Hoy escuchamos Hoy leemos

El cascanueces, música y movimiento

Hoy leemos y escuchamos

¡Buenos días! Hoy os traigo un cuento un poco diferente, ahora veréis por qué. Se trata de “El Cascanueces”, editado por Bellaterra Música Ed. Que pertenece a la Colección: Sesiones prácticas de iniciación a la música y a la danza.

Tchaikovsky (1840-1893) fue el creador de los ballets El Cascanueces y El Lago de los Cisnes. Para componer la música de El Cascanueces, Tchaikovsky se inspiró en la adaptación que hizo Alejandro Dumas del cuento El Cascanueces y el Rey de los Ratones de E.T.A Hoffmann. Se trata de un cuento de hadas ambientado en la noche mágica de Navidad y protagonizado por Clara, su hermano y un cascanueces con forma de soldadito de madera. Todos juntos viven una gran aventura que los lleva a hacer un viaje al País de la Golosinas, donde personajes de países exóticos hacen cosas increíbles y comen auténticos manjares.

La obra está llena de matices y, gracias a la música, a los instrumentos usados y a los diferentes timbres musicales, te verás transportado al mundo mágico de la Navidad, en la que los juguetes, los niños, los caramelos y la imaginación son los verdaderos protagonistas.

¿Y qué tiene de especial este cuento?

Es un material didáctico precioso para ser escuchado en familia. Además, es una obra preciosa para ser escuchada en Navidad; a nosotros nos ha llegado tarde y por eso estamos en febrero cuando he querido hacer una reseña para vosotros; pero me parece una auténtica delicia poder hacer una sesión en casa, junto con familiares y amigos en las que la música sea la protagonista. Y, como no, también es un buen recurso para el aula de infantil y primaria, a partir de los 3 años y hasta los 8 años (aunque ya sabéis que las edades son variables y siempre dependen del niño).

La duración de esta actividad está marcada en una hora. Como siempre, adaptación a los niños. Si vemos que están cansado (porque una hora es bastante), pues cambiamos a otra actividad. Lo bueno es que con este cuento hay que hacer diferentes gestos y sonidos mientras estamos escuchando la música y, por eso, es más ameno y divertido. Por ejemplo, se necesitan dos palos chinos para cada participante, así que si vamos a hacer esta actividad, podemos pasar antes a comprarlos o llamar al chino y que nos lleve la comida a casa ese día 😀

Y una vez que comienza la música, se nos proponen distintos movimientos para acompañar las canciones con palmas, señalando a alguien que esté escuchando El Cascanueces, saltando… Luego narraremos a los niños que nos vamos a subir a un tren muy muy viejo y nos desplazaremos a una pequeña ciudad al norte de Europa, entonces podemos hacer un tren entre nosotros y seguimos el ritmo marcado por el triángulo, haciendo que somos el tren.

La verdad es que es una forma de trabajar el ritmo, el movimiento, la escucha activa y el gusto por las obras clásicas, muy alegre y divertida. Y siempre podemos tener el CD que acompaña al cuento para disfrutar de la obra. :)

Gracias como siempre a Boolino por haber confiado en mí para hacer esta valoración del cuento. ¡¡Me encanta la música de fondo en el estudio!! Es una forma de pasar tiempo con mis hijos escuchando a Tchaikovsky que, quizá, de otra forma me hubiera costado más, pero a través de un cuento, una historia a la que trasportarlos y dejar que disfruten a través de las notas musicales es muy fácil.

Espero que os haya gustado la reseña y os espero en los comentarios para que me contéis vuestra experiencia con los niños y el ballet.

¡Feliz jueves, familia!

Os dejo unos enlaces afiliado por si queréis conseguir este Cuento+CD para familias. Os lo dejo tanto en castellano como en catalán  y también más cuentos de la misma colección y de Tchaikovsky para niños.

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No hay comentarios

Deja una respuesta

Close