Browsing Category

Juegos

Juegos

Lego Duplo “Jungle”

DSC_0001

Buenos días! ¿Cómo han ido esas vacaciones? Las nuestras han sido intensas pero estamos de vuelta.

Como todos ya sabréis, en junio comenzó mi andadura con Educar en Calma y no he parado de trabajar desde entonces.

He tenido el blog un poco aparcado pero necesitaba coger aire y, entre el otro blog, la operación de mi marido, los cursos que he preparado y que pronto verán la luz, he desaparecido un poco por aquí (aunque no por las redes sociales 😉 ) Leer más »

Juegos

Globos de helio y ¡a disfrutar!

globos-helio-bombas-pelotas-skydancers-bolas--2184-MLV4032944556_032013-F

Imagino que todos vosotros habréis jugado alguna vez con globos de helio. Bueno, en mi caso debo reconocer que jugaba con ellos para aspirarlo y así poder poner vocecillas graciosas con mis amigas. Sí, lo sé, no es demasiado bueno esto de aspirar el helio, ¡pero es muy gracioso! Leer más »

Juegos

Memori con niños, trabajamos la memoria en familia

DSC_0162

¡Buenos días! Llevaba tiempo queriendo hablaros de este juego: el memori. Creo que lo hay de todos los estilos que busquéis: con colores, números, formas, animales, objetos, caras, personajes de dibujos… ¡No sé cómo en casa no tenemos el de Rayo McQueen! 😀

El nuestro viene de un regalo de cumple que le hicieron a Álvaro y que está dando mucho juego para pasar tiempo en familia, favoreciendo la concentración y la memoria. Leer más »

Juegos

Regalos de Navidad educativos para niños

PicMonkey Collage2

¡Hola a todos! En estas fechas imagino que todos andáis buscando el regalo perfecto para vuestros hijos. Como sabéis, cada niño es un mundo y debemos “seguir al niño” haciéndole caso a lo que ya nos decía hace años María Montessori. En nuestro caso, buscamos juguetes educativos, preferentemente en madera y que sigan pedagogías activas, en las que el niño es el protagonista. Leer más »

Juegos

Esta Navidad, sé original con regalos personalizados

Personaliza tus regalos

¿Cada año la Navidad comienza antes o es mi sensación? La verdad es que desde que soy madre el tiempo avanza más deprisa. Hace nada estábamos de vacaciones y ahora estamos preparando el árbol, los adornos y, como no, los regalos.

Y es que, seas de la opinión que seas, seguro que algún detalle para tu pareja o tus hijos cae. No importa si es Papa Noel, los Reyes Magos o la magia de la Navidad, pero todos en estas fechas tendremos nuestro regalo.

Así que este año nosotros nos vamos a decantar por personalizar nuestros regalos con fotografías. Y para muestra, os voy a adelantar tres estupendas elecciones que he hecho ya (y que no he podido resistirme a abrir y disfrutar). Leer más »

Crianza Juegos

Cesto de los tesoros: qué es y cómo crear uno

Cesto-2Bde-2Blos-2Btesoros

Elinor Goldschmiedfue el creador de la propuesta de juego del Cesto de los Tesoros y el Juego Heurístico. Esta pedagogía inglesa está considerada como una de las más prestigiosas de las europeas. Lo que quiero con este post es acercar esta propuesta de juego infantil para bebés a las familias, para que sepan en qué se basa, cómo se puede hacer una y qué beneficios tiene hacer estas actividades con niños pequeños.
El cesto de los tesoros es una actividad infantil diseñada para bebés que ya pueden sentarse solos sin ayuda (más o menos 6 o 7 meses). Consiste en organizar, por parte del adulto, un cesto lleno de objetos de uso cotidiano, y esperar a que ellos mismos, espontáneamente, exploren sensorialmente los objetos del cesto (los miran, los tocan, los chupan, los huelen, los agitan, los tiran, los escuchan…).

