Hoy reflexionamos

¿Eres del Opus? Los prejuicios por tener familia numerosa

DSC_1545

La primera vez que me lo preguntaron pensaba que estaban de broma, pero no, lo hicieron muy serios.

Y es que esto de ser joven -aunque cada vez menos joven 😉 – y tener familia numerosa parece que lleva implícito pertenecer a alguna organización religiosa que promueva tener hijos.

Me sorprende enormemente cuando, gente que ni siquiera conozco, me paran cuando me ven con tres niños seguidos y me preguntan si soy del Opus, o, directamente, lo afirman.

Pues no. No soy del Opus ni de ningún otro grupo religioso. De hecho, estoy casada y respeto profundamente a la Iglesia tanto a la Católica como a la Anglicana, a los grupos y a las personas que los forman y al resto de personas y religiosidades.

Simplemente somos un matrimonio formado por dos personas a las que nos gustan los niños y que teníamos en mente -y en el corazón- tener una familia numerosa.

Numerosa sí, pero ¿de cuántos?

Pues es otra pregunta que me suelen hacer por la calle -no termino de entender a la gente que, así en frío, me preguntan si me corto la coleta o se la corto a mi marido-.

Yo, que no suelo meterme en la vida de la gente y mucho menos en sus camas, les digo siempre que eso lo veremos con el tiempo.

No tenemos claro que vayamos a tener más hijos, pero tampoco lo contrario. Con tres hemos llegado a ese “sueño” que tuvimos en mente cuando nos lanzamos a la aventura de ser padres.

¿Habrá más?

Pues no lo sé, es posible que sí o que no. No lo sé.

Nos gustan los niños, nos gusta pasar tiempo con ellos, nos gusta disfrutar de su infancia, de su mundo del mundo, de sus tiempos de juego, de aprendizaje, de risas… No es fácil ser padres en los tiempos que corren, pero tampoco es un sacrificio insoportable.

Si decidimos ampliar la familia será porque consideremos, desde una pater/maternidad responsable que podemos hacernos cargo de lo que un nuevo hijo supone (noches sin dormir, catarros, comentarios maliciosos sobre si era o no planificado o ha venido de rebote…).

Sobre todo, quería explicar que mucha gente decide tener hijos sin, necesariamente, ser del Opus u otro grupo. Y si lo es, creo que pertenece a la intimidad de la familia. Nadie debería de juzgar los motivos que tienen las familias de tener uno, dos o quince hijos.

Respeto, amor y ¡muy feliz día!

Guardar

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

2 Comentarios

  • Reply
    Izaya (Una Mamá en la Cocina )
    26/04/2017 at 17:04

    Aquí de momento hemos tenido suerte y nadie ha dicho lo de si pertenecemos a algún grupo religioso
    Pero la verdad que la gente es muy cansina jeje

    • Ely
      Reply
      Ely
      29/04/2017 at 12:19

      Me dijeron a raíz de este post que “no es necesario ser para tener” y creo que lleva razón. Yo no soy de ningún grupo -lo que no me hace mejor o peor persona-, simplemente tenemos hijos porque nos gustan los niños y disfrutamos con ello. Nadie nos paga el pan o el arroz para darles de comer. Y es un poco rollo que se metan en tu vida -y en tu cama- para saber si vamos o no a tener más. O juzgarnos como si por ser de algún grupo religioso fuera algo malo -no creo que sea ni malo ni bueno, solo algo personal-. Gracias por tu comentario 😉

    Deja una respuesta

    Close