Colegio Crianza Reflexión Salud

Enuresis o micción involuntaria

enuresis

Cuando estudié magisterio vimos el tema del control de esfínteres y las edades, más o menos, a las que se suele conseguir este hito (tanto de día como de noche). Sin embargo, también vimos que, en ocasiones, las cosas no salen tal y como pensamos porque nuestro sistema nervioso y hormonal juegan un papel importante que en muchas ocasiones nos altera mucho tanto a niños como a padres. La enuresis o micción involuntaria es la responsable de que muchos niños (y padres) en edad escolar no se atrevan a ir de campamento o a dormir en casa de amiguitos.

Ahora que llega el buen tiempo no es raro escuchar a padres hablar sobre su intención de retirar el pañal de sus hijos, algo que personalmente no suelo apoyar porque creo que los padres ponemos el primer pañal y son los niños los     que deben decidir cuál será el último. Por mis conocimientos teóricos y la práctica vivida en esto de la maternidad, os puedo decir que cuando los niños están preparados y son conscientes de que no necesitan llevar pañal porque controlan (que no es retener únicamente), ellos serán los primeros en querer quitárselo y disfrutar de un calzoncillo o braguita de algodón, algo que transpire y sea más cómodo que un pañal.

Además, se sabe que el control de esfínteres tiene que ver con un proceso fisiológico denominado “proceso de mielinización” en el que la mielina, una sustancia blanquecina que podríamos decir que es una especie de grasa, va recubriendo nuestro sistema nervioso permitiendo que la información que recibimos y deseamos pasar al cerebro para que éste nos dé una respuesta vaya más rápido tanto para llevar la información como para devolverla.

Este proceso tarda tiempo en llevarse a cabo y es normal que haya niños que hasta los seis años no hayan concluido este proceso fisiológico. Por eso es normal que el control de esfínteres varíe entre unos niños y otros. Unos lo lograran a los 18 meses y otros a los 4 años; incluso habrá algunos que sigan teniendo “escapes” nocturnos o diurnos hasta bien entrada la adolescencia. A partir de los seis años, más o menos, podemos comentárselo al pediatra (antes también, que los pediatras son muy majos y no suelen ponernos más nerviosos de lo que ya estamos). Habrá alguno que decida probar algún tratamiento, ver si hay causas emocionales que estén afectando al niño/a (la separación de los padres, la pérdida de algún familiar, la llegada de un hermano) o ver si hay algún tipo de infección urinaria… También os cuento que muchos niños logran superarlo por ellos mismos antes o después.

Y ahora os cuento algo importante: la enuresis no es genética pero sí se ha visto que hay una predisposición familiar. Esto significa que si alguno de los progenitores la tuvo, no es raro que los hijos la padezcan. No pasa nada, se supera antes o después. Y si vosotros como padres lo sufristeis siendo niños, sabréis mejor que nadie que antes o después se consigue.

Me parece importante contaros cosas que no debéis decirles a los niños si tienen escapes:

  • El tema de premios o castigos no tiene sentido. No es algo que ellos controlen, así que el día que se les escape se llevaran una regañina (o no tendrán premio) no siendo responsables de lo que ocurre.
  • No debemos ridiculizar al niño ni decirle cosas como “eres pequeño porque aun te haces pis en la cama”.
  • No lo comentéis con la gente como el que come pipas. Pensadlo, es una cosa privada de vuestros hijos, y hay cosas que no se comentan con tu amiga del parque (mucho menos si el niño está delante).
  • Si sabéis de algún familiar que lo sufriera y queréis normalizar el tema con vuestro hijo, habladlo con él y poned a ese familiar como ejemplo de superar los obstáculos.
  • Si quiere dormir en casa de algún familiar o amigo, animadlo. Hablad con él, sin presiones pero con sinceridad sobre lo que tiene que hacer antes de dormir (no beber demasiada agua, ponerse el pañal o lo que sea). Que el niño entienda que es algo que le ocurre y que no debe sentirse mal, solo poner de su parte en la parte que sí puede controlar (si es que no se le olvida jugando J )

Y si necesitáis apoyo con este tema, hay un grupo en Facebook que es maravilloso. Gracias a haber conocido a Marta, su responsable, fue como comencé este post y me gustaría que ella misma nos respondiera a unas preguntas para que conozcáis mejor este grupo y su funcionamiento:

  • Marta, en primer lugar, muchas gracias por cederme un poquito de tu tiempo. Me gustaría que nos contaras cómo nació este grupo.

El grupo nace después de ver que el tema de la enuresis pasa en muchas casas y la gente apenas se atreve a contar o hablar del tema y un día en casa se me encendió la bombilla y decidí crearlo

  • ¿Qué objetivos tenéis además de compartir información, ofertas, post con avances médicos?

