Reflexión

15 Cosas que adoro del
verano con niños

DSC_0481

Atrás quedaron los veranos en los que era niña o adolescente y disfrutaba de los privilegios de tener unos padres que habían llegado a Madrid desde un pueblito pequeño de Castilla-La Mancha.

Y, sin embargo, nunca podré agradecerles lo suficiente lo que ha supuesto en mi vida como adulta tener la experiencia de esos veranos de “eterna libertad”.

Recuerdo con tanto cariño esas noches largas, rodeada de amigos, viendo las lluvias de estrellas, el atardecer, las mañanas sin prisa y las risas de los niños mientras jugábamos en la plaza del pueblo.

Ahora que soy madre son cosas que valoro enormemente y me encantaría para mis hijos.

Mi pueblo es pequeño teniendo ese “carácter” de familiaridad que se puede dar cuando todos nos conocemos. Pero es lo suficientemente grande como para poder callejear y encontrar rincones chulos.

Y, en verano, luce mejor que nunca, eso es cierto.

Me encantaban esos veranos, lo reconozco, y ahora con niños, hay cosas que siguen encantándome de esta estación del año. Así que he pensado en hacer una lista con cosas que me encantan del verano con niños, ¿me ayudas?

  1. Los días largos propios de la estación
  2. El canto de los pájaros al amanecer mientras entra un soplo de aire fresco por la ventana
  3. Los desayunos sin prisa, en la terraza, con tostadas con aceite
  4. La ropa fresca, corta y colorida del verano
  5. Los mercadillos con ropa, con fruta y verdura, con sartenes y con trapos, con gente, con saludos y cortesía
  6. Las ensaladas: de pasta, de arroz, de legumbres y de lechuga. Las salsas acompañándolas y las verduras recién cogidas del huerto
  7. Un baño en la piscina antes de comer. Ese baño que, en principio, seria cortito, pero termina con el aperitivo allí y comiendo a las cuatro de la tarde
  8. Las siestas del verano. Son mágicas y muy reponedoras 😉
  9. Los paseos por el campo con los niños, los perros y una cámara de fotos
  10. Ver el atardecer mientras cenamos y despedimos al sol, con esos colores únicos.
  11. Los conciertos de verano, con la rebequita puesta
  12. Las noches de juegos en la plaza del pueblo y esa sensación de querer parar el tiempo porque es la mejor hora para estar en la calle
  13. Las barbacoas con familia y amigos, esas conversaciones que tienen sentido cuando estás bien rodeado
  14. Las guitarradas que hacen que se contagie el amor por la música a los más pequeños, cantando Sabina, Ella baila sola o al mismo Fonsi
  15. Ver cómo crecen los niños durante esta estación. Será que comen más, que duermen más, que se cansan más o que disfrutan y viven más, pero crecen de una forma alucinante. ¿O no?

Estar juntos, los cinco, me gusta especialmente y poder compartir momentos de salidas familiares, excursiones, viajes improvisados y visitas familiares, me encanta. Tener tiempo para estar juntos, para reír más y protestar menos, para ser mejores y conocernos mejor, me gusta.

El verano tiene cosas muy positivas. Entre ellas, tener tiempo para leer, reflexionar, descansar de las rutinas o dormir, creo que son a tener en cuenta.

Esta es mi lista de cosas que adoro del verano, y tú, ¿añadirías alguna más?

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No hay comentarios

Deja una respuesta

Close