Browsing Category

Hoy viajamos

Hoy viajamos

Mutua Madrid Open con niños

IMG_1627

Ayer se jugó la final de tenis en Madrid entre Nadal y Thiem en la Caja Mágica, donde se celebra el torneo conocido como Mutua Madrid Open. Rafa se impuso como vencedor tras un 7-6, 6-4 y disfrutamos mucho viendo el partido. ¡¡Enhorabuena!!

Son muchas las personalidades que allí se concentraron y, me imagino, que las entradas para ver la final serían caras y estarían bastante reservadas.  Leer más »

Hoy viajamos

Patones en familia

img-20161126-wa0026

¡Buenos días, familia! ¿Cómo lleváis el día? Espero que bien, muy bien.

Hoy os traigo un post sobre una escapada que nos hemos marcado este fin de semana pasado y que, como nos ha gustado tanto, queremos compartir con vosotros. Leer más »

Hoy viajamos

Recorrer Europa con niños es fácil en Parque Europa

Parque Europa

Me encanta revisar las fotos en el ordenador. Es cierto, es una pequeña debilidad que tengo y que me encanta. En cuanto tengo un hueco, abro el ordenador, me voy al año que me apetece volver y paso todos los minutos que mis hijos me dejan mirando fotos. A veces, hasta me los pongo encima de mis piernas para enseñarles cosas de cuando eran muy pequeños o, incluso, cuando aún no habían nacido. Y es así como llegué el otro día a las fotos de Parque Europa. Leer más »

Hoy viajamos

Granada, paseos en familia para el recuerdo

DSC_0970

Por diferentes motivos, Granada era un sitio que quería visitar. Mi chico (perdón, marido, a veces aún tengo lapsus) había estado en varias ocasiones y las fotos siempre me gustaban mucho. La luz, las calles, la ciudad… No sé, creo que tiene una magia propia de las ciudades que han sido relevantes para nuestra historia y guardan entre sus paseos un sinfín de cuentos, leyendas e historias personales. Leer más »

hoy aprendemos Hoy reflexionamos Hoy viajamos

10 cosas importantes sobre alimentación infantil

10-2Bcosas-2Bimportantes-2Bsobre-2Balimentaci-25C3-25B3n-2Binfantil

Llegó el viernes 16 de octubre y, con él, un viaje a Granada inolvidable. ¿Por qué? Se juntaron varias razones: era la primera vez que visitaba esta ciudad, viajaba con toda la familia (bueno, mis perras se quedaron con Patri y Diego, ¡mil gracias desde aquí también!) y Puleva contaba conmigo para su II Blogtrip, llamado “Grandes retos de la alimentación infantil”. 
Puleva, sí, sí, habéis leído bien, se ponía en contacto conmigo para que acudiera a conocer de primera mano el informe “La leche como vehículo de salud en la población”, documento impulsado por la Fundación Española de Nutrición (FEN) y la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT) y cuyo objetivo es aportar la evidencia científica a la leche y sus derivados a la nutrición humana.

 Así que, los cuatro, en amor y en coche, nos fuimos hacia Granada con la idea de que yo tuviera tiempo para estar con el equipo de 20 Bloggers convocados y el equipo Puleva; y también, disfrutar de la ciudad con los míos. Me perdí la visita a La Alhambra nocturna, pero llegué para cenar con todas y tener un rato para desvirtualizar.

 

Comenzamos el sábado con una exposición impartida por Ángel Gil, Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular y Presidente de FINUT en la que nos habló de la leche desde el neolítico, las propiedades que tiene, su digestibilidad y absorción por parte de nuestro sistema digestivo.
 
Sin embargo, la mesa redonda moderada por Federico Lara (Coordinador científico Instituto Puleva de Nutrición) con el Dr. Navas (Unidad de Gastroenterología y Nutrición Infantil en el Hospital Materno-Infantil de Málaga y Miembro de la Asociación Española de Pediatría) y el Dr. Maldonado (Profesor del Departamento de Pediatría de la facultad de Medicina de la Universidad de Granada) fue dónde más pude aprender sobre nutrición infantil porque las madres (y las bloggers con doble razón: somos madres y transmitimos información) tenemos dudas y no siempre nuestros pediatras saben respondernos, no tienen en muchas ocasiones tiempo y nos liamos la manta a la cabeza esperando hacerlo lo mejor posible =)

 

Aprendimos mucho, en especial, sobre estos temas:
1.   Lactancia materna

 

Es el oro líquido para los bebés. Es el mejor alimento que se le puede dar a un niño y es la meta a la que aspiran las marcas de leche, que la tienen puesta como referente, pero es inalcanzable. ¡Así que lactancia materna sí!
Además, alimenta al bebé o al niño ¡siempre! Da igual que tenga 4 meses a que tenga 4 años. La leche materna siempre alimenta. ¡No tenemos que dejarnosllevar por mitos
2.   Lácteos en nuestra vida
Los lácteos son alimentos importantes en nuestra dieta. ¡Ojo! No solo hablamos de leche de vaca. Hay más opciones: leche de oveja y leche de cabra. Y además, en los lácteos se incluyen los yogures (mejor naturales, los aromatizados tienen un 10% más de azúcar) y el queso en sus distintas variedades. 
Para haceros la equivalencia:
1 ración de lácteo = 200 ml de leche = 20 gr de queso curado manchego
Una dieta equilibrada requiere de 2/3 raciones de leche o derivados. 
3.   Bebidas vegetales

