Viajes

¿Qué hacemos con los niños en verano?

Pensar en qué hacer con los niños en verano es algo que las familias solemos hacer con frecuencia cada año porque, seamos sinceros, sabiendo que las vacaciones familiares no coinciden con el tiempo que tienen los niños de verano, pues buscar alternativas es lógico.

Y, nosotros, en general, tenemos suerte porque el padre se dedica a la docencia y, aunque no tiene todo el verano para estar con nosotros, sí tiene más vacaciones en verano que el resto de los mortales.

Para contrarrestar estoy yo que soy autónoma y así si decido no trabajar, no cobro y listo… Aunque os diré que, a veces, también necesito desconectar de post, redes y eventos, no puedo engañaros.

Hacia dónde nos vamos

He estado mirando opciones chulas para los niños y también para pasar unos días en familia.

Hace un par de años estuvimos en Galicia unos días y los disfrutamos muchísimo, nos encantó el lugar, las playas, la gente y nos encontramos un paraíso en las Islas Cíes. Creo que hice post de cada sitio bonito en el que estuvimos, así que podéis leerlos en el blog… Yo veo las fotos y me entra morriña.

Así que no os miento si os digo que repetiría sin pensarlo porque Galicia me gustó mucho. También conocemos Asturias y Cantabria y son lugares maravillosos para nosotros. No sé si no tiraremos nuevamente para el norte que el calor aprieta menos y se disfruta mucho de unas playas con gente, pero no tan llenas como las del mediterráneo.

Ya sabéis que para gustos están los colores, pero a nosotros el norte nos mola mucho.

Planes de verano con niños

Buscando actividades con los niños de cara al verano he encontrado cosas interesantes para la zona gallega, asturiana y cántabra, así que os dejo lo que he visto por si algún plan os cuadra. Nosotros tendremos que pensar y repensar con los niños qué cosas les apetecen más, aunque estoy segura de que en cualquiera de los planes que les vamos a proponer, estarán encantados y disfrutarán.

En Galicia he visto que tienen los campamentos de surf para niños de Artsurfcamp y tienen buena pinta porque dan clases para adultos también. Creo que este tipo de campamentos deportivos, además de que los niños aprendan un deporte totalmente diferente al que pueden aprender en Madrid, hace que durante la convivencia se generen amistades muy positivas para los niños, ¿no creéis?

En Asturias me apetecería mucho que subiéramos todos en el Teleférico de Fuente Dé, en Picos de Europa, porque yo fui con mis padres y es una salida que guardo con mucho cariño. Además, creo que esa impresión de ir subiendo en ese teleférico tan larguísimo es indescriptible y me gustaría que lo hiciéramos los cinco.

En Cantabria tengo pendiente y tengo muchas ganas de llevar a los niños al Parque de la naturaleza de Cabárceno. También tengo que confesar que nos llevamos mis padres a mi hermano y a mí cuando éramos niños y disfrutamos muchísimo de esta excursión. La parte de los animales reconozco que me puede y me encanta y como veo que a los niños también les gusta, creo que disfrutaríamos muchísimo.

Otra opción que tengo planeada, aunque no sé si la haremos o no, es que se queden unos días con los abuelos, no sería en la zona norte del país, pero la compañía sería diferente y creo que a los abuelos les encanta tenerlos unos días para ellos, disfrutándolos sin ningún tipo de presiones de los padres.

Además, nosotros también estaríamos bien, sin duda. Los echaríamos de menos, lo sé porque el año pasado ya dejamos a los dos mayores y se nota su ausencia, pero bueno, también nos dio tiempo a tener la casa recogida y limpia por periodos superiores a 8 horas, por ejemplo, comer, cenar y mirarnos siendo dos (o tres si sigue la pequeña con nosotros) nuevamente.

Siempre está la posibilidad de algún campamento de verano, pero después de estar tantos meses en el cole, siempre que podamos, intentaremos que disfruten de tiempo sin madrugar y llevar buena vida. A fin de cuentas, yo tuve la enorme suerte de pasar en el pueblo con mis abuelos durante toda mi infancia y adolescencia. De hecho, tenía la maleta hecha el último día de clase y no volvía hasta que no había que empezar en septiembre. ¡Y tan bien! No creáis que echaba de menos el tiempo de playa, yo en el pueblo era feliz.

Vamos, recuerdo que mis padres nos llevaron a la playa un puente en agosto a San Juan, y yo me enfadé porque no tenía amigos en la playa, pero sí en el pueblo. A ver, que me lo pasé bien, pero de primeras no me molaba la idea de salir del pueblito bueno para ir a una playa en absoluto.

Es pronto aún para decidir qué haremos, pero me gusta ir mirando cosillas por tener algún plan en la recámara y ya de paso, os he escrito un post que espero que os dé alguna idea nueva para hacer con los niños.

No sé qué soléis hacer con los niños en verano, si tenéis posibilidad de encajar vacaciones con los niños, tiráis de abuelos, campamentos urbanos o ya campamentos deportivos como el que os he dejado. Conozco a parejas que se dejan una semana para estar el núcleo completo juntos y luego tres semanas cada uno con los niños para intentar que no pasen por campamentos, y el resto tiran de abuelos…

Es complicado, pero al final todas las familias encontramos una solución.

¿Vosotros cómo lo hacéis? ¿Tenéis organizadas ya las vacaciones de este año?

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No hay comentarios

Deja una respuesta

Close