Reflexión

Lecturas, sexo y educación

Lecturas, sexo
Siempre me ha gustado leer. Me cuenta mi madre que cuando era niña y aun no sabía leer, me encantaba que ella cogiera cuentos y me los leyera. Tanto pedía que me los leyera que sabía dónde debía pasar la página y dónde hacer respiraciones más pequeñas señalando que había una coma. ¡Vamos, que no leía pero podía hacer creer a otros que lo hacía muy bien! 
A veces leo opiniones en internet sobre cuentos de tradición folclórica escandalizándose por los modelos de la mujer en esos cuentos. Personas escandalizadas que abogan por derechos sin tener en cuenta cómo son realmente los cuentos folclóricos y lo que muestran realmente. Disney no sé si habrá hecho mucho daño o poco; sé que es una versión más de los cuentos, que los ha hecho archiconocidos en muchas ocasiones pero que no son ni lo originales ni la pretensión es que tengamos esos modelos de “amor” entre la pobre princesita y el príncipe a caballo que va a buscar al amor de su vida. 
En la vida real los príncipes ya no vienen a buscarte a caballo y las princesitas no somos ni mucho menos pobrecitas. Nos educan para ser mujeres competentes, valientes y decididas. Nos animan a no dejarnos machacar por cualquier persona, sea hombre, mujer o tu jefe. Nos animan nuestros padres, nuestros profesores, los libros que leemos… Bueno, no todos los libros nos animan a eso. Ahora os cuento más.
Mi marido lleva un tiempo hablándome de una serie de libros que les han visto a las chicas de segundo de la ESO (sí, tienen 13/14 años y comienza a estar presente en las aulas de primero de la ESO). La colección se llama After y tiene escenas de sexo explícito entre una chica virgen que comienza la universidad y un “malotillo” que hace una apuesta con sus amigos. Todo esto rodeado de sexo, sexo, sexo, dependencia… ¡y violencia! Sí, en el libro el chico trata mal a su enamorada. Hace una apuesta para ver si consigue desvirgarla, la obliga a mantener sexo oral cuando él quiere… Y esto es lo que leen nuestros adolescentes. Y lo leen chicas que en el momento de su vida en el que no están a gusto con su cuerpo, con su identidad y con su popularidad (todo muy normal en la adolescencia), leen lo que deben hacer o no a los chicos para “ser su chica”. ¿Y de verdad tiene la culpa Disney?
 
Entiendo que el sexo no deba ser un tema tabú y haya que hablar con nuestros hijos sobre ello. Entiendo que haya libros en los que la gente practique sexo. No nos engañemos, el sexo nos gusta a todos. Pero de ahí a que haya libros que lleguen a fomentar ese grado de violencia… ¡Por favor, que cada año son muchas las mujeres que mueren por culpa del maltrato! 
Sexo sí, pero sexo en condiciones de igualdad en las que las dos partes sepan hasta dónde se llega y cuáles son los limites. 
Me pasó hace poco con el fenómeno Grey. Yo me había leído los libros hacía ya tiempo y no me parecieron nada del otro mundo. De hecho, hablando con una amiga que estaba enamoradísima de Grey le dije, “si el que te atara fuera un albañil, no sería tan guay, sería un pervertido”. Entonces me demostró que el hecho de tener poder económico y ser guapo es lo que justifica a Grey para que haga lo que quiera con la pobre muchacha. Si no tienes dinero, olvídate porque eres de lo peorcito, ¿no?
Y en After por lo visto el chico, igual que en Grey, han tenido una infancia complicada. Y digo yo, ¿por qué no acuden a un psicólogo, a un sexólogo, a una pitonisa o a dónde sea y dejan a la gente normal tener unas experiencias sexuales que ellas decidan sin contratos o vejaciones? 
Lo siento pero no me convence nada de esto. Dejar que el sexo sea un tabú me parece bien. Darles a nuestras adolescentes un modelo en el que él decida cuando se practica sexo, cómo y que además diga cosas como que “me estorbas”, “eres una pesada”, “vistes como una monja” y demás lindezas; lo siento, eso no es amor por mucha infancia traumática que hayas tenido. 
Lamentablemente muchos y muchas adolescentes siguen leyendo estos libros delante de padres que, están muy orgullosos de que sus hijos (o hijas) estén con un libro en las manos, sin saber lo que están leyendo realmente. ¡Ojo! Que habrá chicos y chicas que sepan que eso es un libro y no tienen por qué comulgar con lo que dicen sus páginas. Pero habrá otros y otras que lo tomen como ejemplo a seguir y piensen que es normal que las relaciones sean así. Y no, ¡no es normal! Lo normal cuando te quieren es que te abracen, te beses y te respeten. 
Yo animo a los padres a saber qué es lo que leen sus hijos y si realmente queremos que sea ese el modelo de vida y de iniciar sexual tengan. La educación es compleja y todos educamos en una parte o en otra (aquí incluyo a los escritores, editores, redactores, editoriales y puntos de venta también). Así que mejor saber lo que leen para ver si la educación sexual, que a veces no se pregunta en casa, es la que queremos para ellos. Y si nos recomiendan desde el colegio o instituto que no lean ciertos libros no es para ocultar el sexo como muchos podrán pensar. Es porquelas relaciones tóxicas no se deben dar, independientemente del sexo que tengas o del que queras practicar. 
¿Conocías estos libros? ¿Los has leído? ¡Gracias por comentar y que pases un feliz miércoles!
Previous Story
Next Story

You Might Also Like

2 Comentarios

  • Reply
    Vanesa Pérez Padilla
    11/06/2015 at 05:28

    UN post muy muy valiente. Enhorabuena. Por hablar de temas que, aunque son naturales, siguen presentándose como tabú.
    Me escandaliza pensar que con esas edades el nivel de sexualización de una niña sea tan elevado.
    Y la responsablidad es connjunta: de padres por supuesto por no saber qué cae en manos de sus hijos (otra cosa es que lo lean a escondidas en el colegio, cosa que difñicilment controlaremos) y als editoriales. ¿PAra qué edades están recomendados? ¿Es literatura juvenil? Si es así seguro que puede realizarse alguna queja. NO se puede destinar ese tipo de lectura para niños, por muy preadolescentes o adolescentes que sean.
    La madurez sexual llega con la madurez psicológica, y como bien dices, están descubriendo su identidad, y flaco favor les hacen estos panfletillos…Un beso

  • Reply
    Ely - Mamá de día y de noche
    24/06/2015 at 14:51

    Hola Vanesa! Yo también me quedé un poco alucinada cuando vi que se trataba de "literatura juvenil". Debemos entender que la sexualidad no debe ser tema tabú pero tampoco se debe adelantar el proceso. No creo que sea bueno. Y me alegra que opine en el blog alguien que sabe de lo que habla porque eres madre, psicóloga y una gran profesional. Gracias!

  • Deja una respuesta

    Close