Browsing Category

Salud

Salud

¿Qué es el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante?

angel-1847971_1920

Me llega información al correo sobre diferentes temáticas relacionadas con la crianza y la maternidad y hay algunos que considero que son especialmente importantes.

Con una pequeña metidita en la bandolera, escuchando mi corazón y yo su respiración, escribo este artículo con un nudo en la garganta. Serán mis hormonas puerperiles, pero no puedo imaginar a una madre que encuentre a su bebé sano que ha fallecido… No sé cómo se puede gestionar un suceso así. Leer más »

Alimentación Embarazo Salud

Embarazo y nutrición

speaker-1305537_640

Hoy traigo una visita muy especial al blog. Viene a visitarnos Sandra, una mamá enamorada de la nutrición que ha decidido emprender con su web “Alimentación Saludable para Todos“. Si aún no conocéis su página, podéis pasar a visitarla y veréis la calidad de sus post compartiendo recetas, lista de la compra saludable y recomendaciones nutricionales para todos, tengamos la edad que tengamos.

Nos trae un post sobre embarazo y nutrición que creo que os va a venir fenomenal a las que estáis embarazadas y también nos habla sobre el vegetarianismos durante el embarazo, que siempre me andan preguntando sobre si he tenido que tomar más pastillas o seguir alguna recomendación médica 😀 Os dejo con ella. Leer más »

Libros Salud

Bebés en movimiento, un libro imprescindible para entender y respetar el movimiento del bebé

Portada Libro BEM

Ya hemos tenido en el blog a Lorena en otras ocasiones para hablarnos de hipopresivos y de FisioByM, ¿os acordáis de ella? Pues ahora tiene novedades para contarnos porque, junto a Maria del Mar, han escrito Bebés en movimiento, un libro indispensable para entender los movimientos del bebé, su desarrollo, y así acompañarlo de forma respetuosa. Vamos a entrevistarlas y luego os cuento cómo podemos ayudarlas y tener su libro en casa. Leer más »

Salud

Las vacunas salvan vidas… aunque duela ver cómo pinchan a nuestro bebé

vacunas

Las vacunas vuelven a estar en los medios de comunicación porque se ha celebrado la Semana Mundial de la Inmunización 2016 bajo el lema cerrar las brechas en inmunización. Todos sabemos que cualquier padre o madre quiere lo mejor para sus hijos. Es raro el padre que en alguna ocasión no se ha metido en internet para que el Dr. Google le informe sobre si la fiebre que tiene su bebé es debido a los dientes o debería de irse a urgencias con él ahora mismo. La falta de información suele ser un problema, pero el exceso de información también lo es. Por eso hoy quiero reflexionar con vosotros sobre el tema de las vacunas y sobre cómo el movimiento anti-vacunas ha ido ganado adeptos dejando de lado la realidad: las vacunas salvan vidas. Leer más »

Salud

SaludOnNet presenta HEALTHVOLUTION: medicina privada a tu alcance

SaludOnNet

En muchas ocasiones he deseado tener un seguro médico privado, lo reconozco. No es porque crea que la sanidad pública sea mala ni mucho menos. Al contrario, creo que es una de las joyas que tenemos en España y deberíamos de cuidarla mucho. Sin embargo, en muchas ocasiones, los plazos para hacerte pruebas son tan largos, que cuando quieren diagnosticarte cualquier cosa, ha pasado una eternidad (y sí, me estoy refiriendo, sobre todo, a las revisiones ginecológicas anuales). Por eso el concepto HEALTHVOLUTION que presenta SaludOnNet me ha gustado tanto: es la mejor manera de estar seguro sin tener que pagar un seguro de salud. Solo pagas por los servicios que necesitas. ¿Interesante, verdad? Leer más »

Colegio Crianza Reflexión Salud

Enuresis o micción involuntaria

enuresis

Cuando estudié magisterio vimos el tema del control de esfínteres y las edades, más o menos, a las que se suele conseguir este hito (tanto de día como de noche). Sin embargo, también vimos que, en ocasiones, las cosas no salen tal y como pensamos porque nuestro sistema nervioso y hormonal juegan un papel importante que en muchas ocasiones nos altera mucho tanto a niños como a padres. La enuresis o micción involuntaria es la responsable de que muchos niños (y padres) en edad escolar no se atrevan a ir de campamento o a dormir en casa de amiguitos. Leer más »

Colegio Salud

Stop Piojos distingue el pelo largo y el pelo corto

Stop Piojos

Volvemos de nuevo a la rutina tras el descanso de la Semana Santa. ¿Qué tal lo habéis pasado? Nosotros hemos podido descansar, disfrutar con la familia y con los niños, recargando las pilas para volver al tercer trimestre llenos de energía y entusiasmo. Y hoy os voy a contar todo lo que aprendí en un evento gracias a Madresfera y a Arkopharma en la lucha contra los piojos, la diferencia entre el pelo corto y el pelo largo y los mitos que aún tenemos sobre estos incomodos animalillos. Leer más »

Alimentación Salud

Cambiar hábitos de vida en deporte y alimentación es posible

alimentación y deporte

Si hacemos un análisis rápido de nuestro día a día, muchos de nosotros podríamos incluirnos en el sector la población que debería cambiar sus hábitos de vida en deporte y alimentación. Las estadísticas no mienten y los datos son alarmantes: la gran pandemia del siglo XXI son el sedentarismo y la obesidad a las que hay que hacer frente a través del deporte y la nutrición. Por eso hoy voy a reflexionar con vosotros sobre cómo cambiar esos hábitos y colaborar a reducir esos datos tan alarmantes porque como siempre digo, somos modelos de buenas conductas para nuestros hijos y no me cansaré de manifestar que creo que todo se puede conseguir a través de la educación. Además, creo que los pilares básicos se ponen en la más tierna infancia y, para mí (como para tantos educadores, psicólogos, maestros, pedagogos y científicos), los seis primeros años son fundamentales. Leer más »

Reflexión Salud

Pequeñas acciones para luchar contra el cambio climático

Peque-25C3-25B1as-2Bacciones-2Bpara-2Bluchar

El otro día os enseñaba una foto en Instagram, Facebook y twitter en la que le estaba explicando a Álvaro que había hecho pequeñas promesas para dejarles a él y a Diego un mundo mejor, más limpio y cuidado.

Y es que el hombre, en un alarde de evolución, no está teniendo en cuenta que las acciones tienen respuesta y no siempre es positiva. El cambio climático es un buen ejemplo de lo que la contaminación, la desertización y el mal uso de los recursos producen a nuestro planeta.

