Browsing Category

Mamá cuídate

Hoy reflexionamos Mamá cuídate

¿Cómo es un parto con epidural? Mi experiencia personal

Fotolia_74964770_Subscription_Monthly_M

Cuando estamos embarazadas y estamos esperando nuestro primer hijo siempre nos preguntamos cómo será eso de dar a luz. En las clases de preparación al parto nos cuentan cómo cuidar a nuestro bebé durante las primeras semanas, qué ejercicios deberíamos hacer mientras estemos embarazadas para mantenernos ágiles, cómo cuidar nuestro perineo… ¡y también cómo es eso de dar a luz!

Puede ser que, en tu caso, decidas tener una cesárea programada o una inducción programada, aunque lo más normal es que el parto se desencadene de forma espontánea y sea un parto vaginal. Al llegar al hospital te preguntarán si deseas ponerte la anestesia epidural o no. Es una decisión personal y, como tal, creo que lo mejor es informarse previamente de los efectos que tiene esta anestesia tanto en ti como en el bebé, y que sopeses la balanza teniendo en cuenta que la máxima ventaja de la anestesia epidural es que dejarás de sentir el dolor del parto. Pero como he dicho, es una decisión personal. Leer más »

Hoy invitamos Mamá cuídate

La importancia de ser importante

La-2Bimportancia-2Bde-2Bser-2BIMPORTANTE

De un tiempo a esta parte sabéis que tengo el blog abierto a colaboraciones esporádicas o continuas en las que mamás (porque papis no me escriben) nos cuentan sus experiencias en esto de la maternidad, el emprendimiento, su conciliación… Siempre abierta que la comunidad que formamos las mamás de día y de noche podamos nutrirnos y absorber las vivencias de otras madres, con el fin de hacer comunidad y no sentirnos nunca solas. Hoy os dejo con Emma, una buena amiga del mundo 2.0 y del 1.0, que con su relato nos muestra que no es egoísmo pensar en nosotras: mujeres, madres, profesionales. Podéis conocerla más a fondo en su blogy apoyarla en las redes sociales para formar comunidad con ella (Facebook y Twitter)
Desde que tengo uso de razón recuerdo haber sentido la necesidad de ser importante, de una u otra forma, tanto para para las personas como en las cosas.

De pequeña me bastaba con ser importante para mis padres y abuelos, después el círculo se fue ampliando a familiares, amigos, profesores, compañeros de clase…
No sabría identificar dónde se encuentra la diferencia entre esta necesidad de sentirme importante con la de ser o sentirme querida, creo que básicamente significaba lo mismo, era lo mismo. El caso es que siempre he buscado de una u otra forma ambas cosas, de hecho siempre lo he conseguido en mayor o menor medida.
Durante la adolescencia esta necesidad ha podido variar en intensidad, así como los caminos que he tomado para conseguirlo, cambios de actitud, de look, de comportamiento… Supongo que en gran medida toda esta espiral giraba en torno a esta necesidad, esta emoción.
Sin darte cuenta creces, pero la historia parece la misma, en el colegio, en el trabajo, tratando de destacar de alguna forma, tratando de dejar una huella que te convierta en ‘inmortal’, que haga que la gente te recuerde y te quiera, sobre todo que te quiera.
¿Y cómo encontrar este camino? No lo sé, quizá aplicándote en tu profesión, siendo una buena amiga, una buena persona, tratando de ofrecer al mundo ese algo que no estás segura tener a cambio de un poco de importancia, de un poco de amor.
Pasa el tiempo, sobrevives, crees que has aprendido a ser feliz, de hecho lo eres y tu vida parece estar plena. Pero entonces ocurre algo que cambiará  por completo tu vida, te quedas embarazada, no lo sabes todavía pero ya no volverás a ser la misma, empiezas a sentirte importante, ahora sí que lo sientes de otra manera.
Siempre he defendido que en mi vida hay un antes y un después, una brecha  que se abrió el día que me convertí en madre. Al principio me sentía tan ocupada y cansada que ni siquiera podía pensar en la importancia de ser importante. 
A medida que me olvidaba de esta idea del amor y la importancia me estaba convirtiendo en la persona más importante y más amada del mundo para dos pequeños seres, mis hijas.
Lo cierto es que es una sensación que me gusta y mucho. Me ha llegado a gustar tanto que por una larga temporada olvidé mi propia existencia y me dediqué 100% a las ellas, quizá emborrachada por esta sensación de amor y de importancia.
Claro que cuando uno se olvida de sí mismo pasa lo que pasa, tanto envolverte, tanto olvidarte de tu propio nombre que no recuerdas que también hay que ser importante en primera persona.

