Hoy invitamos

Los derechos de las madres autónomas

Arantxa corredera

¡Buenos días! Un lunes más viene a hablarnos Arantxa Corredera, una mamá emprendedora que nos ayuda a entender los pasos que debemos hacer si queremos abrir nuestro propio negocio. Hoy, sin embargo, nos hablará de los derechos de las madres autónomas; algo importante si deseamos tener familia o queremos aumentarla. Os dejo con ella y, como siempre, cualquier duda o consulta, podéis preguntar sin problemas y os contestará.

¡¡¡¡Hola a todos!!!!

En el anterior post os dije que os hablaría de los proveedores, pero he decidido dejarlo para otro momento y hablaros de algo muy importante, los derechos de las mamis emprendedoras.

La pregunta es la siguiente…. ¿Tenemos los mismos derechos que los trabajadores en régimen general? La respuesta está clara: no tenemos los mismos derechos, pero por suerte sí tenemos algunos.

¿Qué pasa si nos quedamos embarazadas siendo autónomas?

Bueno pues la Ley dice que nos corresponde desde el día 4 y hasta el 21 de la baja por enfermedad común un 60% de la base reguladora y a partir del día 21 un 75%. Esto está perfecto, pero no hay que olvidar que tenemos que seguir pagando nuestra Seguridad Social mensualmente. O sea que del sueldo que recibes hay que descontar los 250€ (aprox.) de cuota de autónomo. En mi caso, mi negocio se podría abrir porque tengo a mi compañera, pero si tuviéramos algún evento, tendría que contratar a una persona que hiciera los días que no puedo asistir, con el gasto del sueldo y, por supuesto, de la seguridad social que corresponde. En pocas palabras ponerse malo te cuesta caro.

¿Qué pasa si tenemos que darnos de baja por embarazo de riesgo?

En este caso cobraremos el 100% de la base de cotización tanto en el embarazo como en la lactancia. Esto suena genial, pero no hay que olvidar que si estamos de baja y no trabajamos tampoco ingresamos (y los gastos de tu negocio siguen).

¿Y después del parto?

La Ley dice que tenemos los mismos derechos que un trabajador por cuenta ajena. Siempre teniendo en cuenta que nuestro sueldo dependerá de nuestra base reguladora y de todos los inconvenientes que hemos hablado en los puntos anteriores.

Venga pues en principio todo esto nos suena medio bien.

Existe una bonificación del 100% de la cuota de la seguridad social al contratar a una persona por sustitución de maternidad. Seguimos con la misma historia, esta genial que no tengamos que hacernos cargo durante las 16 semanas de baja de una cuota más pero claro…hay que contar que hay que pagarle un sueldo.

Ahora ya nos toca incorporarnos a nuestro negocio y volver a la rutina.

¿Conciliación familiar?

El Gobierno saco hace poco unas medidas para poder conciliar la vida laboral y familiar. Esto consiste en reducirte la jornada laboral y contratar a una persona que cubra el tiempo que tú no estás en el trabajo. La Ley dice que nos abonan el 100% de la cuota de autónomos por contingencias comunes durante 12 meses si tenemos un hijo menor de siete años a nuestro cargo.

Para disfrutar de esta bonificación deberemos tener contratada a una persona que cubra al menos media jornada durante 12 meses y después de pasado este tiempo, cuando nos incorporemos seguir pagando la cuota de autónomos durante al menos 6 meses más.

Vamos, que puedes conciliar tu vida laboral siempre y cuando tu negocio te de los suficientes ingresos para cubrir la incorporación de más personal.

Ahora nos toca opinar.

De esto creo que todas sacaremos la misma conclusión… Si nos vamos de baja será un gasto más. Al final nuestro sueldo ira a parar a la persona que contratemos.

En otras ciudades de Europa están muchísimo más avanzados en este tema, las madres están mucho más protegidas y reciben muchísimas más ayudas. Hay que pensar que nosotras somos el futuro, en el momento que dejemos de tener instinto maternal estamos perdidos.

Algo que me ha llamado mucho la atención al enterarme de todo esto es que en el régimen general tengo entendido que la reducción de jornada para conciliar la vida familiar y laboral es hasta que tu hijo cumple los 12 años, será que los niños de madres emprendedoras crecen más rápido ya que nos ponen un tope de 7 años. Desde luego mi hija ya tiene 7 y de momento si no le hago la comida no come….tendré que apuntarla a clases de cocina porque según el Gobierno ella ya tiene edad para estar sin su madre.

Todas hemos oído historias de amigos que se han criado en los negocios de sus padres, y me parece que por desgracia este país no ha cambiado mucho. Yo recojo a mi hija del cole por la tarde y me la llevo al trabajo, gracias que mi negocio es una ludoteca y se divierte con los talleres, pero me gustaría poder sentarme con ella para hacer los deberes y no tener que decirle “cariño, ahora no puedo que mamá está trabajando”.

Somos muchas las que nos encontramos en esta situación. A ver si nos quejamos tanto y lo hacemos tan alto que al final nos oyen. Si tenéis alguna duda ya sabéis. ¡¡¡¡Hasta pronto!!!!

Espero que os haya gustado y os sirva para tener claros ciertos aspectos. Emprender puede ser una salida para esto de la conciliación pero no es la panacea como nos va desgranando Arantxa en cada post. Podéis dejarnos dudas, consultas o vuestras propias experiencias. Un abrazo y ¡feliz lunes!

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No hay comentarios

Deja una respuesta

Close