Hoy reflexionamos

La lactancia materna NO provoca caries

dientes

No es la primera vez que llega a mis oídos eso de que “la lactancia materna le ha provocado caries a mi hijo/a” y quiero, desde este pequeño blog, intentar clarificar un poco sobre este mito tan extendido y que es FALSO.

No, no es cierto eso de que la lactancia materna provoque caries. Es un mito que se ha extendido no sé a cuento de qué y que muchos dentistas usan para intentar dar una respuesta ante las caries de los niños pequeños.

A ver, dentistas del mundo, esto no es un ataque hacia vosotros o hacia vuestra profesión, pero sí hacia vuestra profesionalidad. No podéis afirmar algo que la COMUNIDAD CIENTÍFICA desmiente.

¡Ojo! Que no lo digo yo -aunque podría afirmarlo-, lo dice la Asociación Española de Pediatría. Podéis leer el artículo en el siguiente enlace pinchando aquí o podéis descargarlo en pdf aquí mismo.

Y es que las familias, cuando acuden -acudimos, mejor dicho- al dentista con sus hijos, no queremos que responsabilicéis a la lactancia materna de la caries de nuestros hijos. Principalmente, porque no es verdad y, luego, porque no es justo.

Si la lactancia materna provocara caries, la especie humana hubiera dejado de existir hace siglos porque se le hubieran caído los dientes y no hubiéramos podido comer.

No, la lactancia materna no provoca caries aunque “te use de chupete”.

Vamos a ver cómo explico esto:

El bebé (aunque tenga dos años) no usa a la madre -o a la teta- de chupete. El bebé tiene unas necesidades nutricionales (hambre o sed) y emocionales que satisface con la succión nutritiva o no nutriva del pecho de su madre.

Y esto, amigos, no provoca caries.

Lo que sí provoca caries es la deficiencia de hábitos higiénicos en la boca de nuestros pequeños. Desde el momento en el que les sale el primer diente a nuestros hijos, deberíamos comenzar con su higiene dental con cierta rutina. Sin estrés, vale, pero con frecuencia. Lucía, mi pediatra, lo explica fenomenal en este post.

También provocan caries ciertos alimentos azucarados como las galletas (sí, esas que ponemos con más frecuencia de la que deberíamos en los desayunos de nuestros hijos, esas mismas), los zumos envasados, los refrescos “para niños”…

En fin, que no debemos destetar a un niño por el hecho de tener caries. Si tiene caries significa que ya las tiene, habrá que poner empastes -o el procedimiento que decida el odontólogo, que es el verdadero profesional- y cuidar su higiene y alimentación, pero el destete, desde luego, no es la “solución”.

Si se decide el destete, por otro motivo -que siempre es respetable-, no continuemos expandiendo un mito que es falso. De hecho, Irene Iglesias, madre y dentista afirmó hace tiempo en “Maternidad Continuum” que

La lactancia materna ejerce un factor de protección contra la caries

Puedes leer todo su artículo en el siguiente enlace

Así que, para cuidar la boca de nuestros hijos, yo te recomiendo:

  • Limpieza diaria de la boca con un buen cepillado desde que salga el primer diente, al menos, dos veces al día
  • Visitar al dentista una vez al año, como mínimo, y siempre que veamos alguna mancha en los dientes o haya alguna caída
  • Cuidar de la alimentación azucarada que ingieren nuestros pequeños

Mis hijos, siguiendo estos sencillos -pero diarios- pasos, están manteniendo su boca cuidada, limpia y sana. Si cogen el cepillo de dientes como una costumbre -y nos ven cuidarnos la boca, acudir al dentista a revisiones y no tener miedo, casi tenemos el trabajo hecho.

¿Vosotros habíais escuchado este mito sobre la lactancia y las caries? ¿Cómo cuidáis la boca de vuestros peques?

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No hay comentarios

Deja una respuesta

Close