Han tenido que pasar casi cuatro años para darme cuenta de mi propia existencia y encontrar un equilibrio, o lo que yo llamo un equilibrio.

Por norma estoy intentando ayudar a mis hijas lo mínimo en sus retos diarios, así fomento su ingenio y la colaboración mutua entre hermanas, aunque lo cierto es que de este modo fomento también mi descanso y mis ratos libres, para qué engañarnos.
El gran momento del día está siendo nuestro famoso ‘rincón de lectura’ en que cada noche, antes de dormir, nos sentamos las tres juntas en un rincón de la habitación a leer, pero ojo, cada una que lea su libro y bien calladitas, o lo que se pueda. Este sí que es mi momento, durante un rato, me dedico tiempo a la lectura (para adultos y a ‘solas’). Las niñas han entendido que mamá necesita silencio porque tiene que leer, lo han asumido tanto que cada vez que les pido silencio y que vayan a jugar solas un poco más lejos me preguntan ‘¿tienes mucho que leer mamá?’, ‘No cariño, contesto, mamá se queda un ratito sola para pensar, o para no pensar, simplemente mamá quiere un rato porque ella también quiere darse importancia a sí misma’
¿A vosotras también os ha pasado? ¿Os dais importancia cada día?
¡Emma y yo os esperamos en los comentarios!
hoy aprendemos Hoy invitamos Hoy jugamos Hoy leemos Hoy probamos Hoy reflexionamos Mamá cuídate

Primer aniversario Mamá de día y de noche {con súper sorteos}

MDNaniversario
Parece que fue ayer cuando me presentaba para vosotros hace ya un año. Ha sido un tiempo en el que la bi-maternidad se ha apoderado de mi día a día, al mismo tiempo que mis inquietudes de aprendizaje, enseñanza y creación han tomado ritmos en mí que me hacen estar siempre activa y en movimiento.
Escribir un blog es cuestión de motivación y de tiempo. Llevar un blog con un ritmo de publicaciones más o menos definidas implica tiempo, no hay duda. Sin embargo, me he encontrado tan a gusto en esta nueva faceta de mi vida como mamá blogger 24 horas (como bien se define Lucía), que no me ha importado robarle horas al sueño, dejar de hacer otras cosas o dedicarle tiempo y cuidados a la estética y el diseño de los post y del propio blog.
En este año ha cambiado mucho, lo sé. Sigo en blogger, pero con dominio. El diseño lo he ido cambiando según he ido sintiendo que necesitaba hacerlo, bien por las tendencias de la blogsfera o bien por una necesidad personal. Aprender cuesta tiempo pero como os digo, me ha encantado estar aquí lunes, miércoles y viernes, reflexionando, contándoos nuestros juegos, nuestras recetas, nuestros trucos o nuestras vacaciones y excursiones con los niños. Cada comentario vuestro me ha animado a continuar. La actividad en las redes sociales también, como no. ¡Miles de gracias a todos!
Y ahora, después de esta “pequeña” reflexión inicial, comienzo con el sorteo, con las marcas molonas que se han prestado para celebrar este primer añito y con las condiciones para ganar los premios. ¡Empezamos!
1.   Planeando ser padres: Lucía nos facilita cinco ejemplares de su libro desmitificando el embarazo semana a semana. ¡Así que habrá cinco ganadores!

 

 Condiciones: ser seguidor de su fanpage (optativo)

GANADORES
2.   Club de malas madres: organizadas por Laura Baena, nos ceden una camiseta a elegir por el ganador o ganadora y alguna sorpresilla más que dejarán en el envío.

 

Condiciones: pasar por la tienda para elegir la que más os gusta (dejad el modelo apuntado en el comentario de participación) y ser social del club. Podéis hacerlo aquí

GANADORA
3.   Piezecitos: Ainara para este cumple blog deja elegir al ganador del sorteo una de sus láminas amorosas.

