Crianza

Mi experiencia con las literas de los niños

IMG_6529

Llevaba tiempo pensando en escribir este post, pero nunca encontraba el momento, así que hoy me he sentado a escribir sobre él porque creo que igual os puede ayudar si estáis pensando en ponerles literas a vuestros pequeños.

En mi casa no tuvimos literas, eso es verdad. Yo tuve en mi habitación una cama nido (de las que tienen debajo otra cama que sale) y mi hermano, en su dormitorio, tenía dos camas de las que se esconden en un armario dejando toda la habitación libre.

La parte de la cama nido a mí no me convencía teniendo tres peques en casa porque me parece muy rollo estar cada día sacando la cama y volviéndola a guardar cada mañana. Es una cuestión de gustos (y también de esfuerzo y trabajo cada día).

Y la parte de tener un mueble en el que esconder las camas me gustaba por el tema de tener espacio en su habitación, pero hay que anclar el mueble y tampoco es una habitación tan espaciosa. Eso necesita de mucho orden y yo no soy tan ordenada como mi madre, para qué negarlo.

Para que os hagáis una idea, os cuento cómo estábamos distribuidos: Álvaro ya dormía en su habitación, pero Diego aún dormía con nosotros, y yo con la tripa (de esto hace más de un año). Álvaro tenía una camita de las que crecen de Ikea porque leí el post de Puerto, autora de Mamá puede (podéis leerlo aquí) y pregunté a más compañeras bloggers y me dijeron que estaban muy bien.

La cosa es que para meter a Diego en la habitación con su hermano debía coger otra camita de las que crecen, pero, como no medí con el metro, sino a ojo, ¡no me cabían dos camas!

Así que parecía que la litera sería nuestra opción. Ya teníamos a los dos niños y estaba embrazada de Lucía cuando les cambié la cama a los niños, así que pensaba que la mejor opción era escoger una tritera (una litera con tres camas).

En nuestro caso, elegimos esta de Ikea. No cogimos la tercera cama porque, hasta que Lucía no se fuera a marchar a su habitación, prefería tener en los bajos cajas de organización.

ikea3

El problema fue cuando la montamos y vimos que los niños se subían a jugar arriba, saltaban, brincaban y, por supuesto, el susto monumental que nos dimos cuando se cayeron desde semejante altura.

La litera era alta, muy alta y me asusté mucho. Así que, con todo el dolor de mi corazón, la desmonté y la puse en el trastero. No quería sufrir más riesgos, eso es verdad. Y monté una litera de Ikea que es mucho más baja. La cama de abajo está en el suelo, así que me vino bien cuando Diego era más pequeñito y quería descansar, que podía dormir de forma más autónoma ya que no había problema para subir y bajar.

Ahora es Lucía la que sube y baja en la cama del suelo sin problema. Y los chicos, ¡duermen juntos!

Al final es una cama que mide dos metros y ellos duermen pegados. Unas veces lo hacen abrazados y otras cada uno tiene la cabeza en un sitio, pero siempre juntos.

A nosotros tener otra cama debajo nos viene bien porque siempre se puede quedar alguien en casa (un primo, un amigo, un familiar). Sabemos que en algún momento dormirán separados, que

Lucía saldrá de nuestra habitación y, quizá en ese momento, podamos montar la tritera y que los tres estén juntos sin que ninguno juegue ya a tirarse desde arriba (se creyó que era Spiderman y, por supuesto, la tela de araña nunca salió).

Ahora hay literas muy bonitas de este estilo. Las llaman “Camas Montessori” por esta filosofía de adaptarse al ritmo de los niños y creo que es necesario cambiar la mirada y ofrecer lo que demandan y no al revés.

Nosotros empezamos con una cama de 1,05m tirada en el suelo y nos iba bien la vida, pero al tener el segundo y luego a la pequeña, había que buscar otra opción. Aunque mirándolo ahora con perspectiva, si hubiéramos continuado con esa cama en el suelo, ahora estarían los dos durmiendo en ella tan felices. Pero bueno, la litera se va aprovechando y nosotros estamos contentos con las decisiones que vamos tomando.

¿Vosotros en casa tenéis literas? ¿Cómo duermen vuestros peques? ¡Os leo en los comentarios!

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

2 Comentarios

  • Reply
    Arusca
    05/12/2017 at 22:09

    Los míos mayores duermen en una litera, pero el Peque duerme en una habitación solo. Al principio nos venía bien porque tenía otro horario al de sus hermanos, pero ahora todos se despiertan a la misma hora para ir al cole. Y quiere dormir con sus hermanos. La idea de la tritera me parece perfecta y, en un futuro, no la descarto en casa, jejeje

    • Ely
      Reply
      Ely
      06/12/2017 at 14:17

      Claro, es que nosotras estamos en una situación similar porque tenemos tres. La tritera puede ser una solución para que duerman juntos los tres estupenda. Las hay muy bonitas, que he visto alguna con una estética muy cuidada. Si la pones, avísame para ver cómo te queda

    Deja una respuesta

    Close