Hoy probamos

Descubriendo vínculos… ¡y creándolos!


Conocí a Eva Gascón en septiembre de 2014, tres días antes de nacer mi segundo hijo, Diego. Se puso en contacto conmigo para hacernos una sesión de fotografía del nacimiento, post-parto inmediato y el primer encuentro entre los hermanos. La idea me gustó, no puedo negarlo. Sin embargo, no me dio tiempo a quedar con ella para conocerla en persona y captar su luz y cuidado en las imágenes que recoge. ¡Qué pena no haberte conocido antes! Hubiera sido una experiencia inolvidable, sin duda. 
La he seguido en silencio en su andadura con Fotodetalle y ahora con su proyecto de descubrir vínculos, proyecto que me tiene enamorada. ¿Cómo es posible que alguien pueda capturar en una foto tanto? ¡Sin duda tiene ángel! 
Hace unos días desvirtualizamosy nos conocimos. Quedamos para tomar un café (a pesar de que hace ya unas semanas que he abandonado el consumo de café, leche y azúcar) y no pude dejar de impresionarme ante su capacidad de reacción con todo su alrededor. Amable con la camarera, con mis hijos un amor de mujer… ¡hasta con Tiza (nuestra perra) hizo migas y consiguió que jugara a recoger el palo (no suele hacerlo, créeme)! 
Eva consigue que una cosa sencilla quede bonita
Detrás de sus palabras había ilusión y creer en su proyecto. No me extraña, ella es genial y tiene un proyecto que hace llorar de emoción. ¿Habéis visto su página web? Si veis las fotos del nacimiento podéis oler esa primera vez en la que tenemos a nuestro hijo encima. Podéis sentir esa emoción primera de tomar al bebé entre nuestros brazos. Podéis saber lo que sienten unos padres cuando miran por primera vez a su hijo y saben que, a pesar de todo, merece la pena.
 
Álvaro intentando que Tiza le haga caso y le traiga el palo.

¿Cómo lo consigue? Creo que es producto de su paciencia, de su mirada limpia y su bondad. Tiene paciencia, sabe dónde ponerse para coger la mejor captura, sabe buscar y sabe lo que busca. Busca emoción, sentimiento… busca descubrirnos y descubrir vínculos. Y crea vínculos porque sabe hacer su trabajo y es buena persona, lo que hace que confiemos en ella y nos pongamos en sus manos para dejar que sea ella la que decida. No quiere poses ni fotos preciosisisisimas. Quiere momentos reales de personas reales. Busca una mirada, un gesto, una caricia… Todo desde la confianza y el cariño que sólo ella ha conseguido que tenga hacia ella en unos pocos minutos, que hubiera deseado que fueran horas. 
Un día cualquiera en el “jaleo” de la bimaternidad: mochilas, juguetes, agua, pañales, niños, perra… ¡Es genial!
Después del café fuimos a pasear y fue cuando Tiza salió con nosotros. Eva, mientras hablaba conmigo con una voz tranquila y suave, escuchando mis ideas, mis miedos, mi yo misma, fue montando, discretamente, su equipo. Empezó a fotografiar a Álvaro. No pensaba que pudiera salir ni una foto bien porque sólo sabe correr. No puede estar quieto y eso, en fotografía, es un reto. 
Por respeto a la imagen de mi hijo mayor, Álvaro, (os dejo el enlace de mi post dedicado a la imagen de los menores sobre mi particular versión), sólo os mostraré alguna fotografía en la que no se vea su cara. También por respeto al trabajo de Eva os tengo que mostrar alguna foto porque hace maravillas y no sería justo escribir todo esto sin poneros alguna imagen en la que podáis captar su trabajo. 
¡Es tan poética esta foto! La infancia y las barreras, por ejemplo…
 La fotografía del nacimiento no es un trabajo muy conocido aún en España. Será cuestión de tiempo y de que la conozcan porque yo tengo claro que en el tercero tiene que estar allí. Es un regalo para toda la vida porque hay momentos que se nos olvidan. Bueno, hay momentos que no podemos ver porque estamos siendo protagonistas de ellos y no sabemos qué mirada ponemos. Cuando la oxitocina invade nuestro cuerpo en el parto no podemos dejar de sonreír. La primera vez que los padres ven a su hijo es un momento único. Si no sabéis que regalar, podéis juntaros entre varios y hacer este regalazo. 
http://evagascon.com/
Vínculos que Eva es capaz de descubrir
Si la fotografía del nacimiento no os viene bien porque no tenéis hijos o ya los habéis tenido, podéis haceros una sesión de fotos familiar, disfrutando los unos de los otros. Momentos únicos, risas, juegos, magia… Algunas veces veo a abuelos y pienso que, prácticamente, pasan más tiempo con sus nietos que sus propios padres. ¿Por qué no regalarles una sesión de fotos? ¡No vais a posar! ¡Vais a sentir, a vivir, a disfrutar y a transmitir! Y Eva conseguirá que os sintáis tan bien, que será fácil, de verdad. 
Eva, gracias por ese café. Deseo que sigamos en contacto, que pueda haber hecho justicia con mis palabras de lo que me hiciste sentir tanto cuando le hacías fotos a Álvaro como cuando pude ver las fotos. Eres una artista y te va a ir muy bien porque tienes una luz y una energía muy bonita, de verdad. Eres una buena persona y tu trabajo habla de ti: luz, fuerza, empatía, ternura… ¡Gracias!
Previous Story
Next Story

You Might Also Like

1 Comentario

  • Reply
    Eva Gascon
    12/05/2015 at 19:47

    Muchísimas gracias por este post, ahora la que se ha quedado sin palabras soy yo :)
    Me encantó la naturalidad de nuestro encuentro y si las fotos quedaron bonitas es porque estabamos haciendo fotos de esos muchos momentos especiales que vives con tus hijos día a día pero de los que nunca queda "prueba gráfica".
    La naturalidad con la que les tratas y lo cercanos que estuvieron en seguida conmigo hizo que fuera una mañana genial.
    Gracias por haber comprendido desde el minuto uno lo bonito que este proyecto podía llegar a ser y por haber confiado en mi (aunque no llegásemos a tiempo del parto)
    Tu también tienes una energía que envuelve y contagia de ganas de moverse y no parar de descubrir nuevas cosas.
    Por muchos momentos más en familia.
    MUUUAKK

  • Deja una respuesta

    Close