 

Condiciones: ser seguidor de su fanpage y pasar por la tienda para elegir cuál os gusta más (dejad el comentario en el formulario de participación)

GANADORA
4.   La Vera Donna: Verónica nos cede, en esta ocasión, un sujetador de embarazo y lactancia a elegir entre dos: con aros o sin aros, para que la mami o futura mami estén guapas y cómodas.

 

Condiciones: ser seguidor de su fanpage

GANADORA


5.   Eva Gascón Fotografía: Eva ofrece al ganador del sorteo una sesión mini de otoño/halloween de 40 minutos de duración en algún parque o casa (Madrid o alrededores) y le dará, además, 10 fotos tratadas en formato digital.

 

Condiciones: darle al me gusta de su fanpage y opcional estar suscrito a su newsletter

 GANADORA
6.   Iberpin: Irene ofrece un pack de pines exclusivos para el ganador. Como sabéis estos pines son estupendos para marcar la ropa en los niños pequeños, en los ancianos y también para los trabajadores de las empresas.

 

Condiciones: ser seguidor de la fanpage y en el comentario de participación decid para qué lo usaríamos.

GANADORA
7.   Tutete.com: Teresa nos ha ofecido una puerta del Ratoncito Pérez para que los niños en edad de perder los dientes de leche tengan la puerta del Ratoncito mucho más a mano, para su tranquilidad, alegría y potenciando su imaginación.

 

Condiciones: ser seguidores en twitter

GANADORA
 
8.   Nordic baby: nos ofrece un BELT UP KIDZ. Es el seguro anti-escape para que no saquen los brazos del arnés (ya que van a contra marcha, que los cinturones estén bien colocados)

 

Condiciones: ser seguidores de la página de facebook

GANADOR
 9.   Sweet Carving: Patricia nos ofrece un estupendo sello artesanal de Cupido, con acabado en Sweet, precioso.

Condiciones: ser seguidor de la fanpage

GANADORA
10.   Mamá de día y de noche: yo también participo con dos cursos online de literatura infantil.

 

Condiciones: ¡¡leer con y para nuestros hijos!! 

GANADORAS
** Atención** Para participar en el sorteo:
1.   Hay que cumplir con los requisitos de cada empresa para acceder a ese premio.
2.   Hay que compartir este post en alguna de las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram o Google+) con la etiqueta #MDNaniversario para que os vea. Los suscriptores del blog tienen una participación extra. Si aún no eres miembro, puedes apuntarte aquí
3.   Dejar un comentario en el post para saber que participáis en el sorteo
4.   Rellenad el formulario para saber a qué os habéis apuntado, que hay muchos premios!

El formulario estará abierto desde hoy 9 de octubre de 2015 hasta el domingo 18 de octubre de 2015. El lunes haré el sorteo y me pondré en contacto con los ganadores. Si en tres días no dieran señales de vida, volveré a sortear el premio.
¡¡Mucha suerte a todos!!
Mamá cuídate

Mamá guapa, productos para niños y mamás {con sorteo}

Mamáguapa

¡Buenos días! Hoy os presento una tiendecita de Córdoba, especial para la maternidad respetuosa. Y digo esto porque tienen ropa para el embarazo, la lactancia, productos naturales para los bebés, discos de lactancia reutilizables y más cosillas que podréis ver en su web. Y es que, tal y como me comentaba Carolina (una de sus fundadoras), la idea surge cuando, a raíz del embarazo de una de las socias, va a comprar sujetadores de embarazo y lactancia y descubre que sólo están en los colores básicos y bastante caros. Después de comentarlo con otras mamis o futuras mamis, se dan cuenta de que se necesita tener más variedad en el mercado y deciden fundar Mamáguapa, S.L., registrando la marca y efectuando los registros oportunos para estar dentro del marco legal vigente actualmente.

