha sido ella la que ha dejado tirado su zapato para que sea el príncipe el que tenga que mover el culete y salir a buscarla (valiente, ¿eh? Si quieres algo, muévete, ¡chaval! –eso es lo que ella pensaba mientras corría y todos pensando en “pobrecita que no lleva zapato”-).M_002_06485.jpg_cmyk

Los cuentos folclóricos, realmente, al mostrar deseos humanos, mostraban lo que todas las mujeres han querido a lo largo de la historia: ser protagonistas de su vida, tomar decisiones y encontrar el amor, preferentemente, en alguien guapo, bueno y con dinero (esto de pagar hipoteca no entraba en los planes de nadie). Por eso creo que los cuentos folclóricos no son ni machistas ni feministas. Son humanos y muestran épocas. Si no estuvieran por escrito los habríamos ido adaptando a nuestro siglo sin ningún problema y es lo que creo que está pasando con las nuevas versiones (tanto literarias como de cine). Se van adaptando y consiguen enganchar al público porque, aun manteniendo los giros y ciertos momentos, se van adaptando a papeles en los que la mujer y el hombre tienen corresponsabilidad, no hay desigualdades y ellas también eligen.

Es por eso que me encantan los cuentos folclóricos que recogieron, por diferentes motivos, Perrault y los hermanos Grimm, y me encantan las películas como “Maléfica” o “Blancanieves, mirrow, mirrow” y la colección de cuentos “Érase dos veces” de Belén y Pablo.

Espero que os haya gustado el post. Si has aprendido algo, por favor, compártelo entre tus amigos en las redes sociales y ayúdame a llegar a más gente. Si te interesa el tema de los cuentos folclóricos tengo un taller que está esperándote o un curso de literatura infantil en el que, además de trabajar el tema de los cuentos folclóricos, vemos los cuentos de autor, cómo hacer cuentos con niños y para niños, diferentes estrategias para contar cuentos y más cositas.

Un abrazo y ¡feliz martes, familias!

Os dejo unos enlaces afiliado con diferentes cuentos folclóricos y de autor basados en folclóricos por si queréis alguno para estas Navidades. También el enlace al post que preparé sobre cuentos clásicos por menos de 2€ (son cuentos troquelados). Como todos ya sabréis, somos afiliados de Amazon y por cada compra que se haga a través de nuestros enlaces, Amazon nos premia con una pequeña comisión, así que gracias por colaborar con nuestro proyecto.

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

6 Comentarios

  • Reply
    Estelle Viard
    01/12/2015 at 13:57

    Me alegro leer esto! Le dije el otro día a mi marido que me niego en leerle estos cuentos a nuestra niña. No son para niños efectivamente! Yo tuve muchas pesadillas de pequeña que me abandonaban mis padres… Gracias Hansel y Gretel, y Pulgarcito!!!

    • Ely
      Reply
      Ely
      01/12/2015 at 17:43

      Hola! Me alegra que te guste el post. La verdad es que se nos han contado estos cuentos pero no eran para niños… Enseñanzas tienen muchas pero no para niños pequeños. Gracias por comentar! Un beso

  • Reply
    Mami esto esta chuli
    01/12/2015 at 16:45

    Yo la verdad es que no se los cuento pero he crecido con ellos y no me han supuesto ningun trauma. Ellos son pequeños aun y es verdad que les resulta chocante muchas cosas pero bueno son clasicos y como clasicos deben seguir, evitando contarselos y ya esta.

    • Ely
      Reply
      Ely
      01/12/2015 at 17:45

      Claro, es cuestión de dejar pasar tiempo y contárselos más adelante, modificando eliminando partes que no nos gusten (olvidos que tiene una ;)) o consiguiendo nuevas versiones que están saliendo a la luz como los cuentos de los que he hablado tipo “Érase dos veces”. Gracias por comentar! Un besin

  • Reply
    Mamá de día y de noche - Miércoles con música (III):
    02/12/2015 at 06:30

    […] tengo un ritmillo especial en el cuerpo porque, tal y como os contaba ayer, el sábado vi la película de “Blancanieves, mirror mirror” y nos gustó mucho tanto a […]

  • Reply
    Mamá de día y de noche - Miércoles con música (III): Mirror, mirror
    06/12/2015 at 16:34

    […] tengo un ritmillo especial en el cuerpo porque, tal y como os contaba ayer, el sábado vi la película de “Blancanieves, mirror mirror” y nos gustó mucho tanto a […]

  • Deja una respuesta

    Close