Leer más »

Alimentación Salud

10 cosas importantes sobre alimentación infantil

10-2Bcosas-2Bimportantes-2Bsobre-2Balimentaci-25C3-25B3n-2Binfantil

Llegó el viernes 16 de octubre y, con él, un viaje a Granada inolvidable. ¿Por qué? Se juntaron varias razones: era la primera vez que visitaba esta ciudad, viajaba con toda la familia (bueno, mis perras se quedaron con Patri y Diego, ¡mil gracias desde aquí también!) y Puleva contaba conmigo para su II Blogtrip, llamado “Grandes retos de la alimentación infantil”. 
Puleva, sí, sí, habéis leído bien, se ponía en contacto conmigo para que acudiera a conocer de primera mano el informe “La leche como vehículo de salud en la población”, documento impulsado por la Fundación Española de Nutrición (FEN) y la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT) y cuyo objetivo es aportar la evidencia científica a la leche y sus derivados a la nutrición humana.

 Así que, los cuatro, en amor y en coche, nos fuimos hacia Granada con la idea de que yo tuviera tiempo para estar con el equipo de 20 Bloggers convocados y el equipo Puleva; y también, disfrutar de la ciudad con los míos. Me perdí la visita a La Alhambra nocturna, pero llegué para cenar con todas y tener un rato para desvirtualizar.

 

Comenzamos el sábado con una exposición impartida por Ángel Gil, Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular y Presidente de FINUT en la que nos habló de la leche desde el neolítico, las propiedades que tiene, su digestibilidad y absorción por parte de nuestro sistema digestivo.
 
Sin embargo, la mesa redonda moderada por Federico Lara (Coordinador científico Instituto Puleva de Nutrición) con el Dr. Navas (Unidad de Gastroenterología y Nutrición Infantil en el Hospital Materno-Infantil de Málaga y Miembro de la Asociación Española de Pediatría) y el Dr. Maldonado (Profesor del Departamento de Pediatría de la facultad de Medicina de la Universidad de Granada) fue dónde más pude aprender sobre nutrición infantil porque las madres (y las bloggers con doble razón: somos madres y transmitimos información) tenemos dudas y no siempre nuestros pediatras saben respondernos, no tienen en muchas ocasiones tiempo y nos liamos la manta a la cabeza esperando hacerlo lo mejor posible =)

 

Aprendimos mucho, en especial, sobre estos temas:
1.   Lactancia materna

 

Es el oro líquido para los bebés. Es el mejor alimento que se le puede dar a un niño y es la meta a la que aspiran las marcas de leche, que la tienen puesta como referente, pero es inalcanzable. ¡Así que lactancia materna sí!
Además, alimenta al bebé o al niño ¡siempre! Da igual que tenga 4 meses a que tenga 4 años. La leche materna siempre alimenta. ¡No tenemos que dejarnosllevar por mitos
2.   Lácteos en nuestra vida
Los lácteos son alimentos importantes en nuestra dieta. ¡Ojo! No solo hablamos de leche de vaca. Hay más opciones: leche de oveja y leche de cabra. Y además, en los lácteos se incluyen los yogures (mejor naturales, los aromatizados tienen un 10% más de azúcar) y el queso en sus distintas variedades. 
Para haceros la equivalencia:
1 ración de lácteo = 200 ml de leche = 20 gr de queso curado manchego
Una dieta equilibrada requiere de 2/3 raciones de leche o derivados. 
3.   Bebidas vegetales

 

Las bebidas vegetas, a veces mal llamadas leches vegetales, son bebidas. Y digo esto porque la leche es esa sustancia que segregan las glándulas mamarias de las diferentes especies mamíferas para sus crías. Y las bebidas vegetales no cumplen esos requisitos. Sin embargo, complementan la dieta como una bebida saludable más y alimentan. Hay de diferentes productos: avena, arroz, almendra… No sustituyen a la leche pero complementan. 
4.   Dieta equilibrada

 

La pirámide de la nutrición es clara y todos tenemos acceso a ella. La base, sin duda, es tiempo de mesa en familia, nada de sedentarismo, cocinar en familia y comer productos lo más naturales posibles. 
Hay productos que deberíamos tomar todos los días en variedad y cantidad (frutas y verduras) y productos que se deberían tomar muy de cuando en cuando. Pasar tiempo con los niños y que nos vean comer, hará que también cojan esos hábitos y rutinas. 
5.   La comida y los peques

 

En mi casa no tenemos problemas con la comida ninguno. Mis hijos han tomado lecha materna a demanda y, a partir de los 6 meses, comenzamos a introducir alimentación complementaria con el método Baby Led-Weaning o de forma autorregulada (ya que tenemos la palabra en castellano, que nos entendamos todos). Álvaro come de todo, en mayor o menor medida, pero come de todo y suele probar de buen gusto todo. Diego, con 13 meses, come mucho, de todo y en cantidad. Sé que son etapas. Luego comerá un poco menos, habrá momentos en los que coman más y otros en los que la comida sea menor en cantidad. 
Lo importante es entender que los niños, como los adultos, tienen días y momentos en los que tienen más hambre y otros en los que no quieren comer. Aquí la pauta de los doctores fue clara: nosotros decidimos cuánto ponemos en el plato y ellos deciden cuánto se comen. 

 

Ni chantajes ni obligaciones. 
Por cierto, hay niños que presentan neofobiaante nuevos platos y hay que presentarlos hasta 14 veces para que acepten probarlo. Una de las mamás, Alejandra, nos dijo que en su casa lo que funciona es no ponerles en el plato lo que ellos iban a comer y así les pica la curiosidad. Como veis, cada casa tiene sus truquis. 
6.   El desayuno, fundamental

 

Es algo que todos hemos oído y no siempre le hacemos caso: el desayuno es la comida más importante del día, tendríamos que ingerir el 25% de la ingesta diaria y debe componerse por lácteo + cereales + fruta. Así que nos serviría una tostada de pan con tomate para tener la parte de cereales y fruta. Si con los niños veis que no pueden tomárselo todo, a media mañana pueden tomárselo. 
7.   ¿Mejor en el colegio o en casa?