Y, poco a poco, se presentan en ferias, como la Feria Bebés y mamás de Barcelona, y tienen una acogida genial, por lo que continúan intentando conciliar con sus familias para aportar a la sociedad una maternidad más respetuosa tanto con los materiales empleados a la hora de fabricar sus diferentes pijamas, camisetas y discos de lactancia; como con los productos para bebés y mamás que venden.
Para que conociera un poco más la marca, Carolina me envió un paquete con champú y gel para pieles delicadas, una crema para el culete, un aceite de masaje y una loción para después del baño. Además, al enterarse de que durante mis lactancias he usado discos de lactancia de bambú, me envió un par de discos para que pudiera compararlos. Y aquí van mis impresiones:

 

El champú y gel son una maravilla. Hacen muy poquita espuma y se aclara muy muy bien. A mí me encanta su olor a naranja y al hacer tan poca espuma, facilito la tarea a Álvaro cuando quiere lavarse el pelo y aclarárselo él solo. Además, con Diego ha sido también genial porque el aclarado se simplifica. Como Álvaro tiene la piel delicada, lo avisé de antemano pero me dijeron que no tuviera miedo, que los productos que me iban a enviar eran para pieles delicadas y que su dermatitis estaría bajo control. Debo decir que así ha sido. Álvaro está estupendo y creo que han disminuido sus granitos.

 

La crema para el culete huele muy bien a lavanda (orgánica) y tiene una textura genial. Lleva caléndula, manteca de karité, cera de candelilla, árbol de té… que añaden propiedades naturales sin introducir derivados del petróleo y sin experimentar con animales.

 

La loción para el cuerpo es también de naranja y se extiende fenomenal. Además, no necesitas demasiada para los cuerpecillos de los niños y eso es un ahorro. El olor es una pasada y en conjunto con el gel me parece ideal.

 

El aceite para masajes no tiene aromas, lo cual es ideal para que el bebé se pueda concentrar sólo en recibir el masaje, sin tener otros estímulos que distraigan su atención. Así con relajarse y disfrutar tiene más que de sobra. Yo lo he probado y me parece estupendo porque se desliza muy bien entre las manos sin dejar ninguna sensación grasa.

 

Los discos de lactancia son preciosos estéticamente por fuera, pero al tacto, son aún mejores. No ocupan nada y son de bambú y algodón, lo que proporciona protección contra los hongos y las bacterias; y duración en el tiempo a pesar del trote que les damos (sobre todo al principio). Hay que pensar que, al principio, los discos los tendremos que cambiar con mayor frecuencia hasta que “las subidas” se controlen de forma natural.

 

Y ahora vamos con el sorteo, porque Mamá guapa sortea el mismo pack que me han enviado a casa. Así que si estas embarazada, acabas de tener un bebé, tienes en mente ir a buscarlo o tienes que hacer un regalito 😉 ¡APÚNTATE!
Para ello tienes que dejar un comentario en el blog y compartir este post en Facebook para que todos tus amigos sepan que estamos de sorteo. Y, aunque no es obligatorio, sí agradecemos que le des a “me gusta” de la página de Mamáguapa y de Mamá de día y de noche.
Por lo demás, decirte que te puedes apuntar a lo largo de esta semana y la que viene. El plazo para apuntarse acabará el sábado a las 23.59 horas. El domingo 20 de septiembre, realizaré el sorteo con sortea2 y diré en las redes sociales quién ha sido el ganador del pack de productos para bebé y los discos de lactancia. Me pondré en contacto con el ganador/a a través del correo electrónico y, si en tres días no contesta, el jueves 24 volveré a sortearlo. ¡Todo claro!
Muchas gracias y ¡mucha suerte!

————————————————————————————————————–
Edito para comentaros que acabo de realizar el sorteo. Sí, finalmente lo he hecho el 23 de septiembre a la 01:28 horas, así que podéis imaginaros que he tenido unos días un tanto complicados y no me ha dado tiempo a preparar el sorteo pero aquí está la ganadora.
  • Maria Isabel Ayuso Conejero

Enhorabuena, me pondré en contacto contigo y con Mamá guapa para que te envíe estos productos y esperamos que te gusten =D