 

Las bebidas vegetas, a veces mal llamadas leches vegetales, son bebidas. Y digo esto porque la leche es esa sustancia que segregan las glándulas mamarias de las diferentes especies mamíferas para sus crías. Y las bebidas vegetales no cumplen esos requisitos. Sin embargo, complementan la dieta como una bebida saludable más y alimentan. Hay de diferentes productos: avena, arroz, almendra… No sustituyen a la leche pero complementan. 
4.   Dieta equilibrada

 

La pirámide de la nutrición es clara y todos tenemos acceso a ella. La base, sin duda, es tiempo de mesa en familia, nada de sedentarismo, cocinar en familia y comer productos lo más naturales posibles. 
Hay productos que deberíamos tomar todos los días en variedad y cantidad (frutas y verduras) y productos que se deberían tomar muy de cuando en cuando. Pasar tiempo con los niños y que nos vean comer, hará que también cojan esos hábitos y rutinas. 
5.   La comida y los peques

 

En mi casa no tenemos problemas con la comida ninguno. Mis hijos han tomado lecha materna a demanda y, a partir de los 6 meses, comenzamos a introducir alimentación complementaria con el método Baby Led-Weaning o de forma autorregulada (ya que tenemos la palabra en castellano, que nos entendamos todos). Álvaro come de todo, en mayor o menor medida, pero come de todo y suele probar de buen gusto todo. Diego, con 13 meses, come mucho, de todo y en cantidad. Sé que son etapas. Luego comerá un poco menos, habrá momentos en los que coman más y otros en los que la comida sea menor en cantidad. 
Lo importante es entender que los niños, como los adultos, tienen días y momentos en los que tienen más hambre y otros en los que no quieren comer. Aquí la pauta de los doctores fue clara: nosotros decidimos cuánto ponemos en el plato y ellos deciden cuánto se comen. 

 

Ni chantajes ni obligaciones. 
Por cierto, hay niños que presentan neofobiaante nuevos platos y hay que presentarlos hasta 14 veces para que acepten probarlo. Una de las mamás, Alejandra, nos dijo que en su casa lo que funciona es no ponerles en el plato lo que ellos iban a comer y así les pica la curiosidad. Como veis, cada casa tiene sus truquis. 
6.   El desayuno, fundamental

 

Es algo que todos hemos oído y no siempre le hacemos caso: el desayuno es la comida más importante del día, tendríamos que ingerir el 25% de la ingesta diaria y debe componerse por lácteo + cereales + fruta. Así que nos serviría una tostada de pan con tomate para tener la parte de cereales y fruta. Si con los niños veis que no pueden tomárselo todo, a media mañana pueden tomárselo. 
7.   ¿Mejor en el colegio o en casa?

 

Esta fue una de las preguntas que más revuelo causó. La respuesta fue muy buena: depende de lo que se coma en cada uno de los sitios. En el colegio hay mucha tabla con hidratos de carbono, proteínas y demás, pero los niños se dejan comida… Y en casa, depende de lo que les des. Si tiras de congelados, procesados y microondas, pues no comerá bien; pero si comen variado y rico, comerán estupendamente. 
8.   Vitamina D
La vitamina D es muy importante y debemos dársela a nuestros hijos para evitar que tengan déficit. En la edad adulta, el déficit está relacionado con problemas de salud en nuestros huesos. Hay alimentos que tienen vitamina D, aunque a veces el problema es cómo absorbemos las vitaminas. Por ejemplo, durante la lactancia materna, la lecha tiene poca vitamina D, aunque se absorbe de manera sorprendente con un 30% frente al 10% de otros alimentos. 
Lucía, mi pediatra, nos dijo que la vitamina D está relacionada con cólicos y que, a veces, en su consulta, baja la dosis durante unos días para aliviar al bebé. 
Por cierto, también se habló de la importancia de jugar al sol para absorber la vitamina D. Y es que los niños cada vez salen menos a jugar a la calle y, cuando lo hacen, van demasiado protegidos por cremas solares que dificultan la absorción. ¡Y la necesitamos! 
9.   Percentiles

 

¡Ay los percentiles! Marisa, ya lo preguntó: “¿los percentiles los crea el diablo?”. Y es que es un tema siempre de conflicto para los padres y las madres. Que si al mío lo miran con unas tablas antiguas, que si al mío con las de la OMS, que si está bajo, que si está alto… A ver, cada niño es de su padre y de su madre y va a presentar una fisionomía diferente en la que estarán incluidas el peso y la estatura. Si tú mides 1,50m y tu marido 1,60m;  tu hijo es difícil que esté en el percentil 97. Pero vamos, que los médicos nos dijeron que lo suyo sería que cada país tuviera sus propios percentiles porque aunque usemos las tablas de la OMS (más variadas en cuando a la población a la que tabularon), no tiene nada que ver la estatura de un sueco con la de un peruano, por ejemplo. Así que sentido común y prudencia, las tablas solo nos sirven para orientarnos. 