 

Esta fue una de las preguntas que más revuelo causó. La respuesta fue muy buena: depende de lo que se coma en cada uno de los sitios. En el colegio hay mucha tabla con hidratos de carbono, proteínas y demás, pero los niños se dejan comida… Y en casa, depende de lo que les des. Si tiras de congelados, procesados y microondas, pues no comerá bien; pero si comen variado y rico, comerán estupendamente. 
8.   Vitamina D
La vitamina D es muy importante y debemos dársela a nuestros hijos para evitar que tengan déficit. En la edad adulta, el déficit está relacionado con problemas de salud en nuestros huesos. Hay alimentos que tienen vitamina D, aunque a veces el problema es cómo absorbemos las vitaminas. Por ejemplo, durante la lactancia materna, la lecha tiene poca vitamina D, aunque se absorbe de manera sorprendente con un 30% frente al 10% de otros alimentos. 
Lucía, mi pediatra, nos dijo que la vitamina D está relacionada con cólicos y que, a veces, en su consulta, baja la dosis durante unos días para aliviar al bebé. 
Por cierto, también se habló de la importancia de jugar al sol para absorber la vitamina D. Y es que los niños cada vez salen menos a jugar a la calle y, cuando lo hacen, van demasiado protegidos por cremas solares que dificultan la absorción. ¡Y la necesitamos! 
9.   Percentiles

 

¡Ay los percentiles! Marisa, ya lo preguntó: “¿los percentiles los crea el diablo?”. Y es que es un tema siempre de conflicto para los padres y las madres. Que si al mío lo miran con unas tablas antiguas, que si al mío con las de la OMS, que si está bajo, que si está alto… A ver, cada niño es de su padre y de su madre y va a presentar una fisionomía diferente en la que estarán incluidas el peso y la estatura. Si tú mides 1,50m y tu marido 1,60m;  tu hijo es difícil que esté en el percentil 97. Pero vamos, que los médicos nos dijeron que lo suyo sería que cada país tuviera sus propios percentiles porque aunque usemos las tablas de la OMS (más variadas en cuando a la población a la que tabularon), no tiene nada que ver la estatura de un sueco con la de un peruano, por ejemplo. Así que sentido común y prudencia, las tablas solo nos sirven para orientarnos. 

 

10.  Tranquilidad, vuestros hijos están bien

 

Este es el mejor resumen que os puedo hacer del viaja a Granada. Lo normal es que los niños estén bien. Que corran, jueguen, hagan ruido, unos días coman más, otros menos, haya niños más altos, más bajos, más gorditos y más flaquitos. 
Pero si ves que tu hijo tiene cualquier síntoma de que no está bien, llévalo al pediatra que es el que mejor sabrá que debéis hacer con él. Los médicos, a fin de cuentas, están ahí para ayudarnos, para orientarnos… Si no te gusta algún aspecto de él (o ella) pueden hablarlo con él y decirle tus preferencias (yo tuve una pediatra que a los 6 meses me regañó por mantener aun la lactancia a demanda y no volvió a saber nada de la teta…mi hijo estaba sano). 
Pero por lo general, los padres andamos siempre preocupados cuando ellos mismos, nuestros hijos, son los que mejor nos indican cómo se encuentran. 
Y hasta aquí el viaje a Granada. Agradecer a todo el equipo Puleva haberme invitado, haberme dispuesto todo para que estuviera cómodo y a gusto, y facilitarme la lactancia con el pequeño en determinados momentos. 

 

Gracias a las mamás blogueras. Fueron todas muy simpáticas y, a pesar de ser nueva por estos oficios, me hicieron sentir muy bien. 
Gracias también a mi marido, que ejerció de chófer tanto a la ida como a la vuelta, fue un gran padre en mis ausencias y disfrutó e hizo disfrutar a los peques en el Parque de las Ciencias; además, hizo que conociera Granada (aunque nos quedáramos sin la mermelada… por unos días) y que disfrutara de la ciudad rodeada de mis hombres. 
Os voy a dejar los enlaces de mamis blogueras, por si queréis seguir aprendiendo sobre alimentación infantil. ¡Feliz viernes y buen puente!
Si queréis ver todo lo que tuiteamos en ese evento, buscad #BlogtripPulevaInfantil y accederéis a toda la información. =D
Salud

ABDOMINALES HIPOPRESIVOS: LA MEJOR PUESTA A PUNTO PARA EL VERANO

Lorena Gutiérrez

Hoy el blog vuelve a abrir sus puertas para recibir a Lorena Gutiérrez. Ella es la creadora de Fisiobym, fisioterapia para bebés y mamás. Estuvo con nosotros hace algún tiempo y le hice una entrevista tras haberla conocido en IFEMA. Hoy vuelve con nosotros para hablarnos sobre los abdominales hipopresivos. Ahora están muy de moda pero quería que nos explicara lo que son una persona preparada, y nadie mejo que Lorena, que es fisioterapeuta de profesión y ve a muchas mujeres en sus clases (embarazadas y mamás, que en sus clases los niños siempre son bien recibidos) . Así que no me enrollo más y os dejo con ella. ¡Al final del post nos volvemos a leer! 

Cada vez estamos más cerca del verano y quizás estés preocupada porque tu “plan bikini” no esté siendo tan efectivo como te gustaría. Se acerca peligrosamente el momento de lucir bañador y, si has sido mamá recientemente (o no tan recientemente), quizás estés preocupada porque tu musculatura abdominal no esté en su mejor estado. Sin embargo, he de advertirte que antes de preocuparte por tu musculatura abdominal, a la hora de elegir una actividad física, deberías hacerlo por tu suelo pélvico. En este post os voy hablar de la importancia de elegir unos ejercicios abdominales adecuados, respetuosos con nuestro suelo pélvico y de la necesidad de encajar estos ejercicios dentro de nuestra rutina diaria.
Pero, ¿por qué es importante hacer abdominales? Son muchos los beneficios  de tener un buen tono abdominal.
1.       Prevenir dolores de espalda.
2.       Mejorar problemas de incontinencia urinaria y estreñimiento.
3.       Recuperar y tonificar tras dar a luz.
4.       Mejorar nuestro rendimiento físico.
5.       Mejorar nuestra estética abdominal.
6.       Mejorar nuestra vida sexual.
Sabiendo ahora que todos los beneficios que nos aporta el hacer un buen trabajo de la abdominal, la pregunta que nos planteamos es ¿cómo debemos hacer los abdominales?
A menudo, cuando pensamos en realizar abdominales, pensamos en los ejercicios que realizábamos en el colegio que consistían en hacer elevaciones de tronco, piernas y/o brazos. Los abdominales convencionales se han ido pautando hasta ahora por los profesionales de la actividad física y de la salud, con el objetivo de conseguir mejoras estéticas y de salud. Pero actualmente se han realizado estudios con el fin de comprobar la eficacia real de este tipo de ejercicios, y se ha comprobado que no sólo no son eficaces en reducir el perímetro de la cintura, sino que además aumentan la tensión en músculos que pueden exagerar la curvatura lumbar y causar dolores de espalda y pueden incluso disminuir el tono de la musculatura abdominal y del suelo pélvico. Esta disminución del tono abdominal y perineal es la principal causa de la incontinencia urinaria al esfuerzo, agravación de cuadros de prolapsos y de disfunciones sexuales en algunas ocasiones. 
La musculatura abdominal actúa en nuestra vida diaria como una faja, que trabaja para mantener los órganos internos y proporcionar una buena postura. Conociendo la función que realizan, debemos diseñar series de ejercicios para entrenar esta musculatura, manteniendo una buena postura de nuestro tronco y garantizando un equilibrio entre la musculatura abdominal y pélvica. Existe un tipo de ejercicios, llamados Abdominales Hipopresivos que reúnen estas características.
La Gimnasia Abdominal Hipopresiva consiste en ejercicios para tonificar de la musculatura abdominal, del suelo pélvico y de los músculos estabilizadores de la columna a través diferentes posiciones y siempre teniendo en cuenta la respiraciones. Los ejercicios abdominales hipopresivos disminuyen la presión abdominal, son idóneos para reducir la cintura, solucionar la incontinencia urinaria de esfuerzo y evitar los prolapsos. Este método ha sido revolucionario especialmente en la recuperación de la madre después del parto, ya que a partir del control de la respiración y del diafragma se logra un ascenso visceral.

