Lactancia Reflexión

20 Mitos sobre la lactancia materna

Hoy vamos a ver 20 mitos sobre la lactancia materna y vamos a explicar dónde está el mito. ¡Espero que te guste y aprendamos más!

1.       Dar el pecho duele
Parece que la idea de que “dar el pecho duele” está muy extendida. Después de un parto doloroso, las mujeres debemos seguir “sufriendo” con una lactancia dolorosa. Total, por nuestros hijos haríamos lo que fuera, ¿verdad? ¡Pues no! Dar de mamar no es doloroso. Dar de mamar es un proceso natural y biológico que está en nuestros instintos pero que, a veces por mala información, mal enganche del bebé o mal asesoramiento produce dolor. Si te duele, prueba con otra postura. Recuerda que el bebé no debe coger solo el pezón, sino toda la areola con los labios en posición evertidos. Si tienes dudas ponte en contacto con personal sanitario o con asesoras de lactancia.
2.       El tamaño de mis pechos es pequeño
El tamaño del pecho no tiene nada que ver con la capacidad para fabricar leche. Un pecho pequeño es capaz de alimentar a gemelos y trillizos, así que no pienses que por tener poco pecho no podrás ser capaz de criar a tu pequeño.
3.       No todas las mujeres tenemos leche
Las mujeres somos mamíferas y tenemos leches. Hay muy pocos casos de mujeres que no hayan podido alimentar a sus hijos porque no han generado leche. Si no tuviéramos esa capacidad, el ser humano haría siglos que se habría extinguido para siempre. Piensa que las leches de formula solo tienen unos años, así que si estamos aquí es porque la capacidad de producir leche en las mujeres es intrínseca.
4.       El calostro es amarillo porque es leche podrida
No, el calostro es amarillo porque contiene muchísimas sustancias y vitaminas. No es leche podrida ni acumulada durante los nueves meses y “caducada”, así que no debemos sacarla y tirarla. El calostro es la primera vacuna que recibe el bebé. 
5.       Mi leche esta aguada
El 90% de la leche es agua, por lo que es normal que veas la leche como sustancia acuosa. De todas formas, la leche es un líquido. No te preocupes por su apariencia, contiene todo lo que tu bebé necesita desde su nacimiento hasta su destete. Piensa que va variando su composición a medida que el bebé crece, e incluso si sólo tiene sed será más “agua”.
6.       El bebé necesita otros líquidos (agua, infusiones o te) para no tener sed
La OMS (Organización Mundial de la Salud) dice que los bebés sólo necesitan lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, y hasta los dos años o hasta que la madre y/o el bebé decidan, debería ir complementándose con la introducción de nuevos alimentos. Las infusiones, agua o té no son necesarios para los niños. De hecho, su estómago no está maduro para otros alimentos. Con tu leche es suficiente, de verdad.
7.       Tu leche no alimenta
Todas las leches de todas las mujeres alimentan. Si no, la naturaleza que tanta experiencia tiene nos habría hecho alimentarnos de otras cosas, ¿no crees? No pongas en duda tu capacidad de amamantar. Relájate y disfruta de tu momento con tu hijo. Cuando tenga 30 años, te acordaras de lo necesaria que eras para él… Confía en ti.
8.       Si llora es porque se queda con hambre
Los niños lloran por diferentes motivos. Uno puede ser el hambre pero no es el único. Puede tener algún gas que le molesta, el pañal mojado, puede querer que lo tengas en brazos y sentirte cerca… El hecho de ser pequeños no significa que sus necesidades sean menores que las de un adulto. Lo que nos ocurre es que necesitamos un tiempo para conocernos y entendernos. Puedes probar, si crees que es hambre, a darle el pecho. Total, no pierdes nada. Si era hambre o sed, listo. Si era consuelo y cariño, también lo consigue. Si quería tenerte cerca, estará al lado de tu corazón, ¿qué más se puede pedir?
9.       Mi hijo pide cada poco rato, igual no le alimenta
¡Siempre alimenta! Puede ser que esté en una crisis de crecimiento y necesite mayor cantidad de leche. No te preocupes. Ellos, los bebés, conocen la forma de que tu pecho cree más cantidad de leche. Consiste en succionar más durante unos días para decirle al pecho que se necesita más. En unos días se vuelve al ritmo habitual. 
10.   Si no aumenta de peso según los percentiles médicos, hay que dar suplemento
Los percentiles que usamos en España están hechos con una pequeña muestra de niños y niños que no eran lactantes de pecho sino de biberón. Por lo que los patrones de crecimiento no se ajustan a los de lactantes de pecho de forma exclusiva. La OMS sacó estos patrones con una muestra mucho más grande de población para hacer la estadística. De todas formas, la estadística con números y nosotros estamos hablando de personas. A no ser que tu hijo esté enfermo, hay que tener varias cosas en cuenta antes de empezar a dar suplemento, por ejemplo la genética. De padres delgados no puedes pretender que tu hijo sea un niño gordito. ¿A qué no te planteas que tu hijo mida 2,10 m con padres de 1,60 m? 
11.   A partir de X meses tu leche no alimenta
¡La leche siempre alimenta! Lo que pasa es que a partir de los seis meses, hay que ir complementando la alimentación del pequeño con otros alimentos que iremos introduciendo de forma lenta y progresiva hasta los dos años. Pero recuerda, se llama Alimentación Complementaria a la Lactancia Materna. No hay que quitar el pecho para dar puré o filete. Hay que dar el pecho y, después, que vaya comiendo, poco a poco, otros alimentos.