Hoy probamos Mamá cuídate

Hoy probamos: KegelSmart de Intimina

Hoy probamos

Hoy os traigo un post esperado por muchas de las lectoras femeninas que tengo. Bueno, quizá también les interese a los hombres, por eso de que el suelo pélvico de una mujer afecta también a nuestras parejas e hijos. Sí, sí, hijos también. Antes o después, lo prometo. Veréis, es que con esto de que tengo dos hijos varones, siempre pienso que en unos años tendrán pareja y yo seré suegra (buena suegra, por supuesto). Y lo que no llevaría nada bien es que cuando sea mayor mis nueras se quejen de que se me escapa el pipi. Sí, es una idea que me obsesiona. Me obsesiona mucho. Quizá influya que de pequeña, cuando acompañaba a mis abuelas a misa, siempre había alguna mujer que olía a pis y claro, es que es un olor que tira para atrás.
Con el paso de los años he dejado de ir a misa pero sé que muchas mujeres sufren pérdidas de orina por no haber cuidado su suelo pélvico tras tener a sus hijos. Así que, en la parte que podemos cuidarnos y prevenir lesiones y escapes en el futuro, creo que debemos trabajar duro y hacer un esfuerzo.
Como os imaginareis, después de dos embarazos con sus correspondientes 15 kilos en cada uno de ellos, dos partos vaginales y una episotomía, lo normal es que el suelo pélvico se vea resentido. El mío no iba a ser menos y lo noté después de tener a Diego. Mis hijos se llevan 23 meses y quizá es poco tiempo para que el suelo pélvico se hubiera recuperado del primer embarazo y parto cuando andaba ya con el siguiente. La cosa es que después de dar a luz sentía que mi suelo pélvico estaba muy debilitado. Los abdominales hipopresivos ayudan a quitar tensión del suelo pélvico y a subir los órganos caídos. Si a esto le sumamos los ejercicios Kegel, debería de recuperar el suelo pélvico enseguida. Si no fuera por el hecho de que no había hecho ejercicios Kegel en mi vida y que no tenía ni idea de cómo debía hacerlos.
Es ahí donde llegó a mi vida KegelSmart, un ejercitador inteligente de suelo pélvico que tiene una rutina para que realizar los ejercicios Kegel sea mucho más sencillo de lo que imaginamos. En primer lugar destaca que el KegelSmart es inteligente porque detecta tu tonicidad de suelo pélvico en un test inicial y también según vas avanzando. Además, sólo tiene que dedicarte a contraer y relajar la musculatura pélvica según sientas la vibración o el cese de movimiento.
A mí las primeras veces no me quedaba nada claro cómo debía de hacer los movimientos porque lo de contraer y relajar puede tener diferentes versiones, hasta que vi este video en el que lo explican todo muy bien. 
Una vez que sabemos qué músculos debemos contraer y elevar, con qué postura debemos hacerlo y cómo debemos respirar, decidí que debía seguir viendo vídeos para practicar con un fisioterapeuta especializado cómo hacerlo. 
Y una vez que localicé los músculos de mi suelo pélvico, comencé a usar el KegelSmart. ¿Para qué me ha servido? Para conocer el estado de mi suelo pélvico inicial y seguir una rutina que tiene marcada para fortalecer los músculos no teniendo que estar pendiente del reloj ni de nada, sólo sintiendo las vibraciones y el cese de las mismas.
Además, me está sirviendo para continuar con estas rutinas y que no me dé pereza, porque KegelSmart se encarga de decirme cuánto tiempo debo contraer y cuándo relajar. Las rutinas duran entre 3 y 5 minutos y hay 5 niveles, siendo el 1 el del suelo pélvico más débil. Las rutinas se deben hacer al menos una vez al día y, cuando lleguemos al nivel que deseamos, nos recomiendan hacer los ejercicios 3 veces por semana.
El precio del ejercitador ronda los 80€, si bien es cierto que buscando por internet he encontrado algunas ofertas. No obstante, si queréis cuidar el suelo pélvico para evitar las pedidas de orina, quizá es una buena inversión ya que te permite comodidad a la hora de hacer estos ejercicios.
Por si estáis animadas (o animados) para conseguir el KegelSmart de Intimina, os dejo un enlace afiliado de Amazon. Como sabéis, por cada venta que se realice a través de los enlaces, Amazon nos da una pequeña comisión que nos permite continuar trabajando en el blog. ¡Gracias por colaborar!
 

* Post patrocinado

Mamá cuídate Un té contigo

El primer té del nuevo curso

El primer té del nuevo curso

¡Buenos días! ¡Ya hemos superado la primera semana del nuevo curso! Madre mía, parecerá mentira pero después de mes y medio teniendo a #papádedíaydenoche en casa, ¡me daba miedo quedarme sola de nuevo con los dos enanos! Luego la realidad ha sido, sin duda, mucho mejor de lo que imaginaba.