Son ejercicios muy característicos, ya que se realizan en una posición estática (sin movimiento), donde el tronco se mantiene erguido y los brazos son colocados en una posición determinada y mantenidos en tensión. Lo más llamativo de los hipopresivos es que se realizan en “APNEA”, es decir, soltando todo el aire que podamos y bloqueando la respiración durante x segundos. Al realizar esta apnea, al abdomen se aplana, se reduce el contorno de la cintura y se produce una especie de vacío que hace que las vísceras pélvicas asciendan y se alivie la presión sobre el suelo pélvico.

Este tipo de abdominales serán más efectivos mientras más prolongada sea la apnea, por lo que al principio no son fáciles de realizar y requieren mucha constancia. La realización de estos ejercicios requiere un asesoramiento profesional, estos ejercicios deben realizarse de forma continua e ir progresando en función de la evolución personal y el dominio corporal. Las sensaciones que se logran con los ejercicios abdominales hipopresivos se van incrementando con la práctica y se transfieren casi automáticamente a la vida cotidiana.
Los únicos casos en los que están contraindicados estos abdominales en:
          Mujeres embarazadas: ya que la apnea puede provocar contracciones uterinas
          Personas con la tensión arterial alta: la apnea puede elevar la presión arterial
Desde FisioByM “Fisioterapia para Bebés y Mamás” te ofrecemos la posibilidad de cuidarte y alcanzar tus objetivos sin separarte de tu tesoro más preciado, tu hij@.  En las clases semanales de “Fisio-Gimnasia para Mamás y Bebés”, y de “Reeducación Postural con Hipopresivos” que ofrecemos de forma presencial y online, buscamos mejorar tu salud postural, dándote las herramientas necesarias para aprender a utilizar y poner a punto tu cuerpo. 
Además, estamos a punto de ofrecer a todas las SUSCRIPTORAS de FisioByM un programa intensivo muy especial. No pierdas esta oportunidad. Suscríbete a la lista de EMBARAZO Y BEBÉS de FisioByM y recibe una clase gratis de FISIO-GIMNASIA PARA MAMÁS Y BEBÉS, donde disfrutarás cuidándote junto a tu bebé.

 

 

 

 

LORENA GUTIÉRREZ FERNÁNDEZ
Mi nombre es Lorena Gutiérrez y soy la creadora de FisioByM “Fisioterapia para Bebés y Mamás”. Como Fisioterapeuta especializada Obstetricia, Educadora de Masaje Infantil, Asesora de Porteo y Madre, escribo y organizo actividades relacionadas con la salud de la mujer y del bebé. 
Y ahora vuelvo con vosotros para terminar esta entrada. ¿Qué os ha parecido? Seguro que os ha encantado todo lo que nos ha contado Lorena y estáis interesadas en hacer hipopresivos. Yo os recomiendo estar en su lista de suscriptores (tenéis el formulario arriba) para estar al tanto de todas sus novedades y poder disfrutar de sus talleres y cursos de forma presencial o en la modalidad online. 
Gracias Lorena, por este artículo que nos has escrito, por ayudarnos a identificar lo que nos viene bien cuando hemos sido madres y darnos recomendaciones básicas para hacer los hipopresivos. ¡Gracias y feliz lunes! 
Salud

Revisión de los seis meses, vacunas de pago gratuitas y la campaña electoral


Hoy voy con retraso y ¡lo siento! Pero es que ya no doy más de sí. Voy tan retrasada que tenía intención de publicar este post hace ya dos meses, y entre unas cosas y otras, al final Diego cumple hoy ocho meses y os voy a contar lo que me pasó en la revisión de los seis meses. Y es que me quedé asombrada con lo que me pasó en esta revisión rutinaria del niño sano. Empezaré desde el principio.
Tras varias visitas con el enfermero de Diego y sus malos modales a la hora de dirigirse a mí por el hecho de que con dos años Álvaro tomara pecho o continuara llevando pañal, decidí y conseguí cambiar de enfermero sin renunciar a la pediatra que hay por la mañana. Gracias a que estoy en casa con los dos enanos, puedo acudir al médico por la mañana, momento en el que suele haber menos niños, menos virus y todo está más tranquilo. Además, cuando conocí a la pediatra me pareció que era muy pro-lactancia, aunque claro no tiene que coincidir con el criterio del enfermero asociado a su consulta.
La nueva enfermera me pareció una mujer educada que intentaba que su alumna de prácticas aprendiera y le iba explicando el procedimiento con el paciente y también con el ordenador. Nos atendieron bien y me hicieron las preguntas normales para esta revisión: si comía cereales, purés, papillas… cómo lo veía de ánimo, si tenía ganas de jugar… Si ya me lleváis tiempo leyendo sabréis que mis hijos no comen papillas, ni purés. Todo es más sencillo de lo que parece si nos adaptamos a los ritmos de los niños y seguimos sus pasos y no los que otros nos marcan con ellos. Así lo hicimos con Álvaro y así lo seguimos haciendo con Diego. Primero lactancia materna a demanda y en exclusiva hasta los seis meses y, a continuación, y de forma progresiva y tranquila, vamos ofreciendo alimentos de nuestra comida al nuevo comensal de la mesa. Así se lo expliqué a la enfermera y, para mi sorpresa, me dijo que le parecía estupendo y que, realmente, lo que estaba haciendo era alimentar a mi hijo y acostumbrándolo a nuevas textura y sabores; vamos, enseñándole a comer. Tanto le gustó esta forma de introducir la alimentación complementaria, que ¡hasta me animó a darles charlas a los padres del pueblo! 
Luego pasamos a medirlo, pesarlo y a mirar las vacunas que se le habían puesto hasta ahora. Vio que Diego no llevaba la vacuna de Prevenar y me preguntó por los motivos. Le dije que era una cuestión de ética personal: no me parece justo que el Estado Español no invierta dinero en la salud de sus niños (sí, estos niños, son de todos los españoles, que luego todos querremos cobrar prestación por jubilación). Además, considero que un niño ingresado por el neumococo, además de ser un problema de salud para el niño, interfiere en la vida laboral y familiar de sus padres, y conlleva una serie de gastos hospitalarios mucho más elevados que si el Estado nos “regalara” esta vacuna. Acto seguido, llamó a la pediatra y le dijo, casi con mis palabras, lo que le había contado y bajó para hablar conmigo. Me dijo que, al acercarse las elecciones, se estaba suministrando esta vacuna de forma gratuitapara los niños que habían nacido a partir del 1 de enero; y también para todos aquellos que habían empezado la vacunación antes del 1 de enero y les faltaba alguna dosis. En mi caso estaba fuera, pero entendían los motivos que me habían llevado a tomar esa decisión de no vacunar a mi hijo y, decidieron ir a buscar una de las dosis y ponérsela, de manera que la vacunación de Diego de Prevenar será gratuita. 
Y sintiéndome afortunada por haber tenido una pediatra y una enfermera que atendieron a mis palabras y mis motivos, ¿no os parece vergonzoso que un tema de salud tenga que depender de la economía de los padres cuando luego, en una campaña electoral sí dan esas vacunas de forma gratuita? ¡Menos folletos de campaña y más vacunas para nuestros hijos, qué la salud no debe ser una cuestión política!
Salud