El cesto de los tesoros suele tener éxito entre los bebés hasta los 10 o 12 meses, momento en el que comienzan a gatear y más tarde a caminar y les interesa más explorar el entorno que les rodea.
Desarrollo de la actividad
Mi recomendación personal es que el cesto esté en un lugar luminoso y tranquilo, en el que el ambiente sea cálido y lleno de paz. Si el suelo tiene una alfombra o colchoneta, mejor porque será más cómodo para ellos.
Y, principalmente, el trabajo del adulto ha terminado porque ya lo único que debe de hacer es estar allí, acompañando y, preferiblemente, sin intervenir. Esta actividad está pensada para dejar que los niños exploren libremente, por lo tanto los adultos (aunque nos cueste) debemos dejar que los niños estén concentrados y conectando sus neuronas a través de la exploración sensorial.
Puede parecer que no se hace nada, pero el papel del adulto es fundamental porque al estar cerca del bebé se transmite muchísima seguridad y confianza. Y si los objetos han sido elegidos adecuadamente, la seguridad se queda, simplemente, en que no se hagan daño (sobre todo si hay más de un bebé o hermanos y uno decide tirar un objeto a la cabeza del otro o darle con una paleta al otro ;P )
El juego del niño con los objetos
Digamos que los niños disfrutan mucho del contacto con los objetos eligiendo, al principio, aquellos que están más próximos a ellos y le resultan atractivos. Es normal que los revuelvan para obtener sensaciones a través del contacto y la manipulación. Más adelante, empezará a elegir objetos que le atraigan por alguna propiedad concreta de ellos: sonoridad, color, textura. Será en ese momento en el que decida elegir el objeto y decidir qué hacer con él: morder, agitar, succionar, voltear, meter, oler, lanzar, sacar, etc.
Además de explorar objetos obteniendo información sensorial, con esta actividad se mejora el control postural de los niños ya que tienen que inclinarse hacia el cesto, balancearse y no perder el equilibrio; la coordinación óculo-manual (trabajamos las manos aproximándose hacia los objetos) y su expresión oral (emite sonidos, se ríe, grita, etc.).
Materiales necesarios
El cesto de los tesoros suele tener unas características especiales para favorecer la utilización y libre y espontánea a la hora de explorar los objetos. Por ejemplo, el cesto debe de ser amplio para tener capacidad de albergar objetos variados. Evidentemente todo dependerá de las dimensiones de vuestra casa y de para cuántos niños vayáis a prepararlo (no es lo mismo un aula de bebés que una casa con un bebé). No debería ser muy alto para que los niños puedan acceder al contenido de los objetos. ¡Ah! Y debería poder limpiarse fácil y regularmente sin ser de plástico.
La teoría nos dice que los objetos no son juguetes ni objetos de plástico (en mí casa sí hay objetos de plástico), sino objetos de uso cotidiano y de diferentes materiales que puedan aportar estímulos sensoriales diferenciados: texturas, colores, olores, sabores, pesos, volúmenes, sonidos, temperaturas, consistencias, formas… ¿Cuántos objetos debe de tener? Pues se dice que unos sesenta objetos pero todo va a depender de vuestro cesto y vuestro hogar. Sí os recomiendo que lo vayáis variando con frecuencia y os encarguéis de tener el material en perfectas condiciones higiénicas. Si algún objeto no se puede lavar, deberá sustituirse por otro de similares características.
Os dejo un listado de objetos que podéis incluir en vuestro cesto de los tesoros:
Objetos naturales: piedras (de más de 5 cm, pensad que las meterán en la boca y no queremos sustos), piedra pómez, limón, piña, etc.
Objetos de materiales naturales: tapones de corcho, pinceles, etc.
Objetos de madera: cajas pequeñas sin tapa, sonajeros, pinzas de la ropa, etc.
Objetos metálicos: cucharas de diferentes tamaños, llaves, etc.
Objetos de papel/cartón: cajas pequeñas con o sin tapa, tubos de cocina o wc, trozos de cartulina, etc.
Objetos de piel/tela/goma/fieltro: monederos, pelotas de goma, cuero, tenis, trozos de tela de diferentes texturas, etc.
Objetos de vidrio: frascos de perfume pequeños, collar de cuentas (tipo rosario), tarro de cosméticos, etc.
Beneficios de la actividad
Para el niño
  • Concentración
  • Utilización de las manos y la implicación de todo el cuerpo
  • El criterio a la hora de elegir entre muchos objetos
  • Exploración de una gama muy amplia de objetos y el descubrimiento de sus propiedades
  • Aprendizaje por sí mismo sin depender del adulto
  • La actuación según su propio ritmo
  • El disfrute con el placer de la sorpresa
Para el adulto
  • Permite la observación tranquila de las acciones sin intervenir en ella
  • Permite conocer mejor al niño (o a los niños), sus preferencias
  • Enriquecimiento de la imaginación y la creatividad mientras recolecta los materiales
  • Aprender junto al niño, dándose cuenta de sus posibilidades creativas
  • Reflexionar sobre la propia acción y formación.
Para terminar os voy a enseñar nuestro cesto de los tesoros. Como os he dicho al principio, todo depende de vuestro espacio de casa y del número de niños que tengáis. En nuestro caso, la casa es pequeña y sólo tengo un bebé en casa, Álvaro ya no juega con el cesto. A veces interviene y ayuda a Diego a colocar los objetos o a sacarlos todos (cosas normales en mi casa ;P ).