Los niños han tardado muy poco en darse cuenta de que estoy sola con ellos y de que solo tengo dos brazos, dos ojos y dos piernas para acudir a todo, así que Álvaro, a un mes de cumplir tres años, ha vuelto a ser el chico dispuesto a ayudar y con ganas de participar en todo.

 

Diego está a las puertas de cumplir su primer año. ¡Qué rápido se ha pasado! Madre mía, si parece que fue ayer cuando contaba los días para verle la cara y ahora ya cumple un año. ¡Y qué año más completo! Porque tener un hijo cambia la vida, pero tener dos que se lleven poco tiempo, la cambia (a mejor) mucho más. Pero es cansado…todo hay que decirlo.
Como habéis visto, esta semana en el blog hemos tenido muchas vacaciones y un post diferente. Lo de las vacaciones, entendedme, no era por dar envidia, es para tener un recuerdo gráfico y escrito de lo que vivimos esos días. Así que si aún no habéis leído nada, os invito a leer las crónicas de #GaliciaConNiños
Hoy no me enrollo más porque estamos ultimando los detalles del bautizo de Diego y no me queda mucho tiempo en soledad. Deciros que he comenzado un proyecto nuevo, #365diasmdn en Instagram para hacerme consciente de lo rápido que pasa el año con los niños, teniendo en cuenta que, como dice mi amiga Beilos días son largos, pero los años son cortos”. Así que, si queréis uniros a esta ventanita de juegos, risas, diversión y día a día, sólo tenéis que escribir el hashtag #365diasmdn (365 días mamá de día y de noche) y publicar conmigo vuestro día a día. Aunque, pensándolo bien, el año 2016 es bisiesto, así que habrá un día más de fotos =D

 

La semana que viene habrá temática de educación, de salud en la mujer y alguna novedad que me guardo para sorprenderos. Un abrazo muy grande y ¡feliz fin de semana!
Hoy probamos Mamá cuídate

Velastina Antiestrías

FirstFrame

¿Sabías que se calcula que un 27% de las adolescentes tienen estrías producidos por los cambios hormonales? Pues este porcentaje aumenta y se coloca entre un 60% y un 90% si hablamos de mujeres embarazadas y es que somos muchas las que, con los cambios hormonales en la adolescencia y el embarazo tendemos a tener las famosas estrías que son muy poco estéticas, la verdad. 

Por eso, cuando Madresfera me propuso testear la nueva crema Velastina Antiestrías de ISDIN no pude decir que no. Además, hoy estoy de estreno con una sección llamada “Mamá cuídate” en la que encontraréis diferentes trucos, cremas, deportes, comidas, y un largo etcétera para que las mamás también estemos bien por dentro y por fuera. Y hoy, para variar, el post os lo traigo en formato vídeo. Sí, sí, como lo habéis leído. 
¡Espero que os guste! ¡Nos vemos tras el vídeo!

 

¿Os ha gustado? Para ser la primera vez que me grabo, edito el vídeo y demás, no ha estado tan mal, creo yo. Cualquier duda o sugerencia, la espero con ganas en los comentarios. Un abrazo y nos vemos o leemos 😉

Hoy reflexionamos Mamá cuídate Un té contigo

El té de los viernes (VII)

el té de los viernes

¡Buenas tardes! Una vez más el té volvemos a tomárnoslo por la tarde… Ya lo sé, debería dejar programada esta entrada pero con esto de apurar hasta el último momento para contaros toda la semana, a veces me pasa esto. Pero bueno, aquí va mi resumen semanal. 
 Si me habéis ido siguiendo en el blog, el lunes escribí un post sobre la seguridad en el coche. Mis hijos, desde hace unos días, ya viajan a contra marcha y el resultado está siendo muy muy positivo. Pensábamos que igual Álvaro no llevaría bien el tema de ir de espaldas a nosotros, pero está encantado porque puede ver lo de delante (gracias al espejo) y lo de atrás (por la posición). Total, que nos tiene controladísimos y está muy contento con su nueva silla. Diego ahora viaja mucho más seguro que en la maxi-cosi porque la postura no es nada forzada y se queda frito en cuanto arrancamos el coche. ¡Así que no os lo penséis! Los niños, mejor de espaldas a la marcha.

