Reflexión

La imagen de los menores

¡Buenos días! Hoy os traigo una reflexión sobre la imagen de los menores en las redes sociales. Veréis, hace unos días vinieron una pareja amiga para conocer a nuestro peque y, de paso, darle un regalito que tenían preparado. Fue un rato muy agradable y, como es costumbre con ellos, no se nos acaba la conversación por mucho tiempo que llevemos sin vernos.

Ella es abogada (entre muchas otras cosas, porque tiene varias licenciaturas, un master, y ha terminado sus estudios en el Conservatorio Superior de Madrid). Hubo un momento en la conversación en la que fuimos derivando el tema hasta llegar a las redes sociales y la exposición masiva que se hace con los niños, aunque sean hijos nuestros.

Le salió la vena “abogada” y nos comentó que, los niños son menores pero también tienen derecho a la intimidad y al honor y que, en numerosas ocasiones, exponemos su vida privada sin su consentimiento, con el agravante de que somos sus padres y, por lo tanto, los responsables de salvaguardar sus derechos. Podéis ver el Artículo 18.1 de la Constitución Española (1978)

Nosotros, desde que nació Álvaro, nuestro primer hijo, tomamos la decisión de no exponer su imagen en las diferentes redes sociales en las que estamos, ya que nos parecía que era favorecer una tendencia que a nosotros no nos gustaba. Respetamos a aquellas familias que deciden fotografiar a sus hijos y publicar las fotos. Están en su derecho, pero nosotros decidimos no hacerlo desde antes de que naciera.

Sin embargo, el primer “chasco” llegó el día que nació nuestro hijo. Mi tío por parte de padre vino al hospital a la hora de la siesta (muy adecuada la hora para una mujer que no ha dormido en toda la noche y, además, ha tenido un trabajo de parto; rápido, eso sí, pero con desgaste físico). Hizo una visita muy breve, fueron diez minutos escasos los que estuvo allí con nosotros, pero fue el tiempo suficiente para preguntarme si podía hacerme una foto con mi hijo. Le dije que sí. No me hizo una. Hizo seis fotos en las que se veía, perfectamente, la cara de mi hijo. No habría salido por la puerta del hospital y las fotos (las seis) ya estaban en Facebook y Google+. Y debería darle las gracias, encima, porque me etiquetó y, de esa manera, pude enterarme de que las fotos de mi hijo ya no le pertenecían (hay que leerse los contratos que aceptamos), sino que eran del gran Facebook y Google. Para su uso tranquilo, se las cedemos.

Como comprenderéis me sentí fatal. Era mi tío y no me había respetado. Sólo me preguntó si podía hacerle una foto y la realidad fue que las publicó sin mi consentimiento. Yo miraba a mi marido y le pedía perdón. No podía hacerme responsable de algo que yo no había hecho pero sentía que eso debía de haberlo parado. ¡Madre mía! ¿Cómo puede la gente coger la imagen de un niño y publicarla sin pedir autorización? ¿Con qué derecho se creen?

Unos meses después vivimos la misma situación pero, afortunadamente, no fue con un miembro de mi familia, sino con un miembro de la familia de mi marido. Estábamos en una boda y, como Álvaro iba tan guapo, decidieron hacerle una foto con un móvil (sin preguntar. “Para qué, si el móvil es mío”, pensarán) y subirla ipso-facto a Facebook. Esta vez nos etiquetaron a mi marido y a mí. Y volvimos a rebotarnos. Como la vez anterior, seguimos sin decir nada. Por una parte pensamos “no es justo. Es nuestro hijo y no queremos exponerlo”, pero por otra piensas “¿y discuto con la familia?”.