Hoy aprendemos sobre infecciones respiratorias agudas en la infancia


En los encuentros madresféricos nos sólo nos ponemos cara las mamis blogueras, que es importante, también aprendemos sobre diferentes temáticas que nos proponen y, a su vez, servimos para la difusión de determinadas recomendaciones médicas o de productos relacionados con la maternidad y la infancia. Hace unos días, concretamente, el 26 de marzo, tuvo lugar un encuentro organizado por Madresfera y Alianza Aire en La Bolsa Mágica, un lugar precioso y muy recomendable en la zona del Retiro que tiene muchas actividades y juguetes educativos, además de unos decorados muy cuidados. La ponente era la Dra. Luna, pediatra del Hospital Materno-Infantil Doce de Octubre que fue directa y muy didáctica. Gracias por hacerte entender con la cantidad de términos médicos que manejaste.

Comenzamos la sesión realizando un breve taller de yoga en familia (porque estos eventos casi siempre son friendly, vamos que aceptan a los niños y les preparan actividades mientras las mamás estamos “twitteando” como locas difundiendo información, haciendo fotos y cogiendo apuntes para que luego nos queden unas entradas decentes y de calidad para nuestros blogs). Tras unos minutos conociendo nuestra respiración y aprendiendo a conectar con nosotros mismos nos subimos a la planta de arriba para atender con atención a la Dra. Luna. 

Alianza Aire es una organización no lucrativa que trabaja en el ámbito de las infecciones respiratorias agudas en aquellos niños que son más vulnerables ante ellas, como los prematuros, niños con cardiopatías congénitas, Síndrome de Down, fibrosis quística, enfermedades neuromusculares y determinadas enfermedades raras. Trabajan en la prevención y sensibilización de estas infecciones y su impacto en la infancia, promoviendo la salud respiratoria en el ámbito doméstico, familiar, escolar y social.

El aparato respiratorio tiene dos vías: la vía aérea superior y la vía aérea inferior. Podemos imaginarnos un árbol para identificar mejor las dos áreas diferenciadas, en el que la tráquea seria el tronco y conduciría el aire a los pulmones. A continuación tenemos los bronquios que serían las ramas de la tráquea. Los bronquiolos son las ramitas más pequeñas y llegamos a los alveolos, que serían las hojas de nuestro árbol. Una vez situados, comenzamos a ver qué es un catarro.

¿Todos sabemos lo que es un catarro? La verdad es que todos sufrimos varios catarros al año. Se estima que la media en los adultos es de entre 3 y 4 al año, siendo algo mayor en los niños, que tienen entre 5 y 6, siendo más frecuentes en los meses de frio y en los niños que ya están escolarizados. Un catarro es un episodio de obstrucción nasal con aumento de mucosidad y tos. Técnicamente es una infección respiratoria alta o catarro de vías altas y es el motivo de consulta más frecuente para los pediatras. Los catarros se producen por virus (se ha visto que hay involucrados más de 200), por lo que no tenemos ninguna vacuna o antibiótico para curarlo, por lo que, lo normal es que los pediatras nos manden para casa a curarlos por sí mismos. Sí, como lo leen. Los catarros se curan solos. ¡Ah! Y los catarros no se cogen ni por salir al patio ni por salir a la calle ni por andar descalzos por casa ni por ir poco abrigados. Simplemente se cogen porque ventilamos menos (tanto en el cole como en casa) en los meses de frio y pasamos más tiempo en el interior. Y, así, no es difícil que si un niño tiene un virus rápidamente se contagie al resto.
Los síntomas locales del catarro de vías altas son la obstrucción nasal, moco y tos, irritación nasal, estornudos y dolor de garganta. En una semana los síntomas nasales y de garganta ceden, pero la tos puede durar algo más. Los síntomas generales son escozor ocular, fiebre (no suele durar más de 3-4 días), dolores musculares y de cabeza.
Es importante que conozcamos que el moco va cambiando a lo largo de la enfermedad y que aunque se vuelvan verdosos no es signo de complicación (a mí siempre me habían dicho que si el moco era verde era signo de infección y resulta que es un mito como la copa de un pino) ni de necesidad de tratamiento antibiótico. Por cierto, los antibióticos no tienen efecto frente a los virus. La mejor forma de eliminar los mocos es la tos. Y otro mito: los mocos “no se bajan” a los bronquios.
Sobre la tos os cuento que es un mecanismo reflejo de las vías aéreas que permite mantener las mismas limpias y abiertas. La tos en sí misma no es una enfermedad ni significa que el niño tenga algún problema. En el catarro, la tos irá cediendo según se resuelva el proceso pudiendo durar más que el resto de los síntomas. No está indicado el uso de antitusígenos, expectorantes, mucolíticos, antihistamínicos (antialérgicos) y descongestivos para el tratamiento de la tos en el catarro.
Respecto a la fiebre se escuchan muchas cosas y no todas son ciertas. La realidad es que la fiebre es una defensa de nuestro cuerpo frente a la infección y que en algunos niños predispuestos a la fiebre puede desencadenar convulsiones. Los consejos que nos dan cuando hay fiebre es desabrigar e hidratar al niño, dar ibuprofeno o paracetamol siempre que el niño tenga fiebre y mantener la calma y observar al niño.
Entonces, ¿cómo se curan los catarros? En la jerga médica dicen que “un catarro se cura en 7 días con antibiótico y, sin antibiótico, en una semana”. Vamos, que el tratamiento para el catarro consiste, simplemente, en aliviar los síntomas limpiando la nariz con suero fisiológico (enseñar a sonarse la nariz en niños más mayorcitos), si hay fiebre, dar antitérmicos, ofrecer agua y alimentos con frecuencia y, si toma pecho darle más a menudo. El secreto es mimos, paciencia y “vigilar” en casita.
¿Cuándo debemos llevar al pediatra al niño si tiene un catarro? Si tiene pocos meses la recomendación es llevarlo en las primeras 72 horas del inicio de la tos y/o mocos aunque no tenga fiebre. Si es más mayor acudiremos si el apetito ha disminuido mucho o rechaza las tomas; también si dura más de 10-14 días o si hay algún dato que sugiera que se ha “complicado” o que estamos ante otro cuadro distinto. Acudiremos al pediatra si hay dificultad respiratoria o “pitos”, si la fiebre persiste más de 72 horas, si se acompaña de dolor o supuración de oídos, irritabilidad o decaimiento o si la tos no disminuye pasados los días o es intensa y dificulta las actividades del niño. Sobre todo, acudiremos al pediatra si nuestro sentido común nos indica que algo no va bien.
Ahora pasamos a las infecciones de las vías respiratorias bajas: la bronquiolitis. La bronquiolitis es una enfermedad causada por virus que afecta a las vías respiratorios inferiores (bronquiolos). Al causar inflamación, obstruye y dificulta la respiración. El virus que más veces está implicado en esta afección es el VRS (Virus Respiratorio Sincitial) que suele ser causa de catarro de vías altas en adultos y niños más mayores. Sin embargo, no todos los niños que se infectan por VRS desarrollan una bronquiolitis.
La posibilidad de que un niño de dos años haya sido infectado por el VRS es mayor del 95%. La infección no genera respuesta inmunitarias que proteja frente a nuevas reinfecciones, por lo que esto no es como una varicela que se pasa una vez y se acabó el asunto. En España, las infecciones por VRS generan entre quince y veinte mil visitas pediátricas de urgencia y de siete a catorce mil hospitalizaciones.
¿Cómo se contagia el virus? Esta infección se da en los meses fríos del año y el VRS se contagia a través de la mucosidad o la saliva de una persona infectada. No es difícil que se propague en el entorno familiar, las guarderías, colegios y centros sanitarios.
La bronquiolitis comienza como un catarro de vías altas (también con fiebre) pero después de 1-2 días la tos empeora y aparecen síntomas de vías bajas: dificultad para respirar y ruidos de pecho. La mayoría mejoran a lo largo de 7-10 días y no suele necesitar ni ir a urgencias ni ingresar pero hay grupos de riesgo que son:

-Los más pequeños: menores de 3 meses
-Los prematuros
-Los que tienen ciertas enfermedades:
     +Cardiopatías congénitas
     +Enfermedades pulmonares (fibrosis quística, displasia broncopulmonar)
     +Inmunodeficiencias
     +Enfermedades neuromusculares
En estos el riesgo de padecer una bronquiolitis grave y/o precisar ingreso es mayor.

Si ya ha cogido la bronquiolitis, debemos saber que nos pasa como en el catarro. Al ser provocado por un virus no hay vacuna ni antibiótico, la mayoría de los casos son leves, no hay tratamiento específico pero podemos dar antitérmicos para la fiebre. Lo más importante es ayudar a pasar el proceso manteniendo una hidratación adecuada, haciendo lavados nasales con suero, ofrecer cantidades pequeñas y frecuentes de alimentos blandos y haciendo que beban líquidos con el fin de evitar la deshidratación, evitar el humo del tabaco y ambientes cargados de humo.
Los signos de aviso que nos llevarían directamente al médico con el niño son:

-Se “ensanchan” los orificios de la nariz al respirar y se contraen los músculos bajo las costillas, en un esfuerzo de hacer llegar más aire a los pulmones.
-Al exhalar el aire, suenan ruidos torácicos como silbidos
-Los lactantesmás pequeños pueden tener dificultadespara tomar alimento, debido al esfuerzo que realizan al respirar
-Aparición de signosde deshidratación: boca seca, ingerir menos cantidad de líquidos de lo habitual, llorar sin lágrimas u orinar con menos frecuencia 
-Color azulado en labios y punta de los dedos
-Niño somnolientoo muy irritable

Así será el médico el que decida si podemos continuar vigilando en casa o si es mejor mandarlo al hospital para valorar la necesidad de ingreso o no. Debemos recordar que la gran mayoría no necesita ingreso hospitalario y que algunos de los que ingresan solo lo hacen para ser “vigilados”, teniendo claro que para los ingresados no hay, tampoco, un tratamiento “curativo”.

¿Podemos intentar evitarlo? Podemos intentar prevenir la infección por el VRS evitando el contagio, extremando las medidas higiénicas con lavado de manos antes y después de tocar al niño infectado y evitando el hacinamiento de los niños en poco espacio (en las escuelas infantiles también ayudaría la continua limpieza de los juguetes), evitar el humo del tabaco y fomentar la lactancia materna más allá de los primeros 4 meses de vida del bebé.

Espero que os haya resultado didáctico. Yo aprendí mucho en esta charla, os lo aseguro. Voy a dejar a vuestra disposición la presentación que nos hizo la Dra. Luna para que podáis tener toda la información de primera mano y podáis mirarla tantas veces como deseéis. Simplemente pincháis en el siguiente enlace y se os descargará la información.

