Hoy reflexionamos

Diferencias entre el primer y el segundo embarazo

¡Buenos días!

Hoy la entrada del blog va sobre las diferencias entre el primer y el segundo embarazo. Siempre había escuchado que cada mujer y cada embarazo era un mundo, pero nunca terminé de creerme que en una misma mujer se pudieran dar dos embarazos de forma tan diferentes. Para no extenderme demasiado y hacer la entrada un poco “rollo”, voy a colocar todos los datos en una tabla comparativa. ¡Allá va!


Primer embarazo

Segundo embarazo

¿Cuándo te enteraste de que estabas embaraza?

El primer día que me faltó la regla, vamos que me enteré cuando estaba de 4 semanas exactas

Como estaba con lactancia no le di importancia al retraso de la regla porque no era regular. Me hice la prueba de embarazo cuando estaba de 6/7 semanas

¿Cuándo se lo comunicaste a tu marido?

A los dos minutos de enterarme

Al minuto y medio

¿Cuándo lo dijisteis a la familia?

Cuando estaba de 6 semanas

Cuando estaba de 13 semanas

¿Nauseas? ¿Vómitos?

Ninguno

Hasta la semana 17 vomitaba prácticamente todo lo que comía.

¿Ciática?

Durante el segundo trimestre, tras la pérdida de mi abuelo, estuve unos días con ciática

Con un niño de año y medio no he podido tener nada y he estado en movimiento continuo por lo que me ha mantenido en forma

¿Trabajabas? ¿Hasta cuándo?

Sí, en una escuela infantil en el aula de bebés. En la semana 24 la doctora de cabecera me dio la baja por la ciática. El convenio establece que a la semana 20 se debe conceder la Baja por Riesgo en el Embarazo al estar en contacto con agentes biológicos y por hacer numerosos movimientos repetitivos, así como la cantidad de virus que hay en las escuelas infantiles.

Trabajo en casa, cuidando y educando a mi hijo, además de las diferentes tareas domésticas. Como toda “ama de casa” y madre sabemos lo que es el pluriempleo y la multi-actividad. Voy a estar trabajando hasta el final aunque reconozco que he tenido mucha ayuda con mi marido durante sus vacaciones.

¿Ardores?

Sí, pocos. Nunca gasté la caja de ranitidina que me mandó la gine porque los llevaba bien.

Muchos, he llegado a tomar la ranitidina por la mañana y por la noche.

Sueño

En el primer trimestre dormía como una marmota. Luego cogí energía y estuve bien hasta el final, en el que ya me costaba más dormir.

Aunque he tenido mucho sueño no he podido dormir lo que yo quería o necesitaba. Tener otro hijo es lo que tiene. Los últimos días fueron duros especialmente por el calor que hizo que me impedía dormir, al menos, por la noche.

Peso

Cogí unos 15 kilos, y luego perdí 20.

He cogido también 15 kilos aunque creo que tuve mucha retención de líquidos.

Movimientos del bebé

Lo noté muy pronto, como en la semana 12/13. Los movimientos eran suaves, aunque recuerdo algún giro que me dejó sin respiración.

Creo que lo notaba más que en el primer embarazo. No sé si porque tiene más fuerza o por el hecho de que el útero estuviera ya distendido del otro embarazo.

Ecografías

Nos hicimos muchas. Llevaba el embarazo tanto por lo público como por el privado y tengo muchas ecografías hechas.

Sólo lo he llevado por el público y tengo poquitas ecografías. Esta vez sólo me importaba que todo estuviera bien.

Ecografía 4D

Sí, nos la hicimos. Bien es cierto que tuvimos que repetirla porque se tapó la cara, aunque tampoco nos la enseñó.

Esta vez no hemos hecho ecografía en 4D. Quizá tuvimos menos “ansiedad” por ver y comprobar cómo es. Sabíamos que es cuestión de tiempo verlo en directo y preferimos esperar.

Estado de ánimo

Estuve muy ansiosa por ver su cara y tenerlo en brazos durante todo el embarazo, por lo que no disfruté de esta etapa. Ahora sé que como el primer embarazo no tienes ninguno.

Estuve preocupada por no volver a entrar en mis vaqueros porque me veía muy deformada.

He estado tranquila, confiando en mi naturaleza mamífera y disfrutando de cada día. Es verdad que, al principio, como perdí peso debido a los vómitos no era muy consciente de estar engendrando vida en mi interior. A medida que he ido viendo los cambios en mi cuerpo he ido disfrutando más de las curvas de mi cuerpo.