 

10.  Tranquilidad, vuestros hijos están bien

 

Este es el mejor resumen que os puedo hacer del viaja a Granada. Lo normal es que los niños estén bien. Que corran, jueguen, hagan ruido, unos días coman más, otros menos, haya niños más altos, más bajos, más gorditos y más flaquitos. 
Pero si ves que tu hijo tiene cualquier síntoma de que no está bien, llévalo al pediatra que es el que mejor sabrá que debéis hacer con él. Los médicos, a fin de cuentas, están ahí para ayudarnos, para orientarnos… Si no te gusta algún aspecto de él (o ella) pueden hablarlo con él y decirle tus preferencias (yo tuve una pediatra que a los 6 meses me regañó por mantener aun la lactancia a demanda y no volvió a saber nada de la teta…mi hijo estaba sano). 
Pero por lo general, los padres andamos siempre preocupados cuando ellos mismos, nuestros hijos, son los que mejor nos indican cómo se encuentran. 
Y hasta aquí el viaje a Granada. Agradecer a todo el equipo Puleva haberme invitado, haberme dispuesto todo para que estuviera cómodo y a gusto, y facilitarme la lactancia con el pequeño en determinados momentos. 

 

Gracias a las mamás blogueras. Fueron todas muy simpáticas y, a pesar de ser nueva por estos oficios, me hicieron sentir muy bien. 
Gracias también a mi marido, que ejerció de chófer tanto a la ida como a la vuelta, fue un gran padre en mis ausencias y disfrutó e hizo disfrutar a los peques en el Parque de las Ciencias; además, hizo que conociera Granada (aunque nos quedáramos sin la mermelada… por unos días) y que disfrutara de la ciudad rodeada de mis hombres. 
Os voy a dejar los enlaces de mamis blogueras, por si queréis seguir aprendiendo sobre alimentación infantil. ¡Feliz viernes y buen puente!
Si queréis ver todo lo que tuiteamos en ese evento, buscad #BlogtripPulevaInfantil y accederéis a toda la información. =D
hoy aprendemos Hoy viajamos

Cañada Real, flora y fauna para aprender desde la experiencia

Portada

¡Buenos días! Hoy traigo una entrada muy muy visual porque quiero traeros, también en este blog, planes estupendos para los fines de semana. No serán todas las semanas, pero sí os iré contando qué salidas podéis hacer con los niños para juntar la parte de ma/paternidad, educación y diversión.
Así que hoy os cuento que hace unos días estuvimos en Cañada Real, un lugar ideal para pasar el día con los niños, haciendo sus 2,5 km de recorrido viendo animales salvajes, plantas, árboles y descubriendo que nuestro entorno de la Sierra de Guadarrama tiene mucho que ofrecer y mucho que enseñarnos.

Está situado en Peralejo, una pequeña pedanía que, junto a Navalquejigo, pertenecen a El Escorial. Tiene censados (dato de 2008) solo a 192 habitantes y su economía, principalmente, se basa en el sector servicios, destacando el número de restaurantes que hay y que se llenan los fines de semana debido a la demanda de personas que desean degustar los productos naturales propios de esa zona (setas, lupios, conejo, etc.) y también, como no, debido a que Cañada Real, el Centro de Recuperación de la fauna salvaje, ejerce un poder de atracción importante.
Cañada Real se abrió en 1988 y se dedica, principalmente, a recuperar animales de la fauna ibérica y devolverlos a su hábitat natural. Sin embargo, no en todos los casos es posible y algunos, los que no podrían sobrevivir fuera de estas instalaciones, hacen de Cañada Real su nuevo hogar. También tiene una parte divulgativa y educativa del cuidado del medio ambiente y ofrece cursos junto con la Universidad Complutense de Madrid para la formación de personal en Conservación de la Fauna Ibérica, así como colaboraciones en investigacióncon otras universidades.
Cañada Real ofrece la posibilidad de ir en grupoteniendo la visita guiada, también para escolares y, como no, ir por libre sin prisa y sin guía. En nuestro caso fue así y disfrutamos mucho yendo a nuestro ritmo y disfrutando de todas sus posibilidades. Además, teniendo dos peques de 3 y 1 año, que se cansan de explicaciones, nos dejamos llevar, únicamente, por nuestro ritmo. Cuando nos cansábamos, nos sentábamos en alguno de sus bancos y cuando repusimos fuerzas, continuamos viendo animales y plantas. 

 

 Y ahora comienzo con el paseo, ¿me acompañas? 

 

 

 

Dentro de los animales que vimos, nos impactó mucho tener tan tan cerca a un lince boreak. ¿Veis las orejas tan características que tiene? 

 

Álvaro ya ha comido nueces y es que su abuelo tiene un Nogal. Le llamó la atención el cartel y estuvo “leyendo” la información para enterarse bien de todo.

 

 

También pudimos aprender que hay especies consideradas invasoras porque no son autóctonas de aquí, y lo que es peor, al dejarlas en libertad (o abandonarlas, según se mire), hacen que desaparezcan especies que sí son autóctonas favoreciendo su desaparición como es el caso del cangrejo de río.

 

 

Incluso es una forma genial de aprendernos la clasificación de las rocas (metamórficas, magmáticas o ígneas y sedimentarias). ¿Os acordáis?

 

 

Tener la oportunidad de ver a dos zorros en directo y tan cerca, así como a un grupo de jabalíes, que son especies bastante agresivas, da impresión y es una suerte.