Guardar

Salud

Cierra la puerta a la gripe


Parece que ha llegado el buen tiempo aunque aún nos tocará pasar una primavera con los cambios de temperatura que siempre son habituales en estas fechas. Por eso hoy escribo este post para que sepáis lo que hago en mi día a día para que tú también puedas decir eso de “cierra la puerta a la gripe
En primer lugar no bebo alcohol ni fumo. Sí, lo sé, yo antes fumaba, pero eso era antes. Desde hace ya más de tres años no hay nada de humo en mi vida ni en la de mis hijos. Parece una tontería pero como yo fumaba en la terraza para evitar el humo en la casa y en los pulmones de mi marido, también he dejado de acatarrarme por coger frio fumando, todo hay que decirlo.
Intento alimentarme cada día de forma saludable. Eso no significa que no me dé un capricho de vez en cuando, pero intento comer todos los días frutas y verduras, preferentemente, de temporada. En invierno, sobre todo, suelo tomar mucha naranja de mesa acompañada con miel y unas nueces, que complementan a la Vitamina C aportando nutrientes y más vitaminas.
El tema del deporte, con dos niños tan pequeños, es más complicado. Lo de salir a hacer footing o apuntarme al gimnasio ha quedado descartado. Sin embargo, aprovechando que tenemos a nuestra perra salimos todos los días del año al campo a pasearla. De igual que haga frio o calor, llueva o nieve, ella tiene que salir, así que nos abrigamos más o menos en función del tiempo y a pasear en familia.
Hidratar el cuerpo es fundamental. Bebo agua antes de que el cuerpo me “recuerde” que está deshidratado. Ahora he añadido a mi día a día infusiones para poder depurar el cuerpo de toxinas.
Además, ventilo la casa todos los días del año. Es verdad que en invierno no apetece tanto, pero así la casa se limpia y se purifica el aire. Intento no poner la calefacción muy alta, sino a una temperatura agradable. Lo nota el bolsillo y también tu salud, créeme.
Los virus de la gripe se transmiten con frecuencia por no lavarnos las manos con frecuencia. Un  hecho así de simple puede librarte de padecer ese mal. Lavarse las manos con agua y jabón es fundamental, así que teniendo agua corriente en casa, no hay excusas.
Cuido el cuerpo sin olvidar la mente. Tener momentos de paz y tranquilidad, una conversación agradable y distendida también favorecen a tener un ambiente más tranquilo y mayor serenidad en tu día a día. Y todo influye.
Conozco a gente que usa la Homeopatíapara prevenir o tratar la gripe, pero yo no sé cómo funciona. Yo te cuento cuáles son mis hábitos para cerrar la puerta a la gripe, que este año, nuevamente, no ha pasado por casa. Y ahora, tú, ¿me dices cuáles son los tuyos? ¡Gracias por comentar!

Salud

Revisión de los cuatro meses

Diego ya tiene 4 meses, ¡cómo pasa el tiempo!

El tiempo pasa volando y, como el que no quiere la cosa, mi pequeño bebé, Diego, tiene ya 4 meses. Y tal y como os conté en su momento cómo fue la revisión del primer mes y la del segundo mes de vida, hoy os cuento lo que viví el pasado viernes, aunque algo dejé caer en Twitter.

En esta ocasión no estaba el enfermero que me corresponde, se encontraba de vacaciones y había una chica nueva. No os voy a decir que no me alegrara porque os estaría mintiendo. Lo cierto es que sólo nos hemos visto dos veces (en la revisión de los dos años de Álvaro y la revisión de los dos meses de Diego) y no hemos cuadrado, la verdad. A mí esto de que me juzguen ya en la pregunta de si le sigo dando el pecho y que continúen con la crítica porque aun lleva pañal, no me gusta (manías que tiene una). Total, que el primer día no cuadramos y el segundo casi me llama “mala-madre” por no vacunar con el rotavirus y el prevenar (como si fueran gratis y me negara a ponerlas o como si conociera mi cuenta corriente).
Bueno, la cosa es que el enfermero en cuestión no estaba, así que me alegré desde el momento en el que vi a otra enfermera salir por la puerta para llamarnos. Entramos en la consulta y me invitó a sentarme para comenzar con la tanda de preguntas. Le expliqué que veía bien a Diego, más espabilado que a Álvaro cuando tenía ese mismo tiempo, quizá porque Álvaro ha ejercido y ejerce un poder sobre natural y lo estimula mucho, cada día y cada momento, lo que hace que el pequeño crezca a pasos agigantados. 
Me preguntó por el tema de la lactancia y le dije que continuamos con ella de forma exclusiva. Enseguida cogió una carpeta y me dio unas pautas para la alimentación complementaria. Me dijo que ya debía empezar a darle “energía” al niño a través de los cereales porque la leche materna ya no les alimenta. A los cinco meses empezaríamos con los cereales con gluten y a los seis con purés de verduras. La fruta también podía empezar a dársela ya en la “toma de la merienda”. Todo esto no me pilló de susto porque hace dos años, con Álvaro, me pasó lo mismo. 
Después de escuchar todo el repertorio, me preguntó si tenía alguna duda. Ni corta ni perezosa le dije que no tenía ninguna duda pero que prefería seguir las recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y continuar hasta los seis meses con lactancia materna exclusiva y a demanda; y que, a partir de ahí, iría introduciendo poco a poco los alimentos según el interés que fuera mostrando el niño, no basándome en purés o no purés, sino en mi hijo que es único y que tendrá determinados intereses y gustos. 
Me dijo que esas eran las pautas que daba la pediatra y que se iba a molestar si no las siguiera. Ante esa afirmación, os podéis imaginar mi cara. Simplemente le dije que yo venía para la revisión de los 4 meses, en ningún caso había pedido ninguna pauta y, como agente educativo primero de mi hijo y máximo responsable de su salud (al igual que su padre), YO era que iba a decidir qué, cómo y cuándo; a fin de cuentas, ellos son expertos en niños enfermos y mi hijo no estaba en esa circunstancia.
La respuesta le debió de gustar porque me dijo “llevas razón. A veces se nos olvida que los padres sois vosotros y sois los que mejor conocéis a vuestros hijos. Y, al final, todos se crían”. 
Tipos de agujas. Imagen obtenida de “San Google”
Total que se limitó a hacer lo que tenía que hacer, que era pesar al niño, medirlo, medir su cabeza y ponerle las dos vacunas. Como le comenté el tamaño y grosor de las agujas, las cambió por otras más finas (no sé si es habitual), y lo cierto es que, aunque Diego se puso tenso cuando le pinchó las dos veces, no se quejó (a diferencia de la otra vez que lloró sin consuelo ante la mirada de su madre, impotente, que le pone las vacunas porque cree que es lo mejor para él pero que preferiría si se las pudieran poner con un spray). 
Me habló un poco más sobre el tema de la comida pero bueno, creo que da para otro post, porque tela lo que hay que oír en pleno siglo XXI sobre forzar a los niños a comer, dejarlos sin comer hasta que cedan y “someterlos” hasta que se coman lo que nos interesa, como si las madres (y los padres) no tuviéramos corazón y no sufriéramos de ver a nuestros hijos que no comen algo porque no les gusta o porque, con cuatro, cinco, seis, siete u ocho meses no están preparados. Lo dicho, escribiré un post.
Bueno, como veis el tema de los mitos de la lactancia está extendido en el mundo de la sanidad y parece que todo el mundo apoya la lactancia hasta los tres o cuatro meses, momento en el que la leche materna caduca y deja de tener “energía”. ¡Cuántas cosas tenemos que escuchar! Suerte que tenemos Asesoras de lactancia, profesionales sanitarios que se informan, se actualizan… ¡Y a Carlos González que nos aclara tantas y tantas cosas! 
¿A vosotr@s también os metieron prisa por introducir otros alimentos en la revisión de los cuatro meses? ¿También quisieron quitar “tomas” de leche materna por frutas, verduras y más alimentación complementaria? ¿Soy la única que entiende que si se llama alimentación complementaria a la leche materna es porque lo fundamental y básico es la leche materna y no el resto de alimentos? ¡Gracias por comentar y buen lunes!