 

Nuestro cesto es producto del reciclaje porque fue una de las cestas que me regalaron cuando tuve a Álvaro que he decidido darle un nuevo uso durante una temporada y por tamaño me cuadra, pero es un tema personal =D

 

 

 

Y los objetos que hay dentro van variando. A veces hay más objetos que otras, y depende también, incluso, de mis hijos. Álvaro, con 3 años ya va viendo lo que se puede meter y me ayuda a seleccionar cosillas variadas de la casa. Es genial tener un ayudante para eso.

 

 

Espero que el post os sirva si decidís animaros a crear uno. Podéis enviarme alguna fotillo para que vea vuestras creaciones por mail y, si me dais permiso, las iré colgando para que todos podamos seguir aprendiendo =D
Un abrazo y ¡muy feliz día!
Juegos

Hoy jugamos con puzles magnéticos

Puzles-2Bmagn-25C3-25A9ticos

¡Buenos días! ¡Ya es viernes! Pensaba haberme tomado un té con vosotros mientras os contaba todo lo que ha pasado estos días en casa, pero tengo este post atrasado y quiero que sigáis aprendiendo sobre juegos y juguetes diferentes para vuestros peques =D
Así que os cuento un poquitos qué es esto de los puzles magnéticos verticales, cómo se pueden usar y qué potenciamos y trabajamos. ¡Comenzamos!