 

 

 

A nosotros fue una visita que nos gustó mucho y que seguro que repetimos. Álvaro disfrutó de todo el circuito y Diego, que fue durmiendo mucho rato, abría los ojos cuando se despertó queriendo ver más, mucho más. Así que seguro que repetimos sin tardar, para aprovechar estos días de veroño. 
Os dejo con más fotografías para animaros a visitarlo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde aquí aprovecho para darle las gracias a María, que nos ha mandado estas preciosas fotos para compartirlas con vosotros y que fue muy amable con nosotros en todo momento. ¡Gracias!

 

 

 

 

 

 

¿Vosotros conocéis Cañada Real? ¡Os espero en los comentarios!
Hoy viajamos

Galicia con niños: Islas Cíes

Galicia con niños Islas Cíes

¡Buenos días y feliz jueves! Hoy vuelvo a la carga con dos nuevos post sobre nuestras vacaciones en Galicia. Como veis, hemos hecho muchas cosillas. ¡Menos mal que íbamos relajados! Pero sin prisas hemos visitado lugares, hemos descansado, hemos tenido playita, paseos… ¡De lujo! Y hoy os voy a enseñar un auténtico paraíso sin tener que cruzar el océano atlántico; las Islas Cies.

Para llegar a las Islas Cíes puedes salir desde varios puertos: Baiona, Vigo y Cangas. Como imaginaras, llegar a este paraíso sólo puede hacerse por mar, así que o tienes una navegación (y permiso de fondeo para llegar) o coges un barquito y te olvidas de aparcar =D

 

En las Islas Cíes se pueden hacer diferentes rutas de senderismo, hay diferentes playas (una de ellas nudista), camping, restaurantes, centro de interpretación y prácticas de buceo. En nuestro caso, sentamos el culillo muy cerca del puerto en el que nos dejó el barco. Queríamos playa y la tuvimos. Estuvimos en la Playa de Rodas, calificada como la mejor playa del mundo según The Guardian y, con estas vistas, ¡quién quiere algo más!

 

 

 

 

 

 

 

 

Nosotros estuvimos todo el día allí. Nos llevamos nuestra sombrilla, una tortilla, galletas, zumos y demás enseres para la supervivencia con dos niños y jugamos, jugamos mucho. Y reímos, nos bañamos, vimos peces en el agua, cogimos conchas, hicimos barro y disfrutamos de la textura tan suave de la arena.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Voy a aprovechar para darle las gracias públicamente a mi marido, que ha sido el fotógrafo oficial de esta sesión. Gracias por estas fotos (y las que no enseño)

 

¿Os gusta este paraíso llamado Islas Cíes?

Hoy viajamos

Galicia con niños: Santiago de Compostela

Galicia con niños Santiago de Compostela

Se termina nuestro viaje. Han sido unos días muy chulos llenos de aventuras, caminatas, paseos nocturnos, playita, mar y arena… ¡Pero no podemos irnos de Galicia sin pasar por Santiago de Compostela! Así que cambiamos de provincia y pasamos a La Coruña para ver la Catedral y pasear por sus calles.

Y nos encontramos con La Tuna que, por cierto, se paró (como nosotros) a degustar dulces de la tierra.

 

Y llegamos a la Plaza del Obradoiro para ver la fachada de la Catedral que, por cierto, está de obras.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Luego paseamos para llegar a la Plaza de Quintana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y conseguimos entrar en la Catedral para verla por dentro. Por supuesto, Diego no perdonó estar en la casa de Dios para hacer una parada tetil, así que allí nos tocó que mamara. Nadie nos dijo nada, hay que decirlo. Más ahora que en La Alhambra han echado a una mujer por dar de mamar a su hija. A mí nadie me dijo nada, ni me miró nadie (creo).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Luego continuamos paseando y Álvaro decidió que necesitaba correr detrás de un “butterfly” (un día vio a Pocoyó correr detrás de una mariposa y su capacidad de análisis ha decidido que todo lo que vuela es butterfly en inglés o pájaro en español… ¡Niños!)

 

 

 

 

 

 

 

 

La Catedral y los alrededores son arte que podemos contemplar en estado puro. Me llamó la atención la cantidad de turistas y peregrinos que había de tantas nacionalidades diferentes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y, después de comer, nos despedimos de Galicia y de nuestras vacaciones costeras. Pero bueno, disfrutamos mucho y volvimos bien, así que todos contentos. Esperamos volver a Santiago para verlo mucho más a fondo, tal y como se merece.
¿Vosotros habéis estado en Santiago de Compostela?
Hoy viajamos

Galicia con niños: La Guardia

Galicia con niños La Guardia

¿Habéis probado a merendar en las playas gallegas en una tarde nublada? No creo que haya nada más agradable que jugar con la arena con una chaqueta puesta mientras te tomas un zumo y ves a gente pasear, chicos jugar al futbol y familias relajarse haciendo castillos de arena.

Nosotros tuvimos la suerte de pasar una tarde en La Guardia, merendando y pisando su agua fría mientras el tiempo iba pasando y podíamos estar tranquilos con los niños, disfrutando del mar, mirándolo y admirándolo.

 

 

Gracias a una fortaleza que nos dejaron en la playa, Álvaro comenzó a plantearse por qué el agua se iba acercando a ella; una maravillosa forma de hablarse sobre las subidas y bajadas de la marea y los efectos de la luna en el mar, ¿verdad?