Hace unos días vinieron unos amigos para conocer a Diego, nuestro hijo pequeño, y, una amiga se hizo varias fotos con mi hijo mayor porque se había puesto unos gomets con estrellitas en la cara y también le puso alguno a ella. Cuál ha sido mi sorpresa cuando abro Facebook y me encuentro las fotos maquetadas mostrando abiertamente unas fotos que le hizo sin nuestro consentimiento y que ha publicado de la misma forma. Y estasituación cabrea, la verdad. Porque son mis hijos y siento que debo proteger su imagen. El que quiera verlos, que venga a casa. Yo no publico ninguna foto de ellos porque no quiero que salgan, son menores y sus padres, que somos nosotros, hemos decidido que no aparezcan. Cada uno que publique las fotos de imagen, pero de terceros, ¡NO! Y menos, sin preguntar.

No sabía si darle al botón “denunciar” o qué, ni a dónde me llevaría. Hablé con mi marido y me decidí. Mi sorpresa fue que Facebook se lava las manos y te invita a que hables con tu conocido o amigo y que te quite esa foto por las buenas. Así que decidí enviar un mensajito a los tres y pedirles, amablemente, que retiren las fotos publicadas en las que aparece Álvaro para salvaguardar su imagen y derechos. Si no protejo yo la imagen de mis hijos, ¿quién lo hará?

¿Y vosotros qué pensáis? ¡Os leo en los comentarios!

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

7 Comentarios

  • Reply
    Regina Ros
    13/10/2014 at 10:46

    Hola,en mi caso tengo las RRSS muy limitadas a familiares y amigos de confianza, siempre las tengo en privado, como el FCB,IG, en GOOGLE + o TWITTER no tengo fotos.
    Una vez me pasó con mi hermana que publicó una foto de mi hija en su IG. Y por supuesto le puse el grito en el cielo,al momento ya no estaba. Sea quien sea que pone fotos de tus hij@s en las RRSS se lo tienes que decir.
    Un saludo!

  • Reply
    La madre que lo parió
    25/12/2014 at 21:41

    Completamente de acuerdo. Nosotros también lo decidimos así antes de que naciera nuestro hijo y se lo hemos repetido a todo el mundo hasta la saciedad. La verdad es que ha funcionado por ahora y no hay ninguna foto de él en las redes sociales. Respeto a los que toman una decisión diferente pero la mía es ésta, lo tengo muy claro y espero el mismo respeto, sin ningún tipo de cuestionamiento. Siempre muy educadamente, eso sí, pero si alguien cuelga una le pediré que la retire inmediatamente.

    Un saludo

  • Reply
    Mamá de día y de noche
    15/01/2015 at 16:16

    Hola! No había visto este comentario! Lo de las fotos es tremendo! Ahora la gente piensa que por tener un móvil puede fotografiar todo lo que quiera y publicarlo sin pedir permiso! En fin, espero que no nos vuelva a pasar! Un abrazo

  • Reply
    Mamá de día y de noche
    15/01/2015 at 16:19

    Las decisiones de los padres son las que tienen que respetarse. Cada uno con su hijo que haga lo que crea que es mejor para ellos, ¿o no? Yo lo pedí con educación pero creo que no hubiera estado de más si ellos me hubieran dicho sus intenciones antes de hacerlo. Un besote

  • Reply
    mamaseescribeconk
    22/09/2015 at 22:47

    A mi me pasó algo parecido, una prima de mi marido publicó la foto que le hizo a mi peque cuando vino al hospital, en nuestro caso era algo que no nos habíamos planteado,pero lo que sí que teníamos claro es que sí decidíamos compartir una foto de nuestro hijo deberíamos ser nosotros los que lo hiciésemos en las condiciones que nosotros eligiésemos, no una tercera persona.Qué tema más interesante

  • Reply
    Mamá de día y de noche - ¿Deben los niños convivir con mascotas?
    13/11/2015 at 16:55

    […] con las perras. No puedo poner muchas porque en casi todas sale de frente y ya sabéis que intento proteger su imagen y que no salga su cara… ¡Manías que tiene […]

  • Reply
    Mamá de día y de noche - Eva, necesito unas fotos profesionales
    23/11/2015 at 13:42

    […] de dos pequeños las 24 horas del día, que, además, no quieres que salgan en las fotos para respetar su imagen y que quieren estar saltando y jugando en el parque o leyendo o paseando… o las necesidades que […]

  • Deja una respuesta

    Close