Reflexión

Conciliar empieza por ti

Conciliar
¡Buenos días! Empezamos el miércoles con ganas de reivindicar un huecopara las mujeres. Sobre todo para las que estamos en casa con los niños. Porque tanto si ha sido decisión personal como si fue una decisión de la empresa en la que trabajábamos, al final estamos con ellos, en casa, encargándonos de muchas cosas, sacando adelante a nuestra familia, invirtiendo nuestro tiempo, ganas e ilusiones en ellos, sin recibir, en muchas ocasiones, ni las gracias por todo lo que llevamos a la espalda (¿sentís vosotras también las contracturas?). 
Y llega el momento en el que nos pica el gusanillo de no ser solo madres porque, aunque nuestros hijos nos necesiten, nosotras necesitamos empoderarnos y que se nos valore el trabajo. Esta última parte es quizá la más compleja. ¿Quién valora aquello si lo hace gratis? ¡Todo el mundo cobra por su trabajo! Más o menos, menos o más, todos cobran. ¿Cuánto cobramos las madres a jornadacompleta? ¡Nada! Encima no te puedes quejar de que estás cansada porque enseguida hay quien te dice que “cómo vas a estar cansada si estás todo el día en casa” (para mi sorpresa, me lo dicen mujeres, los hombres me entienden más). Claro, los niños los tengo atados para que no se muevan, no se ensucien, no manchen y no molesten, ¿de verdad lo crees? Los niños son niños y tienen demandas normales en cuestiones de higiene, alimentación, cuidados, atenciones, mimos… ¡y estamos con ellos 24 horas! 
Y siguiendo con ese momento de emprender o de volver al mercado laboral todo lo que encontramos está lleno de trampas. En muchas ocasiones no miran tu curriculum si llevas fuera del “mercado laboral” X tiempo. En otras, el hecho de ser madre resta puntos porque te preguntan (aunque sea ilegal o esté mal visto) que qué harías con los niños si se ponen malos (¿está pregunta se la hacen también a los hombres?). En otras, nuestras miras están en ser mujeres trabajadoras pero conciliando con nuestra familia y no aceptamos jornadas astronómicas en una oficina. ¡Es que eso no es viable! 
Así que emprender es una buena solución. Un trabajo desde casa haciendo lo que nos gusta y disfrutando de nuestra familia. Pero no es fácil. Los niños demandan, las jornadas de tu pareja afectan y claro, conciliar no sólo depende de una persona. Toda la sociedad debemos hacernos consciente de que no por estar muchas horas en un despacho vamos a ser más eficaces. Así que el arte de la conciliación es precisamente eso, un arte. Cuadrar agendas, organizar momentos, apuntar gestiones urgentes, diferenciar lo importante de lo no importante y lo urgente de lo no urgente… Muchas cosas que hay que tener presente si lo que queremos es logar la conciliación. 
Mi recomendación para conciliar:
 
  1. Corresponsabilidad: Los niños son de papá y de mamá. Así que los hombres a encargarse de los niños (que lo hacéis fenomenal) y las mujeres a dejarse ayudar. Ya está bien de las “etiquetas” de que ellos no pueden y nosotras de que somos superwoman.
  2. Organización: revisa horarios que te permitan realizar las diferentes actividades previstas en momentos en los que los niños duerman la siesta o estén haciendo actividades con papá, los abuelos o extraescolares. Los momentos de familia deben contemplarse en la jornada del día como algo más de la rutina.
  3. Pide ayuda cuando lo necesites: Seguro que los abuelos, tíos o algún amigo pueden echarte un cable para atender a los niños mientras tú terminas esa parte del proyecto que necesita un empujón. ¡Inténtalo! Verás como no es tan difícil.
  4. Separa las tareas pendientes en urgentes/no urgentes e importantes/no importantes: Así podrás valorar, objetivamente, a lo que tienes que dedicar el tiempo ¡ya! Lo que no es urgente, puede esperar…
  5. Hay que ser eficaz no solo eficiente. Eficiente significa que hacemos muchas cosas, eficaz implica, además, que lo hacemos mirando hacia nuestra meta. ¡A por ello!
  6. Cree en ti y en tu trabajo. Al final, tendrá recompensa y conseguirás la conciliación.
Y ahora os dejo, mi ratito de conciliación ha terminado: mis niños se despiertan y llega el momento de jugar, cantar, bailar, preparar la comida, salir a pasear a la perra, poner lavadoras… ¡Por dinero no, pero por su infancia slowlife (tranquila) SÍ! ¿Veis como no todo en esta vida es el dinero? Os dejo un vídeo que me mando mi cuñada (gracias Cata) que habla sobre la maternidad como plus en la experiencia laboral.

 

 

¡A las 11.00 horas tenemos el taller de “Adiós pañal. Hola orinal”! ¿Te has apuntado ya? Te dejo el enlace para hacerlo
¡Un abrazo y feliz miércoles!

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

6 Comentarios

  • Reply
    La Vera Donna
    03/06/2015 at 12:17

    Que buenos consejos. La verdad es que conciliar a veces nosotras mismas nos lo ponemos cuesta arriba, hay que saber parar a tiempo, pedir ayuda y en muchos casos exigirla. Si has decidido emprender, pues ya lo sabes de primera mano, nos exigimos mas y siempre tendremos esa sensación de que aunque pasamos mas tiempo en casa (si trabajamos desde allí) el tiempo con nuestros peques sigue pareciendo insuficiente. Creo que las madres ns exigimos demasiado, y muchas veces no sabemos como pedir ayuda.

  • Reply
    AnnaFS
    03/06/2015 at 12:35

    Tienes toda la razón. Lo que no hagas por ti misma, no lo hará nadie mas. Primero hay que conciliar con uno mismo. Entender que si quieres puedes, evitar el autoboicot y continuar. Gracias por ayudarme a mantener mi objetivo claro.
    Saludos

  • Reply
    Mama De Verdad
    04/06/2015 at 06:21

    Ya si es que lo de la conciliación es una mentira. Todavía estoy intentando descubrir cual es el significado real de verdad. En mi caso que trabajo tambien en una empresa y teniendo más o mnos un horario aceptable y facilidades y me resulta complicadisimo. Vamos que a mi que no me hablen de conciliación que no conozco a nadie que lo consiga sin pedir mil ayudas a familiares y acabar a la carrera todo el dia.
    Un besin

  • Reply
    Ely - Mamá de día y de noche
    24/06/2015 at 14:54

    Hola! Hoy puedo contestar! Las madres nos autoexigimos mucho y también necesitamos parar y pedir ayuda… Será cuestión de poner un poco cada uno, ¿verdad? Un abrazo

  • Reply
    Ely - Mamá de día y de noche
    24/06/2015 at 14:54

    Me encanta tu comentario. Espero haberte ayudado y que sigas con tu propósito de triunfar! Un abrazo!

  • Reply
    Ely - Mamá de día y de noche
    24/06/2015 at 14:56

    Es verdad! Es que conciliar es complicadísimo! Yo también conozco a mucha gente que tiene que tirar de tíos, abuelos, personal externo… y van a la carrera como tu dices. A ver si pronto podemos dejar de hablar de ello… Será signo de que lo hemos superado! Un abrazo

  • Deja una respuesta

    Close