Colegio Crianza Reflexión Salud

Educación sexual, ¿cómo? ¿cuándo? ¿por qué?

educación sexual

Las mejores reflexiones me nacen a raíz de comentarios, charlas, mensajes que leo o recibo… porque son momentos en los que reflexiono, pienso en voz alta, miro pros y contras de unas posturas y de las contrarias y, luego, extraigo mis conclusiones y me tomo mi tiempo para redactarlas y compartirlas con vosotros.

Hoy quiero escribir sobre un tema que me preocupa como madre en nuestra sociedad: los embarazos en adolescentes.

Noticias escalofriantes

Hace unos días salía la noticia de una niña de 12 años embarazada que iban a investigar porque no tenían claro si podría tratarse de algún asunto relacionado con abusos, aunque finalmente se supo que habían sido relaciones consentidas con otro niño de su misma edad. La noticia me impactó: 12 años, una niña. Físicamente, eso es evidente, su cuerpo está preparado para concebir, pero es una niña. Le faltan recursos para gestionar una vida con un hijo, para sacarlo adelante. La sociedad no prepara para que a los 12 años seas padre o madre.

De hecho, aún le quedan 4 años de educación obligatoria para luego poder ponerse a trabajar, si es que ya no estudia nada más. Pero claro, y esos 4 años, ¿qué hace con su bebé? Necesitará de ayuda de sus padres, de centros solidarios, de instituciones…

Hace unos meses, en agosto, leía el caso de una niña de 10 años embarazada por un joven de 17 y no sé qué puedo decir sobre este caso concreto. 10 años, una niña pequeña. Y esto pasa en España, que, a veces, pensamos que es más propio de países latinoamericanos, y está ocurriendo también aquí.

Y días más tardé leí un tweet de Lucía Galán, más conocida como Lucía, mi pediatra, que os dejo a continuación:

Enseguida vino a mi mente una situación y la compartí en Twitter

¿Qué está pasando?

Somos la generación de padres que más información tenemos a nuestro alrededor para ofrecer a nuestros hijos.

Se habla con “naturalidad” de sexo en las casas, en el colegio hay charlas de educación sexual, de métodos anticonceptivos, centros de planificación familiar en los que hay talleres, preservativos, información sobre enfermedades de transmisión sexual… y, sin embargo, nuestros jóvenes se quedan “embarazados”. Y pongo este “palabro” porque quiero incluir a las chicas y, por supuesto, a los chicos. Que todavía hay hogares donde piensan que el problema es de la mujer que es la que tiene el bombo. Pero olvidamos que, además de ser un planteamiento totalmente machista, debemos educar a ambos sexos en consecuencias. Y las consecuencias de un embarazo son para los dos, ¿o no?

No creo, en absoluto, que la solución para este problema sea volver a hacer del sexo un tabú. A fin de cuentas, a todos –o casi todos- nos gusta el sexo y nos gusta practicarlo.

El problema que veo es que en ocasiones olvidamos que nuestros jóvenes (aunque en estas primeras edades más que jóvenes son niños) de 10-12 años son SOLO niños. Ni más y ni menos.

No dejaría a mi hijo de 5 años solo en un centro comercial y no lo dejo solo frente a una Tablet con acceso a internet. Y tampoco proporciono información que no me pide y no necesita.

Responsabilidad y consecuencias

Creo que conocer las consecuencias de nuestros actos y saber que hay cosas que son solamente DE MAYORES puede hacer que a edades tempranas no se practique sexo. Con 12 años, no nos engañemos ni vayamos de modernos, son muy pequeños para practicar sexo. No creo que tengan presente las consecuencias de sus actos y tendrán toda la vida para practicarlo en condiciones de seguridad e higiene para ellos.

La respuesta de la profesora me pareció muy buena porque a los chicos, en este caso tenían 15-16 años, no les dijo la edad con la que ella perdió la virginidad (es un dato privado y tiene derecho a no compartirlo), pero sí les hablo de RESPONSABILIDAD y de CONSECUENCIAS.

Estas consecuencias son naturales cuando no se es consciente de con qué estás jugando ni si te puedes quemar. Porque dar preservativos es fácil, saber abrir uno sin romperlo o ponerlo sin rasgarlo o, incluso, saber que puede tener un poro y que eso es suficiente para poner en contacto fluidos (y no hablo de un embarazo, hablo de una ETS), es lo complejo.

Educación sexual y acompañamiento

Saber que tu cuerpo es tuyo y que tú decides, independientemente de la edad, cuándo lo vas a practicar, con quién y por qué, es más difícil de trabajar. Requiere de tiempo, de esfuerzo, de transmitir a tus hijos confianza para preguntar y permitir que, a cada edad, hagan lo que tienen que hacer, sin adelantar acontecimientos.

Quizá deberíamos, como sociedad, replantearnos si no estamos hipersexualizando la infancia, con disfraces que poco tienen que ver con los niños, adelantando etapas y quemándolas antes de tiempo con series más propias de la adolescencia que de la niñez.

Que sé que no hay edades marcadas ni definidas para valorar cuándo está bien practicar sexo o cuándo no, pero que un niño no es un juguete, y una niña con 12 o 14 años, siendo madre significa que, con mi edad, tendrá a un adolescente en casa por hijo. Yo con 16 años aún pedía una hermana y ahora hay niñas que tienen niños de la edad de los míos…

¿Cómo veis vosotras el tema?

Sé que es complejo, pero me gustaría leer vuestras opiniones 😉

 

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

2 Comentarios

  • Reply
    Tamara
    28/11/2017 at 00:59

    Pues venga….empiezo yo jejeje, que además de tener hijas como enfermera me afecta.
    Ya no sólo es que una niña de 12-14 años no esté preparada mentalmente para ser madre, tampoco lo está físicamente. El tener la regla a los 12 o 14 años no implica tener tu cuerpo preparado, hay muchos riesgos para ella y el bebé, hay una elevada morbilidad y mortalidad.
    Eso referente al embarazo, llevamos unos años alarmando sobre el aumento de casos de sífilis y otras enfermedades de transmisión sexual, algo que como bien dices, no se entiende cuando el acceso a los persevativos es más fácil que hace años.
    Comparto la opinión de que estamos hipersexualizando la niñez y que algo estamos haciendo mal o transmitimos mal cuando ocurren estos casos. Información, educación y campañas hay ¿es mucha información y no la dosifican pasando de ella porque piensan que no es para ellos? Cuando dábamos educación para la salud nos decían que campañas que sólo sean de forma negativa reiteradamente al final provocan rechazo y los pacientes huyen de la información, persistiendo la conducta nociva. Puede ser que algo similar esté pasando y haya que cambiar el modo de transmitirles los riesgos que hay al realizar sexo sin protección y formas de divertirse que no sea poniendo en riesgo su salud, con 12 años.

    • Ely
      Reply
      Ely
      28/11/2017 at 09:01

      Desde luego que hay algo que se está rechazando y haciendo mal… gracias por tu comentario

    Deja una respuesta

    Close