Objetivos los que tú has comentado pero sobre todo apoyo moral muchas mamas y papas cuando entran suelen decir ya no me siento rara veo que hay muchos niños como el mío

  • Quizá la peor parte de la enuresis es que es un tema tabú del que nadie quiere hablar y la soledad hace que sea duro de llevar

Así es. Es un tema que causa mucho miedo hablar por el qué dirán, por eso se creó el grupo: para tratar estos temas sin miedo y que la gente vea que son cosas totalmente normales y comunes en muchas casas

  • ¿Cómo se puede acceder al grupo?

Al grupo se puede acceder a través de Facebook y para eso hace falta estar registrada y luego estar añadida en el grupo

  • ¿Quieres contarnos algo más?

Nada, solo agradecerte que me dejaras un poquito de espacio en tu página. Muchas gracias

Gracias por todo, Marta. Con el grupo creo que haces una tarea importante que es dar apoyo e información a mucha gente que tenéis niños con enuresis y anima mucho ver como, antes o después, se supera.

Un abrazo

Espero que este post os haya ayudado a comprender un poquito más y mejor el tema del control de esfínteres, el tema de la enuresis y ayudaros a encontrar a familias que también la tienen en casa y que, gracias a Facebook, comparten sus experiencias y se apoyan día a día. Si creéis que este post le puede venir bien a algún amigo o familiar, no lo dudéis, compartidlo en las redes sociales.

Os recuerdo que en la Escuela de Padres tenemos un curso sobre la retirada del pañal de forma respetuosa, que tenéis disponible tanto en formato cápsula como en intensivo (pronto saldrán fechas para hacerlo de forma “presencial online”).

¡Feliz día, familia!

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

2 Comentarios

  • Reply
    Ignacio Iborra
    16/04/2016 at 22:38

    Totalmente de acuerdo con lo que cuentas. Sólo un “pero” a tus argumentos: en general, no son los padres los que “deciden” quitar el pañal a los niños anticipadamente, sino los colegios. El hecho de que los niños empiecen la educación infantil un año antes (en mi época se empezaba con 4 años) ha “obligado” a adelantar la retirada del pañal, muchas veces sin que los niños sean plenamente conscientes de lo que pasa. Y ante la posibilidad de negarnos, y decir que “ya se lo quitaremos”, los colegios argumentan que ellos no van a cambiar los pañales que nosotros no hayamos sabido o podido quitar, normalmente porque no tienen recursos para eso. Ante esto, hay dos alternativas: no escolarizar al niño hasta el segundo año de infantil (con el consiguiente riesgo a que no pueda entrar al colegio que quieres, porque ya está lleno), o ir tú mismo/a al centro a cambiar el pañal a tu hijo cada día, cosa que muchos padres no pueden permitirse. Ese es, a mi juicio, el principal problema, y el causante de estas retiradas prematuras. Los padres simplemente nos vemos abocados a ello. Nosotros hemos empezado hoy con este proceso, e iremos poco a poco intentando que el niño se acostumbre a ir al water y hacer sus cosas ahí. Pero si no lo conseguimos, o si vemos que no está preparado, ahí estaré el año que viene cambiando su pañal en el cole. Las cosas vienen cuando tienen que venir, y en este caso, como muy bien dices, será cuando el niño lo decida.

    • Ely
      Reply
      Ely
      22/04/2016 at 08:57

      Hola Ignacio: En primer lugar agradecerte tu comentario. Llevas razón en que la parte de adelantar la entrada al cole a los tres años (sin pañal) ha forzado a los padres y a los niños a madurar y retirar el pañal antes de lo que muchos están preparados. También es cierto que la escolarización en España no es obligatoria hasta los 6 años, así que es decisión (los que puedan decidir, que sé que muchos no tienen más opción) de los padres llevar a los niños a los 3, 4 o 5 años.

      Lo de que en los colegios un niño se haga pis (o caca) y llamen a los padres o tengan al niño mojado hasta que lleguen no me parece, ni educativo ni humano. Pero sé que pasa porque lo he visto con mis propios ojos y me penalizaron por decir que yo cambiaba a ese niño, pero que así iba a coger frío o una infección. En fin, gajes del oficio que para mucha gente no es vocacional ni de servicio a los niños y sus familias; más bien un medio por el que ganar dinero.

      Espero que vuestro peque lo haga cuando esté preparado y evitéis el estrés que les causa, en muchas ocasiones, la retirada del pañal antes de tiempo. Saludos

    Deja una respuesta

    Close