Crianza

5 trucos para trabajar con un bebé desde casa

DSC_0779

De las cosas más complicadas que he hecho en mi vida, trabajar con un bebé en casa es, sin duda, de las más complicadas. Y cuando en lugar de uno tienes dos, la cosa es francamente difícil.

Y es que intentar sacar adelante trabajo con niños pequeños pululando es duro. A veces da la sensación de hacer todo a medias como dice Diana en su artículo “el arte de vivir a medias”.

Por eso, cuando tengo picos de trabajo elevados, me viene fenomenal leer y releer estos cinco trucos que escribí hace mucho tiempo pero que nunca publiqué y que hoy, por si os cuadra y os va bien, dejo por escrito para todas.

  • Empieza por apuntar todas las tareas que tienes por delante

Muy importante saber todo lo que tenemos que hacer. Si lo tenemos por escrito, no se nos olvidará. En mi caso he sido mucho de tirar de memoria hasta que descubrí que la maternidad hacia que no se me pasaran las cosas de los niños pero que olvidara el motivo por el que había ido a la cocina, ¿os suena?

Ahora lo apunto todo: citas médicas, llamadas pendientes, correos que hay que escribir, cosas urgentes, muy urgentes o no urgentes, cumpleaños que tienen los niños…

  • Intenta seguir ritmos o rutinas, serás más eficaz

Somos seres rutinarios, es verdad. A mí, personalmente, me encanta el verano para tener caos y no tener que madrugar y demás, pero soy mucho más productiva el día que tengo la jornada rutinaria del tipo: llevar a los niños al cole, sacar a los perros, preparar la comida, poner la lavadora, sentarme a escribir, preparar el capítulo trece del nuevo curso, recoger a los niños… Si los niños tienen fiesta en el cole no me cunde la mañana ni la mitad de la mitad.

Así que por eso creo que es importante que nos marquemos nuestros ritmos. Por ejemplo, a mí me gusta dejar el robot aspirador funcionando mientras yo llevo a los niños al cole y que él vaya trabajando. La norma es que, cuando no tenga batería, lo vuelva a colocar en el cargador para que al día siguiente pueda volver a ponerlo.

Cuando los ritmos me los salto, noto descontrol, es cierto. ¡Y el tiempo es oro!

  • Aparca las redes sociales

Bueno este punto es uno en los que más fallo y se debe a que me cuesta quitar las notificaciones de las aplicaciones y, si el móvil pita, me es complicado no mirarlo. ¡Y así el tiempo no se aprovecha, es verdad!

Las redes sociales nos quitan mucho tiempo. No es difícil que nos marquemos unos minutos (o segundos si eres muy osada) y se nos vaya media hora viendo las fotos de Instagram, la actualización de Facebook de esa página que tanto te gusta y respondiendo a alguien por Twitter.

Así que, para no procrastinar, lo mejor es silenciar las redes sociales y no acceder a ellas más que un par de veces al día. Yo en el correo electrónico lo hice, aunque me costó mucho tomar la decisión, y me va mucho mejor porque no pierdo tiempo en borrar o responder ese correo que acaba de entrar en el buzón.

  • Tacha las tareas que vas haciendo

Da un subidón cuando vamos haciendo nuestra lista de tareas que debe de ser algo terapéutico porque a mí me tiene enganchada.

Eso de saber que lo he conseguido me refuerza en mis ganas de tener éxito con cada actividad. Y ojo, que no siempre lo consigo y no pasa nada, pero, de verdad, que tachar ayuda a continuar con ánimo. ¿Lo has intentado alguna vez?

  • El bebé tendrá ratitos de descanso o juego, aprovecha para trabajar o para descansar

Pues sí, tener un bebé contigo y trabajar es duro, durillo, difícil, complejo… pero, afortunadamente, los bebés suelen tener ratitos de descanso o juego y podemos aprovechar para trabajar o, por qué no, para descansar con ellos.