Como siempre, os dejo unos enlaces de Amazon por si os interesa algún libro. Ya sabés que soy afiliada y, si compráis a través de estos enlaces, me llevo una pequeña comisión por venta. ¡Gracias!

Salud

Primera Parte del Taller de Primeros Auxilios en el Hogar para Padres e Hijos

El pasado viernes os contaba que había estado en un Taller de Primeros Auxilios en el Hogar para Padres e Hijos organizado por Madresfera, Cruz Roja y Hansaplast, bajo el lema “Juntos somos más“. Hoy os traigo la primera parte del taller, en la que nuestra experta nos contó que hacer en caso de accidente.

En el suelo teníamos a cuatro maniquíes que rodeamos al sentarnos en las sillas y escuchar a nuestra experta en Primeros Auxilios que, por cierto, no era médico sino arquitecta. Este hecho me dejó bien claro que todos deberíamos tener un curso de primeros auxilios y colaborar cuando veamos que algo no va bien, porque todos podemos ayudar (¿se nota que tengo la canción de fondo?)

Lo primero que nos dijo es que esto de los primeros auxilios tiene varios puntos clave. Cuando vemos que ha ocurrido algo, lo primero que debemos hacer es realizar la conducta PAS (Proteger – Alertar – Socorrer). 
 
Conducta PAS
Proteger implica protegernos a nosotros mismos para no agravar la situación, proteger el lugar para que no se agrave con terceros y proteger al herido. En este punto nos salió la vena madre a muchas ya que todas nos imaginamos en el ejemplo a nuestro hijo. Si se cae a un pozo, ¿qué haces? Pues aunque suene egoísta, para conseguir salvar a tu hijo, lo primero que debes hacer es protegerte a ti misma porque si tú vas detrás y quedas inconsciente, ¿quién os va a ayudar? De este modo, primero nos protegemos a nosotras, protegemos el lugar para que no caiga nadie más y se empeore la situación y protegemos al herido (si estuviera cerca de la carretera, por ejemplo, deberíamos moverlo o señalizar avisando al resto de conductores de que bajen la velocidad. 
Alertar es fácil. Requiere de un teléfono y avisar al 112. Si no tuviéramos cobertura porque estemos, por ejemplo, en el monte, deberíamos llevar algún silbato con el fin de tocar hasta que alguien acuda a nuestro aviso. Pero bueno, pensando en que tenemos teléfono y funciona, llamamos al 112. Como consejo, esa línea que quede libre para que el servicio de urgencias pueda localizarnos. 
Es muy importante en esa llamada dejar constancia de varias cosas. En primer lugar dónde estamos, qué ha ocurrido, el número de víctimas y su estado, así como nuestro nombre. El orden es importante por si se cortara la llamada. Aunque no tenéis que memorizar nada puesto que el 112 nos ira haciendo las preguntas que necesite. 
Importante decir dónde para que puedan poner en movimiento una ambulancia hacia allá. Importante decir qué ha ocurrido (no es lo mismo que se maree un anciano a que vuelque un autobús), el número de víctimas (para enviar una ambulancia normal o un equipo completo). El estado se podría decir si hemos hecho una evaluación superficial del accidente. ¿Están conscientes o inconscientes? ¿Sangran? ¿Respiran? ¿Tienen pulso? Puede ser que en una primera llamada no tengamos muchos de estos datos, pero bueno, habremos dado información como para que manden equipo/os y se puede volver a llamar según vayamos teniendo más datos. 
Nos vamos ahora al paso tres, vamos a Socorrer. Para ello tenemos que evaluar, ahora más de cerca a las víctimas. Vamos a evaluar primero su estado de consciencia: si nos habla es buena señal. Si no nos habla, igual no está consiente. Pero ojo, podemos preguntar y que la víctima sea sorda, por lo que deberíamos hacer vibrar el suelo para ver si percibe algo. Sigue sin haber reacción por lo que vamos a hacer algo que “molesta” para ver si sale de ese estado de inconsciencia. Justo al final de la mandíbula, debajo de la oreja, hay un punto en el que si apretamos duele. También podemos mover los nudillos por el esternón para ver si frente al dolor hay reacción.
 
Evaluar si está consciente es lo primero
Seguimos con el siguiente paso porque esta inconsciente. ¿Respira? Para comprobarlo podemos poner la palma de la mano, mejor si está mojada (dale un lametón) delante de la nariz y la boca. Aunque si quieres ser eficaz, coloca tu oreja delate de la nariz y la boca y observa el movimiento de la caja torácica. 
¿Y si no respira? Pues tendremos que mirar si hay pulso. El mejor sitio es a cualquiera de los lados de la tráquea con dos dedos. Puedes comprobarlo contigo mismo/a. Por cierto, nunca uses el dedo pulgar porque cogerías tu pulso y no el de la víctima.
Y ahora, ¿qué hacemos? Pues nos toca el masaje cardiaco. Al no tener el título de primeros auxilios ni ser personal sanitario no estamos obligados a hacer el boca a boca (boca a boca-nariz si son niños). Pero el masaje cardiaco puede salvar vidas y, si no, al haber mantenido el ritmo cardiaco, los órganos de la víctima podrían ser donados y salvar vidas. Así que merece la pena, ¿a qué sí?

 ¿Cómo se hace? Teniendo en cuenta que nuestro ritmo sanguíneo es de unos 60 latidos por segundo, vamos a intentar llegar a 100 en el masaje cardiaco para garantizar esos 60, ya que algunos pueden fallar y no somos expertos. Así que hay que hacerlo con ganas. En el video habéis escuchado el ritmo que hay que seguir, así que atentos con la musiquilla. También en la letra nos dan muchas pistas. 
Podemos hacer 30 pulsaciones 2 ventilaciones; durante 5 repeticiones sería un ciclo. Entonces miraríamos si hay pulso. Si no hay nos tocaría otro ciclo y volveríamos a mirar el pulso. Si no queremos hacer el boca a boca (podemos coger infecciones), haríamos un ciclo de un minutos (100 pulsaciones) y miraríamos el pulso. Si no hay, seguimos. Y así hasta que llegue un equipo médico. 
Destaco que ellos no pueden dejar de hacer el masaje cardiaco hasta que un médico o un juez certifica la muerte de la víctima.

Hay que colocar la cabeza en posición neutra para garantizar que entre el aire a los pulmones si hacemos la respiración boca a boca (boca a boca-nariz si son niños)

Os dejo un vídeo de la experta en primeros auxilios con el ritmo adecuado que deberíamos llevar.
¿Interesante verdad? Pues aprendí muchas más cosas, pero por hoy os dejo y seguiré escribiendo sobre este taller que me hizo aprende mucho mucho.
Close