 

El miércoles salió publicado un post sobre una ciudad romana llamada Segóbriga. ¿La conocéis? Está en la provincia de Cuenca, a tan solo 4 km de Saelices (km 100 de la A-3) y es un lugar que visitamos cada año y nos sorprendemos con los nuevos hallazgos que allí se producen. Si no conoces este Parque Arqueológico, te invito a visitarlo y alucinarás con su “historia viva”.
Si me habéis visto en las redes sociales, he estado bastante activa con un tema que me preocupa y me pone en “estado de alerta”: la conciliación, la maternidad, el trabajo… Es que no sé en qué seguimos pensando. A ver, la conciliación no es un problema de las madres o de las personas que tienen hijos. La conciliación es un problema que nos afecta a todos porque todos necesitamos tener un equilibrio entre nuestra vida laboral y la personal (familiar, de amistades, de hacer deporte, ocio y tiempo libre). 
El Club de las Malas Madres puso de manifiesto en su informe #Concilia13F una realidad muy preocupante. Las mujeres sufrimos despidos al anunciar embarazos (esto es muy familiar para mí), nos quitan responsabilidades en nuestras tareas laborales, tenemos que asumir una bajada de salario al pedir la reducción de jornada (que, en lugar de disminuir la carga de trabajo, se hace la misma pero en menos tiempo y menos salario)… 
Y así un montón de acciones en las que las madres, la maternidad y la infancia se están viendo afectadas de forma muy seria. Y sí, lo sé, hay empresas en las que no se hace nada de esto. Pero hay muchas otras en las que sí se hace y no deberíamos permitirlo, ¿sabéis por qué? Porque sin madres no hay niños y, sin niños no hay futuro. ¿Quién pagará tu pensión si no hay niños? ¿Quién mantendrá esta rueda si no hay nadie que la haga girar? ¡La locura no es tener 3 o 5 niños, es que la sociedad no te facilite las cosas! 

Así que, desde aquí muestro, nuevamente, mi apoyo a esta tarea de luchar por tener derechos. Imagino que las cosas irán cambiando, pero se necesita apoyo y levantar la voz. El pasado lunes, a las 22 horas, hubo una quedada twittera y estos fueron los datos conseguidos:
Está claro que en España no sólo nos mueve el futbol. Somos capaces de hacer muchas cosas y quizá ha llegado el momento de pedir. La primera cosa que se necesita es el cambio en el paradigma social. Está claro que los hombres no tienen tetas para amamantar pero sí son importantes en la crianza. Queremos que se respeten los plazos de 6 meses de lactancia materna que recomienda la Organización Mundial de la Salud. Yo creo que los hombres deberían tener otros 6 meses para evitar la discriminación a la hora de elegir personal para un puesto de trabajo. Además, el bebé se beneficiaria de tener un año completo con sus dos personas de apego (madre y padre), alejado de madrugones y rutinas de guardería.
No todos los trabajos se pueden realizar desde casa, pero los que sí se pueden hacer, ¿por qué no confiar en los trabajadores y realizar un trabajo por objetivos desde casa? Estar en casa y trabajar desde ella no significa estar viendo la tele, ni mucho menos.
Y si se pide una reducción de jornada, además de concederla con la correspondiente reducción de salario, hay que hacerlo también en la cantidad de trabajo asignado.
Y si todos queremos ayudar a que se produzca una conciliación real, quizá deberíamos dejar de ir a comprar a última hora, para que todos podamos salir antes y conciliar. ¿No?
Bueno, hoy me estoy enrollando mucho. Os dejo contándoos que para celebrar que ya tenemos al padre de las criaturas en casa de vacaciones, hoy me he ido a dar un masaje. ¡Qué relax! Reconozco que de vez en cuando todos necesitamos un ratito de desconexión y de quitar contracturas. Por si vivís por la zona, os dejo los datos de esta estupenda masajista. Se llamar Mar y es muy buena, aunque seguro que os deja sin respiración cuando os coja las contracturas.
Nosotros esta semana hemos estado en la piscina disfrutando los cuatro del agua y, como ha hecho tanto calor, también hemos salido al pantano para que las perras se dieran un chapuzón. 