 

 

 

 

 

Y puesto a experimentar, ¿se podrá llenar el agujero con un difusor de agua para plantas?

 

 

 

No a todos nos gusta el tacto de la arena, pero si te gusta, nada mejor que construir con un vaso pequeños castillos y que los niños te los destruyan… A veces, el placer está tanto en construir como en destruirlos…

 

 

Y, por qué no, en tocar el agua helada mientras viene y va…

 

 

 

Y si quieres ver un anochecer bonito, nada mejor que subirte al Monte de Santa Teclay disfrutar de las vistas. A un lado, el mar; al otro, el río Miño. Un sitio precioso para retirarte a pensar (con una manta, que hace frío aunque estemos en Agosto).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Conocíais La Guardia? ¿Y el monte de Santa Tecla?
Hoy viajamos

Galicia con niños: Valenca do Minho

Galicia con niños Valenca

Pasando unos días en Galicia con los niños y estando en Tui, a un paso de Portugal, era inevitable que pasáramos varias veces a Valenca do Minho para visitar su fortaleza y su mercadillo.

 

Si, lo sé, es un poco friki el tema de las toallas y ropa portuguesa, pero es que si tienen fama es debido a la gran calidad de sus detalles. Comenzamos entrando en la fortaleza para ver el mercado y claro, si todo el mundo toca el género, ¡Álvaro no iba a ser menos!

 

 

Bueno, también encontramos tiendas en las que los niños no son bien recibidos… Y se les invita a no tocar (a los que sepan leer, claro =D )
La fortaleza resultó ser una auténtica pasada arquitectónica. Gracias a ella, Álvaro tiene muchísimo interés por los Castillos (aunque ya habíamos visitado el Castillo de Belmonte en Cuenca) ya que pudo pasear, en directo, por los fosos y ver en primera persona una mazmorra, un patio de armas y torres de flaqueo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Por si lo dudabais ya os adelanto que cogimos toallas… De Rayo McQueen para los niños como no podía ser de otra manera y también albornoces suaves para salir de la ducha. Y detallitos para la familia, que es bueno compartir.

 

 

En otra de las ocasiones que visitamos la fortaleza, seguimos descubriendo cosas de ella y ¡disfrutamos un montón! Álvaro se lo pasó en grande y Diego… Bueno, Diego durmió bastante en la mochila =D

 

 

 

 

 

 

 

 

Cruzar la frontera entre España y Portugal fue tan tan sencillo como pasear tranquilamente y recorrer el puente que nos une con nuestros vecinos portugueses. ¡Qué miedo pasé! No es que el puente no sea seguro. Es que a mí lo de pasar por encima del Miño con coches al lado y con la posibilidad de que pasara el tren por encima, ¡no lo veía! ¡Pero ya está hecho!

 

 

 

 

 

 

 

 


¿Conocéis vosotros Valenca do Minho?

 

 

Hoy viajamos

Galicia con niños: Tui

Galicia con niños Tui

Siguiendo con nuestras vacaciones, hoy os traigo un post sobre la cuidad de Tui, Pontevedra. Durante estas vacaciones de verano, Tui ha sido nuestra cuidad de referencia ya que teníamos el apartamento en el centro y, a partir de él, pudimos viajar para conocer otros lugares.
El día que llegamos, por la tarde, dimos un paseo por su casco antiguo, encontrando estas preciosas vistas.

 

 

 

 

 

 

 

Además, desde la azotea de nuestro apartamento podíamos ver el río Miño e incluso veíamos Portugal.

Tui es una cuidad preciosa que tiene la Catedralde la provincia y, por supuesto, después de escuchar las campanas cada mañana (para asombro de Álvaro que no está acostumbrado a escuchar campanas de iglesia), pasamos a verla por dentro y ¡alucinamos!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si tenéis oportunidad es una ciudad tranquila con un clima estupendo y muchas posibilidades para conocer los alrededores de una forma tranquila y disfrutando con los niños.

 

Además, la cuidad de Tui y la de Valenca do Minhotienen acuerdos para, sin perder la identidad de cada sitio, que los visitantes puedan hacer tours por ambas ciudades. Nosotros nos subimos en el tren que recorre las dos ciudades y estuvo chulo recorrer así los dos cascos históricos. Además, los niños se echaron una siesta estupenda con el meneillo del tren.

Para todos los que me estáis preguntando; estuvimos en un apartamento dentro del casco antiguo de Tui llamado O Novo Cabalo Furado. Tienen habitaciones y también apartamentos. El trato fue estupendo y nos pareció estupenda la atención recibida. Gracias de nuevo, desde aquí, por lo bien que os portásteis con nosotros. El lugar y el entorno es 100% recomendable.

¿Conocíais la cuidad de Tui? ¿Os gusto?

Hoy viajamos

Galicia con niños: Baiona

Galicia con niños

Comienza una nueva serie de post sobre viajes con niños y comenzamos contándoos nuestras vacaciones veraniegas. Para que el post no sea muy largo, he decidido que voy a dividirlo en los diferentes pueblecitos y ciudades que visitamos, para contaros lo que podéis ver si decidís viajar con niños. ¡Así que comenzamos con Baiona!

