Hoy reflexionamos

Alimentación infantil: un reto para todos

fruit-1213041_1920

Nunca me he caracterizado por ser la típica madre alterada con lo que comen o dejan de comer a sus hijos. Vamos, de hecho, soy bastante flexible en cuanto a la cantidad de comida que comen mis hijos respetando sus gustos y sus necesidades.

Sin embargo, reconozco que desde hace un tiempo estoy bastante concienciada con el tema del cuidado en la alimentación infantil, porque creo que es vergonzoso que cada vez haya más niños con problemas de obesidad en nuestro país.

Las cifras son alarmantes y, sin embargo, muchos padres siguen girando la cabeza como si el tema no fuera con ellos.

Pues lo siento, pero sí tiene que ver con nosotros. Los padres somos los responsables de lo que comen nuestros hijos siempre, en todo momento, así que no, no vale girar la cabeza; hay que dar un paso al frente.

Y yo, siendo vegetariana, reconozco que mis hijos comen fruta y verdura en cantidades bastante elevadas, pero se debe, principalmente, a tenerme a mi como modelo para ellos. Así ha sido muy sencillo integrar estos hábitos alimenticios en su día a día.

Porque ahí tenemos otro problema: muchos los adultos no comen como deberían de comer y, claro, así no puedes negarle a tu hijo el chocolate si tú comes. Hay que predicar con el ejemplo, siempre lo digo

En mi caso, cuando comemos todos juntos las comidas nos gustan a todos los miembros de la familia y la única que no tiene proteína animal soy yo, pero intento sustituir el alimento para que todos comamos de los mismos. Por ejemplo, si ellos comen hamburguesas caseras, yo tengo hamburguesas caseras vegetarianas. De esta forma, todos comemos hamburguesas, pero cada uno de su estilo y, por supuesto, todos podrían comer de las hamburguesas vegetarianas 😉

Otra cuestión que escucho bastante es que en nuestra infancia nos comíamos el bocata de chorizo en el parque y era lo más sano. Por partes, que esto tiene matices:

  • El chorizo que comíamos hace 20 años no tenía ni la mitad de conservantes ni de azúcares que tienen los chorizos de hoy en día sobre todo los industriales
  • Además, te lo comías en el parque es decir estabas jugando corriendo saltando manteniendo actividad física
  • Todos los días no se puede comer chorizo. Ni antes ni ahora. Hay otros alimentos muchísimo más sanos para tomar cada día, frutas, por ejemplo -y mejor si son de temporada-.

Hoy es mucho más te cuente ver a los niños con productos envasados y enchufados a una tablet o un móvil a una consola porque los parques están vacíos o al menos no tienen la población de niños que están escolarizados y sin escolarizar

La obesidad se presenta por varios factores:

  • Comer mal -comer exceso de dulces y azúcares-
  • No practicar deporte.

Y ojo que las bebidas infantiles azucaradas, los refrescos, los zumos… tienen un porcentaje altísimo de azúcares añadidos nada saludables ni para ellos ni para nosotros.

Los niños no necesitan beber refrescos y no necesitan comer chucherías, chocolates o bollos todos los días. Eso debería de ser una cosa muy ocasional porque no es saludable. A veces, ya no es que engorde más o menos, es que es un producto malo para nuestro organismo. Sin más

Y cuando llegan los cumpleaños me sigo escandalizando al ver esos platos de chucherías con sándwich de pan de molde blanco con embutidos azucarados, con refrescos azucarados y con tarta que es azúcar pura. Todo ello es un chute de azúcares y de grasas malas para su organismo que no me parece normal. Y lo consentimos en muchas ocasiones. Todos

Podríamos intentar hacer celebraciones serán a base de frutas apetecibles cortadas en trozos, con variedad de colores -plátano, manzana, fresas, mandarinas, kiwis, granadas, peras, melocotones, melón, sandía…- cada temporada tiene colores variados y sabores únicos.

Limonadas naturales, zumos recién exprimidos en casa, por todos para agasajar a nuestros invitados. Vale, sí, da trabajo. Pero merece la pena. Por ellos y por nosotros. Y, por supuesto, agua. Hidratar el cuerpo es fundamental.

En mi caso intentaré modelar a través de mi ejemplo la importancia de hacer deporte, de prevenir la obesidad, de cuidar mi alimentación, de prevenir cánceres, de comer sano, pero disfrutando de una buena mesa y de la importancia de cuidar nuestro cuerpo con lo que realmente necesita: agua, deporte, naturaleza y felicidad :)

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No hay comentarios

Deja una respuesta

Close