En este embarazo estoy más tranquila y feliz con mi cuerpo. Sé que el embarazo es un estado puntual y que el cuerpo vuelve a su ser. Confío en ello.

¿Dónde quieres dar a luz?

En el privado. Me daba mucha seguridad el seguimiento de la gine. El hecho de ser primeriza y que siempre me atendiera la misma persona me dio confianza.

En el público. Ahora no tenemos seguro privado y el hospital que me ha tocado por zona es fantástico. Llevé todo el embarazo con la misma gine y muy contenta. Además, en el parto te atiende, si todo va bien, una matrona y te permiten tener mucha intimidad para dar a luz. Así como el uso de ducha de agua caliente, pelota de Pilates para la dilatación, etc.

¿Miedos?

¡A todo! Al parto, a no ser capaz de parir, al dolor del parto, a los primeros días, a los primeros meses, a no saber criar, a no saber hacer nada, etc. Por supuesto, todos los miedos no surgieron de mí misma, sino de toda la presión de familiares y amigos pusieron sobre mí. En lugar de empoderarme como mujer, me metieron presión y miedo.

Ahora sólo he tenido miedo a que mi hijo mayor me vea distante con él. No quiero que sufra esa “pérdida de trono” que todos le han recordado ya. Creo que todos ganaremos con nuestro nuevo miembro de la familia y, sobre todo, él ya que ganará un hermano y un compañero de juegos.

No sé si se me olvidará algún aspecto por comentar. Si crees que puede ser interesante añadir algo, pónmelo en los comentarios y lo añado con mi experiencia personal. Espero que os guste esta entrada.

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

8 Comentarios

  • Reply
    Nelly
    25/11/2014 at 21:31

    Que diferentes los dos embarazos verdad? Los miedos del primero y la cierta confianza del segundo. A mi me pasó todo muy similar a ti, con dos nenes que se llevan solo 19 meses de diferencia, al segundo embarazo le tenía menos miedo y estaba bastante más hecha polvo ��

  • Reply
    Mamá de día y de noche
    26/11/2014 at 16:55

    Hola! Primero gracias por pasarte y comentar. Llevas toda la razón, en el segundo embarazo tenemos menos miedos pero estamos más cansadas. Es que yo en el primero me echaba unas siestas de campeonato! Y podía tocarme la barriga todo el tiempo. En el segundo sólo recordaba que estaba embarazada si tenía ardor o por las noches cuando dormía a Álvaro! Un saludo

  • Reply
    Clarisa Pereira
    02/12/2014 at 20:59

    ¡Me pasa casi igual! Y el único miedo que tengo es cómo serán los cambios en el el primero. Gracias por compartirlo :)

  • Reply
    Krika Alcaide
    03/12/2014 at 20:21

    Yo los dos embarazos los he tenido casi iguales, muy buenos los dos por cierto. La diferencia es la obvia, en el primero tenía todo el tiempo para mi y en el segundo tenía un bebé al que cuidar (cuando nació el segundo el primero tenía 13 meses y medio). Los partos sí los he percibido más diferentes. Un besito!

  • Reply
    Gordaalafuga Alafuga
    08/12/2014 at 20:27

    Que exhaustiva! Muy curioso el post

  • Reply
    Mamá de día y de noche
    12/12/2014 at 11:46

    Hola! Perdona, no había visto los comentarios! Pues sí, hay diferencias entre un embarazo y otro, aunque conozco a mujeres que tienen unos embarazos muy parecidos. Seguro que todo va bien y el primero no te pone demasiados problemas. Besos

  • Reply
    Mamá de día y de noche
    12/12/2014 at 11:48

    Uf, eres una valiente! ¿Sólo trece meses de diferencia? Los míos se llevan 23 y a veces se me juntan las cosas! Con dos bebés tan pequeños todo tiene que ser demanda, pero bueno, todo pasa y, como dice el refrán, "sarna con gusto"… Perdona que no te haya contestado antes, es que no me salán los comentarios. Gracias y un besote!

  • Reply
    Mamá de día y de noche
    12/12/2014 at 11:49

    Muchas gracias! Bueno, la verdad es que me llevó tiempo escribir las diferencias porque quería poner muchos puntos pero me lo pasé bien. El blog es una terapia buenísima! Gracias por comentar y perdona que te conteste con tanto retraso, es que no me salían los comentarios! Un besote

  • Deja una respuesta

    Close