 

 Además, hemos recibido algún que otro paquetito y pronto habrá nuevos post con sellos de calidad muy interesantes para mamás y niños. Estoy preparando una categoría especial de “Cuídate Mamá” para hablar sobre productos muy interesantes para las mamis, que también tenemos que cuidarnos. 

 

Y por hoy me despido. Espero que hayáis pasado una estupenda semana y que estéis disfrutando, sobre todo, de vuestros peques.
Un abrazo
Hoy reflexionamos Mamá cuídate

Un momento de relax

A veces el ritmo de vida es tan intenso, tan caótico que nos dejamos llevar por los relojes sin que nos dé tiempo a pensar durante un segundo en qué se nos está yendo la vida y por qué tenemos tanto estrés. Y os lo digo yo que estoy en casa con dos niños y una perra… pero observo a gente a mi alrededor que tiene niños, casa, trabajo; ¡siempre tienen tanto que hacer! y, de verdad, pienso que todos merecemos tener un momento de relax.

No os estoy hablando de un fin de semana sin niños (¡que no lo quiero ni regalado! ¡Sin mis hijos, no!). Os hablo de un rato en el que estemos desconectados de todo (móviles, televisión, ordenadores…) y podamos estar tranquilos con nosotros mismos, con música tranquila, un té que nos relaje, quizá un baño de agua caliente con la luz de una vela…
Muchos leerán estas letras y pensarán que esto es una utopía porque teniendo niños no se tiene un minuto libre pero no tiene porqué ser así. Es verdad que siempre tenemos muchas cosas que hacer. Cuando no es el trabajo es la casa, sino todo a la vez, los niños, la comida, la ropa… ¡No tenemos tiempo para nada! O tenemos tiempo y lo empleamos en otras cosas, que también puede ser. 
No creo que sea complicado (y tengo dos niños pequeños) buscar un rato, aunque sean cinco minutos para disfrutar de un café, de una canción, de un buen libro… a veces estar bien con uno mismo es lo que nos capacita para estar bien con el resto, ser más receptivo y que luego los niños, la casa o el trabajo no nos saque de quicio.
Todos sabemos que hacer deporte es algo positivo para nuestro cuerpo, nos mantiene en forma, liberamos endorfinas, nos sentimos mejor con nosotros mismos. Pues si dedicamos 10 minutos al día, por ejemplo, al cuerpo con ejercicio físico; ¿por qué no emplear 5 en estar relajados para que nuestra mente se tranquilice? 
Buscar el momento no será sencillo. En mi caso, con Álvaro de dos años y Diego de cuatro meses y medio, no siempre es fácil. Es raro que coincidan en la siesta de después de comer. Lo normal es que cuando el pequeño se despierta, el mayor se duerme y luego al revés… ¡Y así es imposible hacer cosas de la casa, recoger la mesa, meter la ropa de la lavadora en la secadora…! Pero el día que coinciden, está claro: ¡ese rato es mío! Infusión y al ordenador a escribir sobre algo que me apetezca, que me preocupe, que quiera compartir… Si no, un rato de silencio, de leer (ebook en el móvil porque con un bebé en brazos lo del libro y usar las dos manos es más difícil), de hacer algo que sea para estar tranquila y bien.
Ahora que le han regalado a mi marido un juego de tés estamos encantados. Llevo dos días tomándome uno después de comer y es un rato tan placentero que os lo recomiendo a todos. Al terminar de comer, recojo lo que puedo (llevo al peque en brazos), pongo el hervidor de agua y pongo el té en el filtro. Cojo una taza bonita (cuidando los pequeños detalles ;D), pongo el filtro y estevia (edulcorante de origen vegetal). Cuando el agua está en su punto, la pongo en la taza y espero los minutos que marca el té. Puedo sentarme en el sofá con Diego entre mis brazos dormido o estar en la mesa con el ordenador encendido, buscando información o alguna canción para el coche. Miro la taza de té y me acuerdo de mi intención primera: tener un momento de relax para mí, así que hay que aprovechar esos minutos y desconecto.
Y ahí están el silencio, un té calentito y yo conmigo misma. 
La entrada de hoy termina aquí. Os deseo un feliz fin de semana y espero que encontréis un momento de relax para disfrutarlo solos o en buena compañía.

Close