 

Baiona es una ciudad costera de Pontevedra que tiene un encanto natural. Debido a las circunstancias de nuestro viaje (decidimos viajar de noche para que los niños no sufrieran el viaje despiertos) llegamos a Baiona cuando estaba amaneciendo, siendo una experiencia muy chula para todos. Eso sí, necesitamos cambiarnos de ropa porque, aunque estuviéramos en agosto, Galicia no entiende de meses de verano y durante el amanecer hace fresquito.

 


 

 

 

Después de tomarnos un desayuno reponedor tras la noche viajando, fuimos a dar un paseo por la parte antigua de la cuidad, descubriendo calles y rincones con encanto.  Con el paseo, nuestros pitufos se echaron una siestecita mochilera para recargar energía.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Continuamos paseando alrededor de la fortaleza, viendo las playas, el mar, los barcos, la gente haciendo deporte… y los niños se despertaron justo a tiempo para jugar, dar unos saltos desde la muralla y disfrutar del paisaje.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y después nos fuimos a la una playita tranquila en la que poder poner nuestros cuerpos al sol y darnos un chapuzón. Fue el primer contacto de los niños con la arena de la playa y el mar, y disfrutaron tanto que seguro que repetimos. Si la experiencia con la playa es genial cuando tienes 11 meses, ¡qué os voy a decir si tienes 2 años largos!

 

 

 

 

 

 

 

 

Baiona nos gustó, nos gustó mucho porque tiene un encanto natural. Su paseo marítimo es bonito y está cuidado. Comimos nuestro picnic en él y disfrutamos de las vistas del mar chocando con las rocas. Nos impregnamos de su olor y seguro, seguro que repetimos.

 

¿Conocéis Baiona? ¿Cómo fue vuestra experiencia con niños?
¡Os leo en los comentarios!
Hoy viajamos

Visitamos Segóbriga (Cuenca)

Visitamos Segóbriga (Cuenca)

El último fin de semana de mayo pusimos rumbo a tierras castellano-manchegas con el fin de disfrutar de un fin de semana de fiestas y de familiares y amigos. A fin de cuentas es en los momentos de fiestas religiosas y populares en los que todos dejamos lo que tengamos entre manos para seguir con las tradiciones. Curioso, ¿verdad? Un porcentaje muy alto de los allí congregados se declaran agnósticos, ateos o católicos no practicantes pero, sin embargo, sí se acude cuando son las fiestas religiosas de los pueblos. Estoy casi segura de que si el motivo de la fiesta no fuera religioso, no acudiría la gente. Y es que la parte de la tradición y la reunión familiar, influye mucho. 
Concretamente ese fin de semana la tradición religiosa les recuerda a los saeliceños que su virgen, la Virgen de los Remedios, apareció enterrada en esas tierras. Fue encontrada por un pastor, gracias a que una oveja no quería bajar de un cerro. Cuando el pastor se acercó para recoger a la oveja encontró la imagen de la Virgen. Entonces, como en muchas historias en los que se encuentran a vírgenes, santos y reliquias religiosas, comenzó una batalla entre Uclés y Saelices. ¿A dónde iría la Virgen? Los bueyes tenían que tirar de un carro hacia Uclés pero cuando iban a ir hacia allá, los bueyes dejaban de andar. Si iban hacia Saelices, los bueyes caminaban. Total, que la Virgen decidió cuál sería su casa: la villa de Saelices. Y, desde allí, cada año, se la lleva en romería a Segóbriga, su casa, el sábado del último fin de semana de mayo. Se le dice una misa cantada por el coro de Saelicesy se le baila gracias a los tunos, danzantes y serranas que, acompañados por el tambor y la dulzaina, mueven los refajos y recitan sus salves para la Virgen.


 

 

 

 

Y allí estábamos nosotros rodeados de familiares y amigos. Los niños disfrutaron de ese jaleo que tanto nos gusta a todos. Pudimos, como cada año, disfrutar de Segóbriga y ver cómo van descubriendo nuevos restos romanos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si no conocéis Segóbriga, creo que es un lugar en el que podéis disfrutar con los niños. Mejor ir en primavera por el tema del calor. Tienen una visita guiada muy chula y podréis aprender muchas cosas de nuestros antepasados romanos. Además, está muy cerca de Madrid y podéis aprovechar el viaje para hacer una rutita interesante con el coche: no dejéis de ver Uclés (el Monasterio es muy bonito), en Saelices aún quedan restos romanos como la Fuente Lamar, y los pueblecitos aledaños… ¡Incluso podéis ir a Cuenca y disfrutar de esta preciosa ciudad y de todos los “encantos” que tiene! 
Si deseas tener información sobre el Parque Arqueológico de Segóbriga, te invito a descargarte este PDF en el que obtendrás mucha información oficial. 
 ¿Vosotros conocéis Segóbriga? ¡Un abrazo y feliz miércoles!

 

Hoy reflexionamos Hoy viajamos

Mis hijos ya viajan a contra marcha

portada

Pues sí, hoy os cuento una noticia importante para mí, para mi familia y, sobre todo, para mis hijos: ya viajan los dos a contra marcha en sillas especiales para que, en el caso de tener un golpe (o bordillazo), no tengamos que vivir la misma situación que los padres del Vikingo Gabriel (aprovecho para enviarles un abrazo y mucha gratitud por la fuerza que tienen y están demostrando difundiendo la importancia de que los niños viajen a contra marcha).

