Juegos

Hoy jugamos, hoy aprendemos… Matemáticas con insertables de madera

¡Hoy estamos de estreno doble! Primero porque estrenamos dominio propio. Tranquilos, no tenéis que hacer nada, simplemente tenemos dirección (si tenéis guardada la anterior, no pasa nada, os re-direcciona directamente) propia: www.mamadediaydenoche.com. Puede parecer que no es importante, pero cuando tienes dominio propio, das más confianza a tus lectores ya que estás invirtiendo un dinerito en un proyecto en el que crees. Seguro que me entendéis.

También estrenamos una nueva sección “Hoy jugamos, hoy aprendemos”. Me parecía importante, como maestra de profesión que soy, tener un apartado especial para aquellos juegos, materiales y herramientas que uso con mis hijos para acompañarlos en su aprendizaje. Os adelanto que, ante todo, con mis soy madre, no maestra. Pero es cierto que tengo repertorio, material y diferentes actividades preparadas para ir haciendo con ellos, teniendo siempre presente sus actividades e intereses. La motivación tiene que salir de ellos, del deseo de aprender. Así que en esta sección encontrareis material con el que jugamos y aprendemos. Además, os diré la parte educativa de cada juego, las destrezas que desarrolla, la edad recomendada, cómo usarlo… Una especie de guía didáctica pero con correo electrónico y comentarios para poder resolveros las dudas que surjan. Os animo a escribirme para que os hable de algún juego que penséis o algún material que tengáis en casa. Si no lo conozco, puede ser una oportunidad para probarlo y evaluarlo.
Hoy os voy a hablar de un material con el que aprendemos matemáticas con insertable de madera. Hace ya algún tiempo que una compañera de mi marido nos dio diferentes juguetes que tenía en su casa porque sus hijas ya son más mayores y no iba a necesitarlos. Entre ellos, se vinieron para casa unas mariquitas preciosas de madera perfectamente pulida. Cada mariquita tiene en color un número escrito (del 1 al 4) que coincide con el color de la pieza que engancha en su “caparazón”. Os dejo una foto para que las conozcáis. 
El juego es muy sencillo: el niño o la niña debe hacer coincidir cada “caparazón” con la mariquita a la que le corresponde.
¿Qué tiene de especial este juego?
Principalmente me gusta porque es un material auto-correctivo. Es decir, el niño no necesita al adulto para jugar con este material. No, no significa que podamos ofrecerle este juego y olvidarnos del niño durante un buen rato. Significa que ayuda al niño a ser autónomo y a aprender a equivocarse, rectificar, probar, acertar… Equivocarse es sano para los niños, les ayuda a superar la frustración que al principio (y de adultos) nos supone no estar en el acierto primero. 
Además, desarrolla la motricidad fina de las manos a la hora de tener que engranar cada pieza con su pareja. Desarrolla la coordinación viso-motora (óculo-manual) entre el ojo y la mano.
Intrínsecamente el juego ha colocado los engranajes de manera especial ya que, sin dejar nada en el azar, potencia y desarrolla la visión geométrica de las formas geométricas más conocidas como son el círculo (un punto en el centro), el rectángulo (dos puntos alineados), el triángulo (tres puntos) y el cuadrado (cuatro puntos).
Por si el niño no consiguiera el objetivo de engranar cada pieza, aparece la solución en el propio material ya que puede colocar la pieza del color del número que tiene la propia pieza, encontrando la pareja sin problemas.
Como cada mariquita es de un color, nos sirve para aprender y diferenciar los colores principales (rojo, amarillo, azul y verde) teniendo los tres primarios básicos y una mezcla secundaria (el verde) que se obtiene entre dos primarios (azul y amarillo).
Podemos contar los agujeros de cada pieza con los niños y también los palitos para engranar, por lo que nos sirve para aprender la “retahíla” numérica, que favorecerá el trabajo del conteo y la compleja comprensión de lo que es un número como  conjunto de unidades.
Como veis es un material muy completo. Al tener números bajos (del 1 al 4) es un material que se puede ofrecer, sin presión, más bien como juego libre a partir de los dos años. Álvaro lo ha tenido desde antes, quizá desde los 18 meses y simplemente se iba familiarizando con él, tocaba las piezas, miraba los colores… Poco a poco ha ido probando y ahora lo hace del tirón en cuestión de segundos.
He encontrado en Amazón varios enlaces de juegos similares y os voy a dejar los juegos colocados por si os apetece comprar alguno. Ya sabéis que, por cada compra que hagáis a través de estos enlaces Amazon me da una pequeña comisión, así que gracias por vuestro apoyo.

También he encontrado una forma casera de hacer el juego de las mariquitas pero en un listón todas juntas. Las mariquitas ya no las he conseguido encontrar, igual están descatalogadas. Si alguien las encuentra, por favor, estaría muy agradecida de saber dónde encontrarlas. La verdad es que si tienes que hacer un regalo, mejor algo que sea educativo, ¿no?
Esta forma casera de hacerlo es bastante sencilla y queda muy bien. Nadie diría que está hecho con cartón. Os dejo unas cuantas fotos, pero por respeto al trabajo del autor, os animo a que os paséis por su página web (está en ruso, eso sí) y que veáis el resto de las fotos y su trabajo. 

Espero que os haya gustado el análisis. ¡Nos vemos en el siguiente “hoy jugamos, hoy aprendemos”!
Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No hay comentarios

Deja una respuesta

Close