Nosotros conocimos estos puzles magnéticos porque una amiga de mi madre (gracias, Maribel) se lo regaló a Álvaro el año pasado cuando cumplió dos añitos. El nuestro es de madera gordita para poder cogerlo con facilidad. Vienen cinco pequeños puzles de dos piezas cada uno en los que se ven cinco animales salvajes: león, tigre, cebra, elefante y jirafa. Al tener solo dos piezas por cada animal, la dificultad es relativamente fácil, aunque al principio seguro que veis a la cebra con el culete del león =D
Lo bueno es que, al ser magnéticos, enseguida se juntan los polos de los imanes y se ve el resultado de nuestra acción, pudiendo corregir si no hemos acertado sin necesidad del adulto.
Cada animal tiene un color asociado que también les sirve para orientarse a la hora de hacerlos si no identifican bien los traseros de cada animal.
Por supuesto, cuando digo que pueden corregirse sin necesidad del adulto, me refiero a que pueden autocorregirse, no a que los padres, abuelos, tíos o profes sobren de la escena. No consiste en dejarles los puzles y desaparecer. Consiste en tener claro quién es el protagonista del aprendizaje: el niño. El adulto acompaña en el aprendizaje sin intervenir. Sé que es difícil, sé que hay que tener paciencia, sé que a los adultos nos cuesta cerrar la boca y no decirles “eso está mal”, “así no, mira”… Pero sé que merece la pena, que la cara de felicidad cuando lo consiguen ellos solos es única y que la concentración que tienen no debe verse interrumpida cuando están probando. A fin de cuentas la vida es aprender a través del ensayo y el error. ¿O es que vosotros nacisteis sabiendo? =D
Con estos puzles, que además se pueden hacer poniendo a los animales de pie, trabajamos:
  • La motricidad fina
  • La coordinación viso-motora
  • La concentración
  • Aprendizaje de animales y colores
  • Creatividad e imaginación
  • Conceptos como arriba-abajo, derecha-izquierda
Al tener poquitas piezas, también son fáciles de recoger 😉 y también podemos ir enseñándoles a dejar recogidas las piezas una vez que se hayan cansado de hacer los puzles y después jugar a los animales, por ejemplo.
Estos puzles magnéticos están recomendados para niños de entre 0-3 y 3-6. Evidentemente, con cada una de las edades se trabajan ciertas cosas y la rapidez con la que hace los puzles un niño de 5 años no tiene nada que ver con el nivel de exploración sobre la fuerza de los imanes que dedica un niño de año y medio. Pero como veis, todos aprenden.
Os dejo un vídeo que hemos hecho en casa para que veáis lo divertido que es hacer estos pequeños puzles. Como veis, a Álvaro en el vídeo le pasa de todo: comienza teniendo cada animal con un culete diferente y tiene que separar primero todas las piezas para comenzar el montaje desde el principio. Luego, cuando comienza a montar los puzles, algunas piezas no le encajan si no les da la vuelta… ¡y luego lo consigue él solo para satisfacción propia y de su madre (cámara en mano)! 
Así que os animo a jugar con vuestros hijos, pasar tiempo con ellos (no sólo de calidad, sino en cantidad) y dedicarles tiempos y espacios de juego. Estos puzles me parecen una buena opción.
¿Vosotros tenéis de este tipo de puzles magnéticos?
¿Les gustan a vuestros hijos?
Un abrazo y ¡feliz fin de semana!
P.D. Os dejo unos enlaces afiliado de Amazon por si queréis coger algún tipo de puzle magnético. Hay de muchos precios y también para diferentes edades. Espero que os guste la selección.
Juegos

Asociar números y cantidades {Actividad en la mesa de luz}

a5c52-asociar2bn25c325bameros2by2bcantidades
Hoy os presento una de las actividades que hemos hecho en casa (ahora también llamadas DIY – Do It Yourself) para nuestra mesa de luz casera. La verdad es que durante el proceso de creación de las actividades estuve dudando sobre cómo hacerlas, hasta qué cantidad (ahora veréis que tiene que ver con los números) y cómo presentarla. Luego, todo fue más fácil de lo que pensaba y la naturalidad es el mejor patrón a seguir.

Cuando las estuve preparando cogí varias cartulinas de diferentes colores para asignar a los números. Sin embargo, no quise poner los números de forma aleatoria en cuanto al color, y teniendo las Regletas de Cuisenaire en casa, me pareció muy adecuado usar esos colores para la creación de mis tarjetas y contadores. Por si no os sabéis la gama de colores que usa, os dejo una foto de la colección de Regletas que tenemos en casa para que podáis verlas.

 

Un truco para quedaros con el orden de los colores (lo aprendí con mi profe Carlos) es separar a los números por familias según los números primos menores de diez:
·         La familia del 2: 2, 4 y 8 -> Gama de colores cálidos: rojo, rosa y marrón
·         La familia del 3: 3, 6 y 9 -> Gama de colores fríos: verde claro, verde oscuro y azul
·         La familia del 5: 5 y 10 -> amarillo y naranja
Y nos quedan el 1 y el 7 que son la unidad y un número primo (aquel numero que posee la característica de que solo puede dividirse por él mismo y por la unidad), que tienen los colores de representación blanco y negro, respectivamente. Si lo veis así, no es tan complejo, ¿verdad?
Una vez decididos los colores de las cartulinas, comencé dibujando el número y también mediante posiciones tipo dado, las cantidades. Luego, para aprovechar la cartulina y la plastificadora, decidí escribir el número con letras en mayúscula y minúscula para tener juegos para más adelante. No es complejo, aunque lleva su tiempo. Tienes que delinear, cortar, plastificar, volver a cortar, clasificar y… ¡a jugar!