Las personas que me conocen saben que llevaba tiempo dándole vueltas a este asunto. Ya sabía que los niños viajaban más seguros si van en sentido contrario a la marcha y, de hecho, había pedido que para el bautizo de Diego (ese que nunca llega) el mejor regalo era una silla a contra marcha… En principio cogeríamos una para Álvaro que era el que iba ya a favor de la marcha para proteger su cuerpo y su cuello. Sin embargo, viendo cómo iba Diego en los viajes gracias a la posición de la maxi-cosi (demasiado inclinada), decidimos que serían dos las sillas. Una para cada uno.

Lo dicho, que llevábamos tiempo pensando en este asunto pero nunca llegaba el momento. Reconozco que siempre tenía reparo económico porque es una inversión muy fuerte. En diciembre, cuando leí una noticia en la que moría un niño de dos años cuando su madre aparcaba el coche y dio un bordillazo se me estremeció el corazón. ¿Cómo es posible que muera si iba en su silla homologada? Porque las sillas a favor de la marcha no protegen el cuello y, ante cualquier frenazo (no tiene que ser un golpe), el cuello del pequeño hace “clic” y tenemos el disgusto asegurado.
Intenté darle la vuelta al grupo 0/1 de Álvaro porque por peso podría seguir yendo como grupo 0 pero se movía mucho y no era seguro. La parte económica me podía, hasta que un día hablando con mi marido me dijo “gastamos dinero en muchas cosas, muchas de ellas superfluas. ¿Le vamos a poner precio a la seguridad de nuestros hijos?”. Fue entonces cuando comencé a buscar sillas por características para Álvaro. No os voy a negar que la noticia de Gabriel el Vikingo me volvió a dar una bofetada con la realidad. ¡¡Qué estas cosas pasan!!
Así que llegó julio y con él los viajes. A mi abuela nos dio un susto y la tuvieron que ingresar en el hospital de Cuenca, así que viaje para el pueblo, viaje para Cuenca, vuelta para el pueblo, vuelta para Madrid… Y sin saber si tendríamos que volver a viajar corriendo, así que, en mi grado de locura, nos fuimos a Nordic Baby, una tienda de puericultura especializada en maternidad respetuosa, para ver las sillas y, ese mismo día, salimos con ellas puestas. 

 

Alicia, la dependienta que me atendió, fue una chica muy agradable que sabía de lo que hablaba. Me dijo que se había corrido la voz entre muchos padres y que la difusión era importante porque todos metemos a nuestros hijos en el coche para hacer cualquier tipo de desplazamiento. Nunca sabes cuándo va a pasar. Evidentemente no queremos que nos pase nada, pero nunca sabes si te pasará.
Mi razonamiento ha sido el siguiente: una vez que tengo la información sobre cómo funcionan los cuerpos de los niños, su fragilidad y las consecuencias en caso de golpe o colisión, yo soy responsable de tomar decisiones que pongan a mis hijos en peligro o a salvo. Así que, es cierto, ha sido una inversión importante económicamente hablando. Si tenemos en cuenta que en casa sólo entra un sueldo, os podéis imaginar que el esfuerzo no es pequeño; pero tenemos dos hijos y deben viajar seguros. Y yo también estoy tranquila. 

 

 

 

 

 

 

De Nordic Baby os podría decir muchas cosas. Allí vi a Mónica Estarreado, la actriz española de televisión, con su pequeña y su madre (un amor de mujer, la verdad). Estaba más que informada de la importancia de que los niños viajen en contra de la marcha y fue muy amable, explicándome trucos y usos varios que le había dado a su silla (y que aún usaba, a pesar de que su niña iba a cumplir 4 añazos y es alta). Y es que resultó ser muy amiga de Cristina, dueña de la tienda y responsable de la página web A contra marcha. Gracias a Cristina y su divulgación, todos sabemos un poco más sobre la seguridad de nuestros hijos en el coche. Si queréis conocer más sobre Cristina, hace unos días Bei (Tigriteando) le hizo una entrevista y explica muchas cosas interesantes. Puedes descargar la entrevista en PDF para tener la información y pasársela a tus amigos y familiares aquí.
Yo salí encantada de la tienda y, mi marido cuando fue, alucinó con lo bien que nos trató Alicia. Nos dieron una clase práctica para saber cómo colocar las sillas, a qué altura tener los cinturones, cuándo cambiar la posición… Todo esto tocando todo con nuestras manos. ¡¡Y salimos con las sillas instaladas!!
Un equipo de trabajadores atentos, agradables, formados y educados. ¡¡Y con horario nórdico para conciliar!!Gracias a todos, de verdad. Espero que este post ayude a seguir difundiendo este mensaje. Es importantísimo que los niños viajen en contra de la marcha. Su seguridad está en juego.
Os dejo unas fotos para que veáis que pudimos practicar y aprender con Alicia. Ahora los pitufos viajan más seguros y nosotros más tranquilos.