No debemos olvidar que con bebés en casa no se duerme igual y que el descanso es fundamental.

Yo tuve una época en la que aprovechaba cuando todos dormían para trabajar y me acostaba a las dos o las tres de la mañana. Al día siguiente, cuando me tenía que levantar, más que levantarme quería morirme. Y las ojeras me llegaban a la barbilla, mi estado de ánimo estaba de capa caída y no tenía humor para nada.

Pero siempre pensaba que merecía la pena, hasta que comprendí que no todo vale. Que mi familia me necesita feliz, sonriente, descansada, con humor y ganar. Que trabajaré y sacaré mis proyectos personales y profesionales con ilusión y ganas porque somos equipo y, gracias a mi familia, podemos trabajar y pasarlo bien sin que sienta esa presión en el pecho como si el mundo se acabara.

Porque, realmente, no importa tanto que el curso que tenía previsto salga el 15 o el 16 o el 20, lo importante es disfrutar en el trayecto, en ese viaje y dar lo mejor de ti.

Y para eso tienes que estar bien, contigo misma, con tu familia y con la vida. Así que igual podría ser el sexto truco: sé feliz. Trabajar desde casa no es fácil, si encima tienes que encargarte de un bebé, la dificultad es mayor pero el privilegio de compartir estos primeros meses o años a tiempo completo hacen que merezca la pena, aunque haya que bajar un poco el ritmo, ¿no creéis? Conste que estoy escribiendo esto mientras los mayores duermen una mini siesta y la peque está con fiebre en la mochila a mi espalda 😉

Y ahora os toca a vosotras, ¿qué trucos usáis para trabajar desde casa? ¿Y si le añadimos el tema niños, ¿cómo lo hacéis?

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

4 Comentarios

  • Reply
    Amparo
    20/09/2017 at 07:44

    Buenos dias!;)
    EN mi caso, no es trabajo….pero te cuento igualmente.
    Soy mami, como tu , de tres.Vera 10 meses, Jara q hara 3 años en noviembre, Alba de 5 años.
    Soy maestra de educacion infantil y trabajo en eñ cole donde van mis hijas.
    Mi problema es q soy interina…Este año he d opositar si o si…Se prevén muchas plaazas y se rumorea q quien no apruebe no va a trabajar, inaginate el panorama.

    Llevo una semana completamente deprumidar.Sé q he de estudiar…pero no encuenteo el mto..Asi q voy a intentar aplicar tus trucos a ver si tengo suerrte y veo la luz…aunq es lo q tu dices, el peso del pecho ahí está…..poquito a poco…a ver si tengo suerte….
    Un.besazo y enhorabuena por tu blog,!!!!!;)

    • Ely
      Reply
      Ely
      07/11/2017 at 13:48

      Espero que tengas suerte y seguro que todo te va bien. Sé que es difícil pero la maternidad nos enseña a ser eficaces. De hecho, antes de ser madre, si hubiera aprovechado el tiempo vimos ahora, estoy segura de que podría haber creado un imperio

  • Reply
    Taisa - Las Aventuras de Taisa
    22/10/2017 at 23:12

    Uf, me siento super reflejada. Empecé a trabajar desde casa cuando el mayor tenía algo más de 2 años. Al principio genial, luego se puso más demandante, a pesar de tenerme en casa todo el día. Trabajaba de madrugadas muchas veces. Luego me quedé embarazada y fatal además de nauseas, así que muy mal… Y ahora con la peque, pues bueno. Me las voy apañando, cuando era chiquitita no daba un ruido. Ahora entre las que me lía y que quiere tocar todo… Le tengo un teclado a mano para dejarle mientras trabajo 😛
    Y bueno, voy a ver si ya dejo de procastinear y voy a ver si termino cosas y me puedo ir a la cama xDDD

    • Ely
      Reply
      Ely
      07/11/2017 at 13:44

      Gracias por pasarte y comentar. Es complicado porque no hay fórmula perfecta. Poquito a poco

    Deja una respuesta

    Close