 

 

 Y aquí os muestro una de las veces que decidimos sacar este material para jugar. Elegimos la parte de los contadores y las letras minúsculas de los tres primeros números. Teniendo en cuenta que Álvaro no tiene los tres años, me parece una dificultad más que suficiente para que su cerebro se ponga en funcionamiento, asociando colores, contadores y grafías.

 

 

 

 

 

 

 

 Como podéis ver, al tener cada número un color, es fácil llegar a la conclusión de que todo lo que tenga ese color es del mismo número. El número de contadores depende también del número que represente. Es decir, si hablamos del 2, hay dos contadores rojos. Si es el tres, hay tres verdes claro. Y la grafía se asocia, sin saber leer (de ahí que ahora dé igual coger la minúscula que la mayúscula), también por colores. Poco a poco, los niños se fijan en las palabras, en las letras y hacen asociaciones, que les llevaran al dominio de la lectura.

 

 

 

 

La verdad es que lo pasamos bien. Fue un rato de observación de cómo mi hijo iba pensando y como su pensamiento le iba llevando a hacer hipótesis, a acertar, a equivocarse, a rectificar… No dije nada en ningún momento porque creí que era conveniente estar a su lado sin intervenir y sin juzgar, sin meter prisa. Me sorprendieron los resultados y por eso os presento esta actividad. En la mesa de luz todo tiene un color diferente (y más si le pones led de colores =D).

¡Feliz día, familias!
Juegos

Body painting en familia

Body painting

No sé si alguna vez lo he confesado ya por el blog pero pintar nunca fue lo mío. Desde pequeñita no se me dio nunca bien… En la universidad tuvimos varias asignaturas de educación artística y la profesora nos preguntó directamente si recordábamos que en algún momento nos hubieran dicho que pintábamos mal. Evidentemente todos tuvimos algún comentario de alguien que nos había frustrado nuestra actividad artística. Y, como casi todo en esta vida, cuando te dicen que no se te da bien algo, terminas haciéndolo a disgusto o no haciéndolo más.

Yo de pequeña pintaba. Bueno, pintar igual es demasiado. Garabateaba el papel y pronto me dijeron que eso no se me daba bien. Los humanos debían de tener el esquema corporal completo y yo me comía las piernas (con 4 años es normal, que conste). Y luego, para qué engañarnos, decidí que, si las personas de mí alrededor no valoraban mi arte, no iba a molestarme en hacerles dibujos, así que me dediqué a otros quehaceres (el punto de cruz, por ejemplo) que, por el contrario, sí tenían éxito entre mis familiares y amigos.
Sin embargo, mi profesora de arte en la uni, Beatriz, me despertó otro punto de mira sobre el arte. A veces, perdemos la mirada inocente de los niños, nos dejamos llevar por estereotipos y nos olvidamos de que el artista, sobre todo, disfruta durante el proceso y hace disfrutar al resto con su obra.
Después de esas clases decidí que nunca intervendría con un juicio de valor sobre un dibujo hecho por un niño. Nunca. Así que, cuando en clase me regalaban un dibujo, lo guardaba y les preguntaba por lo importante: si habían disfrutado mientras lo hacían.
Con Álvaro me ha pasado más de lo mismo. Cada vez que se sienta a pintar, intento no molestarlo, no interrumpirlo, dejarle todos los materiales que pueda usar antes y, una vez que ha terminado, qué me cuente qué ha pintado y si ha disfrutado. Nunca le digo si el dibujo es bonito o feo y la razón es simple: soy su madre y todas las creaciones que vengan de sus manos serán únicas, geniales e irrepetibles.
Y ahora que sabéis mi punto de vista también sobre el arte y los dibujos, os voy a mostrar una sesión de “body painting” que hice con Álvaro en una tarde de verano en la que nos apetecía pintar y, en lugar de usar papel, usé a mi hijo. Fijándome en un avión que tiene, se lo dibujé en la tripa mientras muchas sensaciones y experiencias recorrían su cuerpo: cosquillas, risas, hormiguitas por la tripa, la sonrisa de mamá, ser el centro en ese momento, Diego mirando los colores, papá haciéndonos fotos, mezclar colores en la tripa, mezclar colores en el agua, disfrutar con el proceso y sorprendernos al mirar al espejo, entre otras.