 

 

Para que veáis que tiene sitio para las piernas
 

 

Para que podáis apreciar lo alta que es esta silla abriéndola del todo
 

 

 

Álvaro atento a las explicaciones para colocar la pata

 

 

 

Por cierto, contaros que durante unos días hemos estado moviéndonos ya con estas sillas y mis hijos ni se marean ni protestan ni nada. A Álvaro le dijimos que esta silla era más segura que la otra y que lo mejor era que viajara en sentido contrario a la marcha. El primer viaje le pregunté si iba cómodo en la silla y me dijo que sí. Desde entonces va contento en su nueva silla y le encanta poder mirarnos a través de un espejo. Yo con los espejos voy muy tranquila porque tengo contacto visual en todo momento sin girarme ni tocar el espejo retrovisor. Y de Diego deciros que es sentarlo y se queda frito ¡aunque sea en un trayecto de tres minutos! Creo que la silla debe de ser comodísima porque a él le encanta y descansa. También os digo que si hubieran protestado o Álvaro no hubiera aceptado el cambio, tiraría de algún tipo de dispositivo tecnológico para que protestaran menos, porque su seguridad está por encima de las protestas.

 

 

Y tú, ¿te unes a contra marcha?
Hoy reflexionamos Hoy viajamos

Clase de seguridad vial – Parte I

Ayer me tocó conducir a mí. No penséis que no cojo el coche, lo hago habitualmente pero lo normal es que, cuando hacemos un viaje largo y vamos todos en el coche, mi marido ejerza de chófer de la familia y yo vaya de copiloto para estar “al quite” con los pitufos. Sin embargo, ayer me tocó conducir y pude comprobar lo desagradables que se pueden hacer los viajes de vuelta tras un puente en Madrid por varios motivos. Me gustaría que este post sirviera para que todos nos concienciáramos más de lo que supone un despiste, haber olvidado algunas nociones de conducir o los errores del Estado a la hora de gestionar los temidos festivos.
Empezaré por comentar que, aunque no volvíamos de la playa, sí cogimos un trozo de la A-3, la carretera que conecta a la capital con la costa levantina. A lo largo de los cien kilómetros por los que circulamos de esta autovía pude observar como uno de los carriles (de dos que tiene) el sentido Valencia ya estaba inutilizado para abrirlo como carril adicional. ¿A qué hora se abren esos carriles? A ver, si la previsión es que viajen muchas familias y, realmente, lo que deseamos es aliviar la afluencia de los turismos me parece perfecto que se habilite un carril adicional del sentido contrario. Pero señores, ¡habilítenlo! Yo pasó a las seis de la tarde y vi como los coches que iban en sentido Valencia iban en un solo carril y el otro estaba cerrado. ¿A qué hora piensan que viajamos? Lo suyo es que esté abierto, por lo menos, desde las tres de la tarde, para que la gente que vuelva a lo largo de la tarde pueda cogerlo y agilizar el movimiento de los coches. Si van a bloquear uno de los dos sentidos, por lo menos, que sea para algo productivo.
Otra cuestión: las rectas porque son rectas y las curvas porque son curvas, siempre hay alguien que se pasa el tiempo pisando el freno de forma continuada. A ver, el coche, si no le pisas al acelerador va bajando de velocidad. También tienes las marchas para ir reduciendo con el freno-motor. ¡No es necesario que te pases todo el trayecto gastando pastillas de freno!
Más cosas: todos debemos circular por el carril de la derecha. Sí, has leído bien. El carril bueno es el de la derecha. El de la izquierda (o central, si tienes la suerte de andas por autovías con tres carriles) se dejan reservados a los adelantamientos. Adelantar significa que llegas, adelantas y vuelves al derecho. No puedes salir para adelantar a la misma velocidad que el que va delante. Si en algún momento estudiaste física aprenderías la relación entre la velocidad, distancia y tiempo. Sabes que, matemáticamente, es imposible que adelantes a nadie si las velocidades son iguales. Y para ir a la misma velocidad, chico, quédate detrás porque claro, lías una importante a los de atrás.
¡Ah! ¡Y los intermitentes están para usarse! Aún no tengo en mi cabeza ningún chip para adivinar que pretendes moverte a otro carril, así que, por favor, por mi seguridad y la tuya, úsalos para hacer cualquier desplazamiento lateral o si pretendes salirte en la próxima salida. Y ya de paso, estate atento por si te lo dejas puesto. Normalmente suele hacer un sonido bastante molesto y repetitivo; y yo no sabré si es que se te ha olvidado o vas a desplazarte, así que presta atención a tu vehículo.
Y bueno, creo que hay más cosas que me gustaría recordarles a los conductores pero por hoy creo que es suficiente. Me reservo, al menos, una segunda parte también un poco cañera porque se ven cosas peligrosas. Cuando hace años iba sola me daba miedo porque la gente no presta atención y mi vida corrían peligro; pero ahora que viajo con mis hijos, quiero protegerlos por encima de todo. Y si desde el blog puedo hacer que la gente sea más consciente de los errores más usuales que pueden costarnos la vida, pues prefiero que hagamos un análisis de nuestra conducción y aprendamos a ser mejores conductores para nosotros y para el resto de las personas.
¡Feliz lunes!  
Hoy viajamos

Visitamos el embalse de Valmayor

Hoy visitamos

Se acerca el puente de San Isidro en la capital de España y hoy quiero hablarte sobre una excursión que puedes hacer en cualquier momento. Nosotros hace unos fines de semana fuimos con los niños y con Tiza porque mi marido se levantó con ganas de sorprendernos con una mañana diferente, paseando por la naturaleza y disfrutando de la “no playa” de Madrid: así que fuimos al embalse de Valmayor.
Hay una pequeña salida en la carretera M-505 en la que h