Lengua de signos para bebés, ¿una utopía?

Diego tiene dos años y medio y ahora está empezando a hablar. Sí, mis hijos no han sido “charlatanes” de los que enseguida comienzan a balbucear y a hablar… Siempre han comunicado, algo que, como madre y como maestra, he valorado pudiendo ver que no hay, hoy por hoy, nada que me indique que tienen un problema de comprensión o derivados.

Pero con la llegada de los quince meses comenzó con explosiones de emoción propias de la edad y, lo peor, era no poder descifrar el motivo por el que lloraba.

Es posible que muchas de vosotras me digáis que, aunque chapurreen también pasan por esos momentos. Sé que son normales, que pertenecen al desarrollo de los niños y a su maduración. Sé que es normal y me lo repito muchas veces, pero reconozco que, en algunos momentos, saber si lo que tienen es hambre o sueño, por ejemplo, ayudaría a calmarlos y a que no estallen en llanto y gritos.

Por eso me ha llamado la atención el nuevo curso que ha incorporado la Escuela Bitácoras sobre la Lengua de Signos.

Me ha parecido muy apropiado cursarlo teniendo a Lucía con cinco meses, para comenzar a signarle cositas.

Sé que el aparato fono articulatorio tarda en desarrollarse, pero eso no significa que no puedan comunicar de otras formas y creo que la lengua de signos nos puede ayudar a todos: a ellos como niños para expresar sus sentimientos, emociones y necesidades; a mí para entenderlos y, además, al ser la Lengua de Signos también para incluir en mi circulo a personas sordo-mudas.

¡Claro! ¿Por qué no? Siempre hablamos de la inclusión y, no quiero caer en la palabreja fácil, pero es cierto que, quizá con pocas palabritas, una persona con dificultades auditivas, pueda, al menos, integrarla y que no se sienta apartada.

¿Qué me ha gustado de este curso?

Lo primero que me ha gustado ha sido la profesora, Ruth Cañadas -pronto la tendremos en el blog, ya veréis-. Si no la conocéis, es la responsable de otanana.com. Ella es educadora infantil, interprete de Lengua de Signos y mamá, entre otras cosas.

Ella probó con sus hijos signar desde que eran bebés y conoce de primera mano los beneficios que tiene, tanto para padres como para niños.

Me ha gustado que es un curso 100% práctico, incluyendo canciones y cuentos, por lo tanto, sirve para padres, abuelos, tíos, educadores, maestros, terapeutas… Toda persona que tenga relación con la primera infancia (desde recién nacidos hasta los cuatro años, más o menos)

PM con Gato

¿Qué beneficios tiene signar con bebés?

– Fortalecimiento del vínculo afectivo bebé-adulto
– Mejora de la comunicación en ambos sentidos
– Ayuda en la formación de la persona, del yo, sentando las bases de la empatía
– Estimulación del aprendizaje de la lengua oral y el desarrollo intelectual
– Desarrollo de la psicomotricidad y la atención visual, muy importantes para la concentración y el control del espacio

¿Cuál es el temario del curso?

Tenéis doce temas que se van sucediendo a través de vídeos en los que Ruth nos habla sobre los siguientes apartados:

  1. Sobre mí. Mi historia con los Signos
  2. Introducción
  3. Por qué usar Signos con bebés: ventajas
  4. ¿Qué Signos utilizar con mi bebé? Un poco de historia
  5. Guía para empezar desde casa
  6. Recursos para facilitar el aprendizaje de los Signos
  7. Los Signos a través de los cuentos
  8. Los Signos a través de las canciones
  9. Dificultades
  10. El entorno y los Signos
  11. Uso de la web Otanana y primeros Signos
  12. Resumen del uso de Signos

¿Y tenéis algún descuento por ser lectores de Mamá de día y de noche?

Pues sí. Sois lectores fieles y estáis ahí siempre para apoyarme, leerme, compartir artículos que os gustan y, tras ponerme en contacto con la Escuela Bitácoras, os van a aplicar un descuentillo de 5€ si introducís el código de descuento

mamadediaydenoche

Así que, si os apetece aprender Lengua de Signos para bebés, es una buena oportunidad. Ruth es una gran profesional y una gran mujer emprendedora, muestras un respeto por la infancia admirable y una mejor persona.

Os dejo con el vídeo que han preparado para que la conozcáis un poquito.

¡¡Qué lo disfrutéis mucho!!

Y si alguna ha probado la Lengua de Signos con sus hijos y quiere compartir su experiencia, que nos escriba un comentario para saber cómo le ha ido :)

Guardar

Ely

Ely

El post de hoy ha llegado hasta aquí, pero puedes dejar tu comentario para ayudarme a crecer y a aprender contigo. Recuerda que un blog se nutre de ellos :) Espero volver a verte por aquí y ¡feliz día! Nos vemos en las Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close