 

 

 

 

 

¿Os imagináis lo que puso sentir? Yo sé que estaba contento y que yo disfruté de hacer esta actividad con él. Os invito a realizarla con vuestros hijos. Recordad que la pintura en el cuerpo se va en el baño pero que ese rato de diversión en familia, durará en la memoria (y en papel si hacéis fotos =D)
Un abrazo y ¡feliz fin de semana!
Juegos

Mesa de luz casera

136e4-mesa2bde2bluz2bcasera

Una mesa de luz es un recurso educativo basado en la pedagogía activa de las Escuelas Reggio Emilia, con la que se trabajan las experiencias sensoriales como las sombras y las luces, los colores, los juegos ópticos, las formas geométricas…

Ya hay aulas españolas en las que se están incorporando elementos de pedagogías activas como Montessori, Waldorf, y también las mesas de luz. Puede parecer raro pero las mesas de luz no son caras ni complejas de hacer y permiten a los niños hacer hipótesis de planteamiento y resolverlas por ellos mismos. Las hipótesis de planteamiento son las típicas preguntas que nos hacemos tipo “¿Qué pasará si mezclo el azul y el amarillo?”. Cuando la respuesta la obtienes a través de la propia experiencia, ese aprendizaje es mucho más completo y tiene más sentido para ti. 
Leer más »
Crianza Juegos Reflexión

DIY – Letras low cost inspiración Montessori

5b365-letras2blow-cost

¡Buenos días! Hoy te traigo un tutorial sobre cómo hacer unas letras de inspiración Montessori por muy poquito dinero. ¿Te atreves?

No sé si lo sabes pero las letras de María Montessori son de dos colores: las vocales son de color azul y las consonantes de color rojo. En nuestro caso las hemos pintado con los colores básicosprimarios: el cian y el magenta porque los teníamos en temperas de cuando estudiaba la carrera y no se me ocurría nada mejor que hacer con ellas 😉

Leer más »

Juegos

Hoy jugamos, hoy aprendemos… ¡Con la Torre Rosa de Montessori!

Hoy torre rosa montessori

Como cada miércoles de este mes de abril, siguiendo con mi compromiso de acercar la filosofía Montessori a mis lectores, voy a continuar la saga con un nuevo material (puedes leer aquí el post de los cilindros y de los zapatos). La Torre Rosa es uno de los materiales de María Montessori más conocidos en el mundo de la educación. ¿Qué es lo que hace que este material sea influyente educativamente hablando? Leer más »

Juegos

Hoy jugamos, hoy aprendemos… con los cilindros Montessori

Hoy cilindros montessori

Tal y como te contaba en Twitter hace unos días, he decidido dedicar la entrada del miércoles a algún material educativo que pueda serte de ayuda, y así darlo a conocer un poco más entre las madres y padres de niños pequeños. Y, de paso, acercarte un poco a la filosofía y pedagogía de María Montessori, que ahora está tan de moda. La verdad es que resulta curioso como una filosofía de vida y educación pudieron estar presentes hace ya tantos años ¡y ser aún novedoso! Leer más »

Juegos

Hoy jugamos, hoy aprendemos… con zapatos Montessori

Hoy zapatos montessori

Parece que todo lo relacionado con la inspiración Montessori está de moda y no es para menos. María Montessori, aquella mujer que a principios del siglo XX renovó los principios pedagógicos, sigue sonando ya que sus ideas partían, ni más ni menos, que de los intereses y necesidades de los niños; y la infancia, a pesar de las nuevas tecnologías y los avances, sigue teniendo los mismos.

Leer más »

Juegos

Hoy jugamos, hoy aprendemos… ¡Con trenes de madera!