12.   Ya tiene seis meses, es mayor para tomar pecho
¿Mayor? Mayor es una persona con 18 años, ¿no? Con seis meses tiene seis meses y eso significa que tiene unas necesidades diferentes a las que tienen cuando nacen. Cuando tenga 15 años tendrá otros, te lo aseguro. A partir de los seis meses, la OMS recomienda introducir la alimentación complementaria a la lactancia materna. 
13.    Se debe dar de mamar cada tres horas, diez minutos con cada pecho
La lactancia a demanda es a demanda. No valen relojes. Ni prisas. Habrá tomas en las que tomara solo de un pecho durante dos minutos; otras en las que tomara de los dos durante media hora; otra tomará de un durante una hora… es importante respetar sus necesidades con el fin de que, poco a poco, su cuerpo empiece a madurar. La leche materna es de fácil digestión y puede ser que pidan cada media hora o cada cuatro. Nadie mejor que tu bebé sabe cuándo tiene sed, hambre o necesidad de amor de mamá. 
14.   Una mujer con nervios no debe dar de mamar
Una mujer con nervios puede dar de mamar. Lo único es que estará nerviosa, pero la leche no va a llevar estrés en su composición. Es más placentero para todos tener una comida tranquila y disfrutando de la compañía, ¿o no? 
15.   Una mujer que amamanta no debe comer ciertos alimentos
Una mujer que amamanta debería tener una alimentación equilibrada para poder tener todos los nutrientes que su cuerpo necesita. Más aun cuando está criando, pero vamos, nuestras vecinas de África comen lo que pueden y dar el pecho no es una opción, es la única vía de supervivencia para sus hijos.
16.   Si das el pecho no debes mantener relaciones sexuales
No tiene nada que ver dar el pecho con tener relaciones sexuales. Puedes mantenerlas siempre que te encuentres bien física y psicológicamente y tu medico ginecólogo no te haya recomendado reposo sexual tras el parto. Pero vamos, que en esto de la lactancia no afecta. 
17.   Si estas enferma debes destetar
Dependerá de la enfermedad que tengas. Si es una gripe, un catarro… ¡no pasa nada! Si se trata de una enfermedad contagiosa a través de los flujos, puede que no puedas dar de mamar. Por ejemplo, el Ébola.
Si tienes que tomar alguna medicación, puedes consultar el factor de riesgo que tiene para la lactancia en e-lactancia.org
18.   Estoy embarazada de nuevo
Puedes continuar con la lactancia durante el embarazo si tú y tu bebé lo deseáis. De hecho, una vez que nazca el nuevo bebé, podrías amamantar a los dos (tándem) siempre dando prioridad al pequeño. Piensa que producirás tanta leche como tus hijos necesiten. Es una decisión personal, pero poder, ¡puedes!
19.   Si has destetado ya es para siempre
En esta vida, casi nada es para siempre. Si has destetado, pero pasados unos días te estás arrepintiendo, puedes volver a dar el pecho. No es un proceso que se consiga de un día para otro, pero no es imposible. Ponte en contacto con una asesora de lactancia cualificada, lee, infórmate bien y ¡adelante! 
20.   Si tienes la regla de nuevo significa que ya no debes dar de mamar
Tener la regla no significa nada más que tu cuerpo vuelve a sentirse con fuerza como para volver a ser fértil. No significa que tengas que destetar ni mucho menos. Lo único es que deberías tener cuidado si no quieres quedarte embarazada porque tener la regla significa que estas ovulando. Es normal que, manteniendo la lactancia, las reglas sean irregulares. 
Por cierto, es frecuente escuchar, entre otros beneficios que tiene la lactancia materna exclusiva, que es un método anticonceptivo. Se conoce como MELA (Método de Lactancia y Amenorrea). Para que sea efectivo se deben dar varios factores: 
a)      Tu bebé debe ser menor de seis meses
b)      No debes de tener la regla
c)       Debe tomar lactancia materna exclusiva a demanda (en duración y frecuencia) y nunca sobrepasar las seis horas por la noche y cuatro por el día sin mamar. Preferentemente no llevarán chupete
Cumpliendo estos tres factores, el porcentaje es 0 en las doce primeras semanas del bebé y entre 1% y 2% en el segundo trimestre de vida del pequeño.

Y tu, ¿has escuchado alguno de estos? ¿conoces otros? ¡Gracias por comentar!

 

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

3 Comentarios

  • Reply
    Mamá de día y de noche
    27/02/2015 at 10:56

    Jajaja muy buena! Yo he escuchado la de que si tiene gases es porque tú se los pasas por la teta! Así, en modo explosión o burbuja! Gracias por comentar! Muaks!

  • Reply
    Mamá de día y de noche - 10 cosas importantes sobre alimentación infantil
    11/11/2015 at 09:59

    […] ¡siempre! Da igual que tenga 4 meses a que tenga 4 años. La leche materna siempre alimenta. ¡No tenemos que dejarnosllevar por mitos!  2.   Lácteos en nuestra vida Los lácteos son alimentos importantes en nuestra dieta. […]

  • Reply
    Mamá de día y de noche - ¿Debemos obligar a los niños a comer?
    13/11/2015 at 17:12

    […] Y, por supuesto, tenía que dejar de darle tomas de pecho porque “eso” ya no alimenta… ¡Otro mito de la lactancia en boca de un profesional sanitario! No te puedo decir mucho más, porque yo me quedé ojiplática. ¿Si eso mismo se lo hiciera un […]

  • Deja una respuesta

    Close