Hoy no tenía pensado escribir sobre esto, pero por motivos personales, no me ha dado tiempo a preparar la entrada que tenía en mente y tenía en la recámara varias entradas posibles. Una de ellas, la de hoy finalmente, habla sobre los trenes de madera en la sección que os presenté hace unos días sobre “Hoy jugamos, hoy aprendemos”.

Y es que, para los niños, el aprendizaje natural es a través del juego, la manipulación, la creación… así que hoy te voy a enseñar cómo lo hacemos en casa para que nuestros hijos aprendan y se diviertan al mismo tiempo.
Los trenes de madera que tenemos en casa los hemos ido adquiriendo en un gran centro comercial que todos conocemos y que puede ponerse en contacto conmigo si quiere que diga su nombre y ser sponsor de “Mamá de día y de noche”. La cadena sueca (¿ya sí sabéis de quién hablo, verdad?) tiene, además de mobiliario, juegos y materiales muy didácticos para los niños.
La caja inicial es muy sencilla y trae un tren y un conjunto de vías de madera (perfectamente lijadas, no hay riesgo de que haya ninguna astilla) con algunas piezas rectas, otras curvas y un puente, que permiten hacer un circuito simple y que el niño juegue. No es un material caro ya que vienen 20 piezas de madera por 9.99€. Nosotros, además del conjunto inicial, nos lanzamos a coger también un pack con vías adicionales (7.99€/10 piezas) y el conjunto que permite hacer un puente (9.99€/12 piezas). Vamos, que en casa tenemos muchas piezas, varios trenes y la posibilidad de que los trenes se bifurquen y pasen por túneles y puentes. ¿Completo, verdad? (No se nota nada que al padre le encanta el juego, ¿no?)
Las posibilidades de juego que tienen estas piezas son infinitas. Puedes hacer infinidad de variaciones y nunca te quedará el mismo circuito (a no ser que lo tengas fotografiado y lo hagas siguiendo las pautas). Si no, lo normal es que cada vez que lo montéis salga un circuito diferente, haciendo que la creatividad del niño aumente al tener infinitas posibilidades y ninguna fijada.
A Álvaro, con dos años y medio, le gusta mucho jugar con el tren de madera. La verdad es que cómo no hay posibilidad de equivocarse hace que tenga confianza para poner piezas (siempre están bien), aunque aún necesita ayuda para cerrar el circuito. Si lo hacemos nosotros, solemos ponerle bifurcaciones para luego jugar con varios trenes y que se puedan cruzar sin chocar. Le gusta especialmente el túnel por esto de ver desaparecer ante sus ojos el tren durante algunos segundos, y luego verlo aparecer.
Además, los trenes son muy sencillos. Están hechos con madera y tienen un imán con dos polos magnéticos: positivo y negativo. Los polos opuestos se atraen y hacen que el tren tenga un vagón más. Si intentas acercar dos polos iguales, se repelen. Más adelante podremos trabajar este aspecto con él, pero por ahora nos vale con decirle que “si no se juntan, dale la vuelta a uno de los trenes” (sí, al principio le daba la vuelta a los dos, por lo que tuvimos que matizar… ¡La lógica de los niños es tan racional!).
Si queréis un juego barato, de calidad y que permita la diversión de padres e hijos (juntos o por separado, como queráis), este juego puede ser una gran opción. Reconozco que es un juego con el que todos lo pasamos bien al preparar el circuito y luego persiguiendo a los trenes. Os dejo unas fotos de la última sesión que tuvimos de trenes. Ya hemos empezado a animar a Diego para que nos ayude con los trenes. En nada los veo a los dos montando vías, puentes y túneles… ¿Será que alguno se hará ingeniero o maquinista? 

Os dejo los enlaces de Amazon Afiliados porque he encontrado algún modelo de tren de madera educativo. Como ya sabéis, soy afiliada de Amazon. Por cada compra que hagáis a través de mis enlaces, Amazon me da una pequeña compensación económica. ¡Gracias por apoyar este blog! Si no tenéis una tienda sueca cerca, ésta puede ser una buena opción. Gracias por todo y ¡Feliz lunes!

Close